publicidad
La `jubilación¿ de los ex presidentes

Ex presidentes que no paran...

Ex presidentes que no paran...

Ex presidentes de la talla de Bill Clinton y Mijaíl Gorbachov son requeridos para conferencias o simposios por las que les pagan millones.

La `jubilación¿ de los ex presidentes
La `jubilación¿ de los ex presidentes

La Perestroika vs. la apertura

Para muchos, ellos han sido algunos de los mejores políticos del mundo. Testigos y protagonistas de grandes cambios en el desarrollo de las democracias y su influencia internacional. Por eso, ex presidentes de la talla de Bill Clinton, Mijaíl Gorbachov y Felipe González son requeridos para conferencias, exposiciones, simposios o artículos periodísticos. Los emolumentos por estas tareas van acorde con el currículo.

Por ejemplon, Clinton ganó más de $10 millones de dólares en 2006.

Gorbachov, su ex homólogo soviético, ha sido uno de los políticos con gobierno más difícil y complejo.

Frente a sus deseos por encontrar la vía adecuada para la apertura de la Unión Soviética, la rápida desmembración del antiguo conglomerado de repúblicas. Frente a la "revolución tranquila" de la "perestroika", el renacimiento del extremismo nacionalista.

publicidad

Sin embargo, y a pesar del éxito de la caída del Muro de Berlín, Gorbachov se granjeó no pocos enemigos nostálgicos del régimen anterior y renovados aspirantes a capitalista, que veían tímidas reformas.

No obstante, fue él el detonante del fin de la temida Guerra Fría, gracias al término de toda especulación con respecto a la amenaza en potencia que resultaba la conocida como Guerra de las Galaxias.

Este fue un intento del ex mandatario de los Estados Unidos, Ronald Reagan, por mantener distancias con la Unión Soviética en la carrera armamentística que se originó a finales de la Segunda Guerra Mundial y que sólo atizó el fuego de la ira en sus homólogos.

Empero y con la paciencia adecuada, Gorbachov fue capaz de rebajar tensiones incluso aún siendo su política, puesta en entredicho en el país y, mientras Reagan cosechaba triunfos por su acertada agenda económica en Norteamérica.

De hecho, el mandatario ruso aún insistía en 1993 -ya siendo ex presidente- en los cambios del concepto que le precedía y del que era autor.

Por esta Perestroika que abrió el camino de las libertades en la antigua URSS, Gorbachov se ganó un hueco en la historia. El principio de una adaptación a los valores económicos de occidente, aplaudida por éstos.

No es extraño pues, que su ejemplo haya servido para nutrir artículos, crónicas, conferencias, debates o visitas a pie de calle para evaluar opinión.

publicidad

Así, el ex líder recibiría $125 mil dólares por cuatro conferencias en sendos días de celebraciones del 250 aniversario del nacimiento del tercer presidente de Estados Unidos, Thomas Jefferson.

Gorbachov habló en tres universidades de Virginia y en el Public Forum, de Richmond, ambos en Estados Unidos. Algo impensable para cualquier presidente soviético que le antecedió.

Para periódicos mundiales

Aunque Gorbachov se ha prodigado en actos y eventos de modo altruista y sin fin económico alguno.

Gracias a ello, el reconocimiento internacional ha llegado de distintas partes del globo. Sirva como botón de muestra el hecho de que recibiera las llaves de Quito de manos del alcalde de la ciudad y el deseo que el ex presidente le confesó: bajar los impuestos de los ciudadanos.

"Pienso que hay que bajar un poco los impuestos a la gente que vive aquí en la capital", dijo Gorbachov al agradecer el título de huésped ilustre de Quito, ciudad declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

Gorbachov recibió una condecoración del Parlamento Andino y dictó una conferencia sobre "Las claves del éxito" en la "Capilla del Hombre", el complejo arquitectónico ideado por el pintor ecuatoriano Oswaldo Guayasamín, fallecido en 1999.

publicidad

Otra conferencia, de epígrafe "Las prioridades nacionales y empresariales para alcanzar el éxito en el entorno actual" nos brinda una idea de cómo y cuáles eran las motivaciones de Gorbachov. Trabajos dulces tras la ímproba tarea que le había tocado vivir en su patria.

Este año, Gorbachov escribirá una columna mensual en decenas de diarios de todo el mundo, según informó un portavoz del Fondo Gorbachov.

Premio Nobel de la Paz 1990, Gorbachov encabeza en la actualidad el Fondo que lleva su nombre, que se dedica a la investigación política, social y económica.

"En su primer artículo analizará los resultados de 2006 y en los próximos números responderá a las preguntas de los lectores", señala la fuente, citada por la agencia Interfax.

En virtud del acuerdo alcanzado con la compañía que edita el New York Times, Gorbachov colaborará con prestigiosos diarios europeos, estadounidenses, latinoamericanos y asiáticos.

En junio pasado, durante el congreso de la Asociación Mundial de Periódicos, Gorbachov anunció la compra del 10 por ciento de las acciones del bisemanario opositor ruso Nóvaya Gazeta, donde trabajaba la asesinada Anna Politkóvskaya.

El ex presidente de la URSS prometió que el diario no cambiaría su talante opositor, que le ha convertido en los últimos años en la cabecera más crítica con el Kremlin.

publicidad

Sus palabras valen mucho

Bill Clinton, en cambio, se ganó desde el primer momento la simpatía de sus allegados, sólo truncada por el escándalo sexual con la becaría Monica Lewinsky.

"El primer presidente negro de la historia" -para la gran comunidad afroamericana- disfrutaba del jazz con su saxofón y realizó una política continuista en Oriente Próximo sin iniciar conflicto como ocurriera en tiempos de George Bush.

La caída en picado de popularidad de George W. Bush -hijo del citado- con el bombardeo e invasión de Irak, ha incrementado el carisma del ex mandatario demócrata.

Eso se refleja en la cuenta de resultados y el año pasado, Clinton, ganó más de $10 millones de dólares por discursos y conferencias, según reveló el informe financiero entregado al Senado por su esposa, Hillary Rodham Clinton, precandidata presidencial demócrata.

Esos ingresos, de un total de $10.2 millones de dólares, representaron un 36 por ciento de aumento comparados con los que Bill Clinton había recibido en 2005.

Según el informe de la ex primera dama, su esposo recibió honorarios de $75 mil dólares por un discurso ante una sociedad que financia la investigación contra la leucemia y $150 mil por otro pronunciado en Toronto (Canadá) en nombre de la Fundación Infantil Nelson Mandela.

Durante un viaje realizado a Europa Clinton pronunció discursos en Inglaterra, Irlanda, Sudáfrica, Alemania y Dinamarca, con un ingreso total de $1.74 millones de dólares.

publicidad

El republicano Rudy Giuliani, ex alcalde de Nueva York, y el demócrata John Edwards son otros políticos que informaron al Senado de sus activos; ascendentes a $30 millones de dólares, cada uno.

De hecho, En Estados Unidos es habitual que las grandes personalidades políticas entren en el circuito de conferencias, una vez que se han retirado de la actividad.

Experiencias de gobierno

Igual sucede con otras personalidades de la política como Vaclav Havel, Lech Walesa, Felipe González o José María Aznar.

El ex presidente del gobierno español, Felipe González, ya clausuraba en 1993 ciclos organizados por las universidades españolas y hace un par de años ofrecía una conferencia magistral en Caracas: "El buen Gobierno corporativo" en el marco de la XXX Conferencia Hemisférica de Seguros.

González asumió la presidencia del Gobierno de España por tres períodos consecutivos entre 1982 y 1996, y fue el tercer presidente español en el actual período democrático del país europeo.

El ex presidente español habló de "sus experiencias sobre el buen Gobierno corporativo, cuya práctica es una garantía de transparencia entre las empresas y su entorno", algo que fue secundado por el presidente de la Corporación Andina de Fomento (CAF), el boliviano Enrique García.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad