publicidad
.

Un mexicano, líder de red de prostitución se declara culpable logo-notic...

Un mexicano, líder de red de prostitución se declara culpable

Un mexicano, líder de red de prostitución se declara culpable

El mexicano Gerardo Salazar se declaró culpable de operar una red de prostitución en Texas

HOUSTON, Texas — El líder de una red de tráfico sexual que operaba en Houston, Texas se declaró culpable de traer mujeres indocumentadas, alguna menores de edad, a Estados Unidos y obligarlas a prostituirse, informó hoy la Fiscalía.

Líder de red de prostitución se declara culpable /Univision

Gerardo Salazar, mexicano de 51 años, aceptó así su responsabilidad en los delitos de asociación ilícita, transporte de menores de edad con propósitos inmorales, tráfico de inmigrantes y albergue de inmigrantes con propósitos inmorales.

Salazar, conocido como "el Gallo", enfrenta ahora una pena de hasta 40 años de cárcel y una multa de $250 mil, según la Oficina del Distrito Sur de Texas de la Fiscalía de EE.UU.

La red liderada por Salazar operó entre 2004 y 2005, año en el que fue desarticulada y el mexicano se dio a la fuga.

En el 2010 fue detenido en México y el año pasado extraditado a Estados Unidos.

Tras la desarticulación de la banda ya fueron juzgados otros cinco mexicanos que trabajaban para Salazar y que admitieron haber amenazado a las mujeres indocumentadas para que se prostituyesen en bares de Houston.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El secretario de prensa Sean Spicer dijo que el presidente se enfocará en construir el muro primero y en deportar a los inmigrantes que presentan un peligro para la nación.
Miles de mujeres salieron a las calles de la ciudad para unirse a las protestas globales contra el nuevo presidente de Estados Unidos y en defensa de sus derechos.
Donald Trump y Barack Obama no solo tienen conceptos diferentes en política, sino también a la hora de tratar a sus esposas.
En 2009, la ex primera dama le dio un regalo a Laura Bush y pasó desapercibido, pero la reacción de Michelle Obama al obsequio de la nueva primera dama no dejó a nadie indiferente.
publicidad