publicidad

Juez de Los Angeles condeno a pena de muerte por inyeccion letal a hispano asesino.

Juez de Los Angeles condeno a pena de muerte por inyeccion letal a hispano asesino.

Un juez de Los Ángeles determinó aplicar la pena de muerte por inyección letal a Santiago Martínez Jr., por haber asesinado a dos personas.

"El rostro del demonio"

LOS ÁNGELES, California - Un hispano que fue encontrado culpable de los asesinatos de dos ex novias fue condenado el martes a la pena de muerte en Long Beach, al sur de Los Ángeles.

Santiago Martínez Jr., de 28 años, fue condenado a la pena capital por inyección letal por la jueza Joan Comparet-Cassani de la Corte Superior de Long Beach, quien lo llamó "una bestia salvaje" y "el rostro del demonio", al anunciar su sentencia.

En 2005, Martínez había sido declarado culpable por el asesinato de Christina Wilkerson, de 28 años, ocurrido el 18 de marzo de 2003.

Según la investigación, Martínez acuchilló a su compañera 20 veces en el rostro, el cuello y el cuerpo y luego le disparó a quema ropa con un rifle calibre .22.

Por ese crimen el acusado fue sentenciado a más de 50 años en prisión o cadena perpetua.

En noviembre de 2008, otro jurado halló culpable a Martínez del asesinato de su novia Myra Orozco, de 24 años, también residente de Long Beach, a quien atacó con un cuchillo el 30 de marzo de 2003, causándole cerca de 30 heridas. Luego la empujó del vehículo donde estaba y la arrolló dos veces.

La investigación demostró que Martínez asesinó a Orozco porque ésta se negó a ocultar los restos de Wilkerson. En ese caso, el jurado declaró culpable a Martínez de asesinato en primer grado con circunstancias agravantes, lo que abrió la posibilidad de la pena de muerte.

publicidad

Sin embargo, el jurado votó 11-1 a favor de la pena máxima, bloqueando la decisión, por lo que hubo necesidad de elegir un nuevo jurado. El nuevo panel necesitó de sólo 30 minutos de deliberación el pasado 29 octubre para declarar la pena de muerte para el acusado.

La juez Comparet-Cassani negó una moción de la defensa que pedía cadena perpetua para Martínez y ordenó que fuera enviado a la prisión estatal de San Quintín, donde los condenados a pena de muerte aguardan su ejecución.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad