publicidad

Jurado podrá considerar el delito de homicidio en caso Zimmerman

Jurado podrá considerar el delito de homicidio en caso Zimmerman

La jueza falló tras escuchar la petición de la Fiscalía, que el jurado podrá deliberar sobre la imputación de homicidio sin premeditación.

Miami -  El jurado del juicio contra el vigilante voluntario George Zimmerman, acusado de asesinato en segundo grado por la muerte en 2012 en Florida (EE.UU.) del adolescente negro Trayvon Martin, de 17 años, podrá considerar también el cargo de homicidio involuntario.

La jueza encargada del caso, Debra Nelson, falló hoy, tras escuchar la petición de la Fiscalía, que el jurado de seis mujeres podrá deliberar también sobre la imputación de homicidio sin premeditación, una decisión que trató inútilmente la defensa de echar por tierra.

Don West, abogado de Zimmerman, se enzarzó en una agria conversación con la jueza en la que calificó de "truco", "estrambótico" y "vergonzoso" el intento del Estado de presentar, mediante "tácticas engañosas", el cargo de asesinato en tercer grado y homicidio involuntario contra su cliente.

La jueza respondió en tono duro a la defensa que no quería volver a oír el término "truco", al tiempo que negó a los abogados de Zimmerman más tiempo para estudiar estos nuevos cargos.

No obstante, la jueza dictó que el jurado, compuesto por seis mujeres, no considerará la imputación de asesinato en tercer grado, como solicitaba la Fiscalía.

La fiscalía del Estado y la defensa de Zimmerman se enzarzaron en una rueda de réplicas y contrarréplicas sobre los nuevos cargos imputados y sus implicaciones, en un proceso judicial que ha conmocionado Estados Unidos y devenido en uno de los más mediáticos de los últimos años.

publicidad

Profundamente indignado, West señaló que era "vergonzoso" declarar que existían "pruebas definitivas" que indicaban que Zimmerman había provocado el incidente fatal, para agregar poco después que "no era ilegal" que Zimmerman siguiera a Martin la noche en que se produjo el fatal suceso en que perdió la vida el muchacho.

"El jurado debe absolutamente saber esto", subrayó West, momento en que la jueza le espetó: "No discuta conmigo. No voy a decirle al jurado que seguir a alguien es legal. Si cometo un error usted puede apelar", un comentario que refleja las tensas relaciones que desde el principio del juicio han existido entre West y la jueza.

Zimmerman, de 29 años y madre peruana, mató de un disparo en el pecho a Martin, un muchacho negro de apenas 17 años, la noche del 27 de febrero de 2012 en una urbanización de la pequeña población de Sanford, en el centro de Florida, por donde patrullaba el vigilante de barrio voluntario.

El hispano ha mantenido siempre que disparó esa noche en defensa propia contra Martin, quien regresaba a la casa de la pareja de su padre y caminaba por la urbanización de Sanford con la capucha de la sudadera puesta, lo que despertó sus sospechas.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad