publicidad

Juicio federal por obscenidad

Juicio federal por obscenidad

Un jurado en Pasadena tendrá que ver tres filmes pornográficos para determinar si violan las leyes federales de obscenidad.

Cuestion de valores

LOS ÁNGELES, California – Este miércoles comenzarán los discursos de apertura en el caso de un cineasta de Hollywood Hills que enfrenta cargos federales de obscenidad por vender filmes que contienen bestialidad y defecación.

Ira Isaacs, un nativo de los Bronx de 57 años, enfrenta tres cargos criminales por importar o transportar material obsceno para su venta o distribución y un cargo por importar o transportar material obsceno.

De ser encontrado culpable, podría ser condenado a una sentencia de 20 años en prisión federal y $1 millón en multas – aunque es poco probable que cualquier sentencia sea tan severa.

Isaacs, que opera bajo las compañías Stolen Car Films y LA Media, vendió los tres filmes en cuestión – “Gang Ban Horse 'Pony Sex Game'”, “Mako's First Time Scat” y “Holywood Scat Amateurs No. 7” – entre mayo de 2004 y octubre de 2006, según su encausamiento en julio de 2007.

Se espera que los fiscales al jurado los tres filmes en su totalidad – un total de cuatro horas --  la tarde de miércoles en una corte federal de apelaciones en Pasadena.

Un panel de ocho hombres y seis mujeres fueron seleccionados el martes en la tarde para servir como jurados en el juicio. Después de que se presente la evidencia, dos panelistas serán designados como jurados alternos.

Los hechos del caso no están bajo disputa. Isaac admitió haber vendido los filmes a agentes del FBI que los compraron en sitios web como scatcinemax.com usando tarjetas de crédito encubiertas.

publicidad

El jurado tendrá que determinar si los filmes son o no obscenos bajo la ley federal. Si se encuentra que cualquiera de los filmes tiene algún “valor literario, científico o artístico”, entonces ese filme no cumplirá con los estándares federales de obscenidad establecidos en 1973 por la Corte Suprema.

Se espera que el juicio de Isaac dure hasta cinco días. Se espera que él mismo testifique como un experto.

(Con información de City News Service)

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad