publicidad
Policías de Milwaukee entrando al juicio

Tienda de armas debe indemnizar a dos policías de Milwaukee

Tienda de armas debe indemnizar a dos policías de Milwaukee

Un jurado falla contra un comercio que incurrió en la venta ilegal de una pistola con la que un hombre disparó a dos agentes.

Un jurado ordenó este martes a una tienda de armas pagarle casi 6 millones de dólares a dos policías de Milwaukee que resultaron gravemente heridos cuando fueron baleados por un arma adquirida allí.

Los jurados emitieron su fallo en una demanda por negligencia contra Badger Guns, interpuesta por los dos agentes. En ella se alega que el establecimiento permitió una venta ilegal pese a las señales de advertencia de que el arma estaba siendo vendida a un "comprador testaferro" o a alguien que adquirió el arma para una persona que no estaba en posibilidades legales de hacerlo.

El jurado estuvo de acuerdo con los policías y falló que el comercio fue negligente al vender el arma.

Los abogados defensores se negaron a comentar tras el veredicto. El representante legal de los policías anticipó años de apelaciones.

El policía Bryan Norberg y el ex agente Graham Kunisch recibieron disparos luego de que detuvieran a Julius Burton por conducir su motocicleta por la acera a mediados de 2009. Videos de vigilancia muestran que los agentes forcejearon con Burton y lo azotaron contra el suelo, antes de que les disparara a ambos en la cara.

De acuerdo a las investigaciones, Burton obtuvo el arma un mes antes de la confrontación, dándole 40 dólares a Jacob Collins para adquirirla de Badger Guns en un suburbio de Milwaukee.

Una de las balas le rompió ocho dientes a Norberg, atravesó su mejilla y se quedó alojada en el hombro. Permanece como policía activo pero argumenta que las heridas le han dificultado sus labores. Kunisch fue baleado en repetidas ocasiones, lo que provocó la pérdida de un ojo y el lóbulo frontal del cerebro. Dijo que las lesiones lo obligaron a jubilarse.

publicidad

El jurado le ordenó a la tienda compensar a Norberg con 1,5 millones de dólares y a Kunisch con 3,6 millones, además de 730,000 dólares en daños punitivos.

Los abogados del establecimiento de armas rechazaron haber cometido alguna irregularidad y dijeron que el dueño, Adam Allan, no puede ser financieramente responsable por los crímenes vinculados a un arma que vendió en su tienda. Badger Guns, anteriormente llamada Badger Outdoors, cerró sus operaciones y fue reemplazada por una armería de nombre Brew City Shooters Supply. Las tres tiendas han sido dirigidas por familiares de Allan.

Las autoridades señalan que han rastreado hasta Badger Guns y Badger Outdoors más de 500 armas de fuego recuperadas de escenas del crimen, convirtiéndola en "la principal distribuidora de armas delictivas en el país", según un documento por un caso federal de 2005 no relacionado.

Norberg y Kunisch citaron esos detalles en su demanda, para establecer un historial de negligencia.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El presidente enumeró varios ataques terroristas en Europa y entre ellos mencionó a Suecia país donde no ha ocurrido ningún incidente violento. Las autoridades suecas han pedido explicaciones sobre estas declaraciones del presidente Donald Trump.
El artefacto explotó alrededor de las 10:30 de la mañana (hora local) y se reportan al menos 29 heridos en su mayoría policías.
Durante una conferencia de prensa, el mandatario estadounidense le preguntó al periodista de CNN Jim Acosta si tenía relación con su nuevo nominado a secretario de Trabajo, Alexander Acosta. Le dijo a una reportera afroestadounidense si podía organizar una reunión con congresistas negros y aseguró no ser racista o antisemita.
Something as everyday as walking to the supermarket becomes a risk students like Jose Reza can no longer take. The possibility alone that police departments can share information with immigration agencies has immigrant communities across the nation on high alert, especially at universities.
publicidad