publicidad

Juan Carlos Chávez tiene las horas contadas

Juan Carlos Chávez tiene las horas contadas

Este 12 de febrero, en punto de las 18:00 horas, el cubano acusado por el rapto, violación y asesinato del menor Jimmy Ryce tiene una cita con la muerte.

El trágico recuento de la muerte de Jimmy Ryce Univision

Este 12 de febrero, en punto de las 18:00 horas, el cubano acusado por el rapto, violación y asesinato del menor Jimmy Ryce tiene una cita con la muerte.

Veinte años después de los hechos, sus abogados han interpuesto una apelación federal para aplazar la ejecución de Chávez, alegando que el uso de la inyección letal viola la Constitución porque es un castigo cruel e inusual. La fecha ha llegado y la petición impuesta sigue sin ser respondida.

En una entrevista con Univision, el padre de Jimmy, Tom Ryce expresó su sentir sobre la ejecución del asesino de su hijo, “su ejecución no nos va a devolver a Jimmy, jamás habrá un real sentimiento de conclusión, pero sí cierra un capítulo importante para mi familia”, señaló.

Según el abogado criminal, Rick Díaz, las probabilidades de que no se realice la ejecución son mínimas o ninguna.

“Chávez no tiene la más mínima o remota posibilidad de demorar su ejecución”, apuntó.

Justicia para Jimmy Ryce, 20 años después

El 11 de septiembre de 1995, la ciudad de Redland, Florida, se envolvió de angustia por la repentina desaparición del pequeño de 9 años de edad, "Jimmy" Ryce.

Samuel James Ryce era llevado de vuelta a su casa por el autobús escolar cuando se desataron los inesperados hechos.

Cuando bajó del transporte, muy cerca de su casa, una camioneta pickup le cerró el camino. El chofer del vehículo, Juan Carlos Chávez, obligó al pequeño a subir al asiento del copiloto a punta de pistola.

publicidad

Chávez trabajaba en el mantenimiento y el cuidado de la propiedad de los Scheinhaus. Dentro de los terrenos de la casa había un remolque en el que él vivía.

Después de raptar a Jimmy de la parada de autobús, lo llevó a la vivienda rodante donde abusó sexualmente de él.

Horas después del asalto, el sonido de las hélices de un helicóptero hicieron que Jimmy se alborotara y corriera hacia la puerta para poder escapar pero una bala disparada por Chávez impidió que el desaparecido fuera encontrado por las autoridades.

Juan Carlos Chávez, de 28 años, llevó el cuerpo sin vida de Jimmy Ryce a la casa de sus patrones y ahí decapitó y desmembró al niño de 9 años.

Los padres y la hermana de James, al igual que la comunidad de Redland, emprendieron una búsqueda por todos los rincones de la ciudad.

Semanas antes de lo ocurrido, la patrona de Chávez reportó a la policía la desaparición de una pistola y joyas de su propiedad. El primer sospechoso en la mira era su trabajador.

El 5 de diciembre de 1995 la señora Scheinhaus contrató un cerrajero para entrar en el deshabitado remolque de Juan Carlos Chávez para buscar los objetos extraviados. Al entrar al lugar, lo primero que encontraron fue el arma de fuego y después de recorrer cada rincón del lugar hallaron la mochila, los libros y algunos papeles propiedad de Jimmy Ryce. La señora Scheinhaus reportó al FBI el descubrimiento en el remolque al día de los hechos.

publicidad

Las autoridades dieron con el paradero del sospechoso y lo llevaron al Departamento de Policía de Metro-Dade para ser interrogado.

Después de más de 50 horas de cuestionamientos, Juan Carlos Chávez admitió haber raptado, violado y asesinado al niño Ryce además de relatar, de manera específica, cada detalle de su crimen.

El homicida declarado ayudó a las autoridades en la localización del escondite de los restos de Jimmy. Las partes de su cuerpo se encontraban enterradas en tres contenedores con cemento.

El 21 de noviembre del 2002 se confirmó que Chávez sería ejecutado como veredicto final de la Corte después de encontrarlo culpable de todos los cargos que se le adjudicaron.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad