publicidad
Steven Mark Chaney

Liberan 'inocente' tras 28 años de cárcel

Liberan 'inocente' tras 28 años de cárcel

Dentista reconoce ahora que estaba equivocado en una prueba, lo que mandó a cadena perpetua a Chaney

DALLAS - Un hombre que pasó 28 años en la cárcel, acusado del homicidio de dos personas en Dallas, Texas, en 1987, fue liberado al anularse su sentencia, al quedar desacreditada la evidencia de una marca de mordedura, que lo condujo a prisión.

Steven Mark Chaney fue sentenciado a cadena perpetua después de que un dentista testificara en el juicio en su contra en 1989, que sólo había una posibilidad en un millón de que alguien que no fuera el acusado hubiera hecho las marcas de mordedura que se encontraron en el cuerpo de una de las víctimas.


Steven Mark Chaney
Steven Mark Chaney


El dentista Jim Hales reconoce ahora que estaba equivocado, dado que la ciencia utilizada entonces ha sido desacreditada. El juez estatal Dominique Collins anuló la condena de Chaney después de recibir una petición conjunta de la procuradora del condado de Dallas, Susan Hawk, y del grupo de defensa de reos Proyecto Inocencia.

Chaney, de 59 años, fue liberado la víspera y podrá permanecer en libertad, mientras la Corte de Apelaciones Criminales de Texas revisa el caso. “Podría sentarme y contar todos los males”, dijo Chaney a los periodistas después de salir en libertad, “pero este es un momento de regocijo y no de malos recuerdos”.

En el juicio en 1989, la evidencia de la mordedura convenció a los miembros del jurado de que Chaney era culpable, a pesar de los testimonios de nueve testigos que dijeron que habían pasado tiempo con él el día de los homicidios y que no podía haber estado en la casa de John y Sally Sweek el día en que la pareja fue asesinada.

publicidad

En los últimos años, los científicos forenses han planteado dudas sobre la confiabilidad de la marca de mordedura como evidencia. En 2009, la Academia Nacional de Ciencias publicó un informe que concluyó que no había base científica suficiente para considerar las marcas de mordeduras como evidencia concluyente.

Actualmente, la Comisión de Ciencias Forenses de Texas está revisando los casos en que el análisis de la mordedura contribuyó a declarar culpable a alguien para determinar si estos casos ameritan una mayor investigación.

Los abogados de Chaney presentaron documentos ante la corte, argumentando que nuevas evidencias establecen que su cliente es inocente. La Oficina del Procurador del condado no ha tomado aún ninguna posición sobre si Chaney es inocente, pero concluyó que no recibió un juicio justo.

“Estamos seguros de que cuando la nueva investigación se haya completado, la Oficina del Procurador del Condado estará en condiciones de aceptar formalmente que él es inocente de este crimen”, dijo Julie Less, abogada de la Oficina del Defensor Público de Dallas.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad