publicidad

Juez ordena la liberación de un preso que lleva 43 años en aislamiento

Juez ordena la liberación de un preso que lleva 43 años en aislamiento

Albert Woodfox lleva 43 años en confinamiento. Fue acusado, junto con otros dos presos, de matar, a puñaladas, a un guardia durante un motín en 1972.

Albert Woodfox va a tener que seguir esperando en la cárcel. El último de tres destacados presos del partido Pantera Negra conocidos como los Tres de Angola, estaba a punto de salir en libertad después de 43 años en una celda de aislamiento en los próximos días tras una orden de liberación inmediata emitida por un juez federal. Pero en la tarde de este martes, el fiscal de Lousiana, Buddy Caldwell, ha pedido bloquear dicha orden.

El juez James Brady, a cargo de un caso de derechos humanos que ha tenido gran repercusión, dijo que el exlíder Pantera Negra, de 68 años, debía ser liberado inmediatamente y no ser juzgado otra vez por la muerte a puñaladas de un guardia durante los motines carcelarios de 1972.

publicidad

Brady, quien presidió el caso en Baton Rouge, Louisiana, había ordenado la libertad de Woodfox en un fallo enérgico.

"El único remedio justo es un recurso incondicional de hábeas corpus que prohíba un nuevo juicio al señor Albert Woodfox y libere al señor Woodfox de la cárcel inmediatamente", escribió Brady.

En su sentencia, Brady puso en duda que el estado sea capaz de realizar un "tercer juicio justo"; la edad y mala salud del preso; la falta de testigos; "los daños perpetrados al señor Woodfox al mantenerlo durante 40 años en confinamiento solitario" y "el hecho mismo de que el señor Woodfox ha sido juzgado dos veces".

Albert Woodfox fue acusado junto con otros presos de la muerte a puñaladas de Brent Miller, un guardia de 23 años en la penitenciaría estatal en Angola, Louisiana. Los dos cómplices de Woodfox, Robert King y Herman Wallace fueron liberados en el 2001 y 2013.

La muerte se produjo durante un motín promovido por los Panteras Negras para mejorar las condiciones en las cárceles tristemente célebres de Louisiana.

Amnistía Internacional y la ONU han condenado el encarcelamiento de Woodfox por inhumano, y defensores de los derechos humanos sostienen que el aislamiento prolongado es una forma de tortura.

Woodfox fue condenado en dos juicios, pero las sentencias fueron anuladas por prejuicio racial y falta de pruebas.

publicidad

El secretario de Justicia de Louisiana, James "Buddy" Caldwell, prometió apelar la orden del juez federal, que según su vocero, Aaron Caldwell, "dejaría en libertad a un asesino condenado dos veces".

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad