publicidad

Jóvenes reciben nueve años de prisión por asesinar a un mexicano en Pensilvania

Jóvenes reciben nueve años de prisión por asesinar a un mexicano en Pensilvania

Brandon Piekarsky y Derrick Donchak de Pensilvania, fueron sentenciados a nueve años de prisión por haber cometido un "crimen de odio" contra el mexicano Luis Ramírez.

El delito fue calificado un crimen de odio

WILKES BARRE, Pensilvania - Los jóvenes Brandon Piekarsky y Derrick Donchak de Pensilvania, fueron sentenciados a nueve años de prisión por el "crimen de odio" cometido contra un inmigrante indocumentado mexicano.

El crimen en contra de Luis Ramírez, de 25 años de edad, oriundo de Guanajuato y padre de tres hijos, ocurrió en el 2008 en la zona de Shenandoah.

Según los investigadores del caso, Piekarsky y Donchank atacaron y golpearon a Ramírez por ser de origen hispano. La golpiza resultó en la muerte de Ramirez dos días después del ataque.

Aunque los jóvenes fueron inicialmente exonerados de los principales cargos estatales, el Departamento de Justicia de Estados Unidos tomó cartas en el asunto y decidió enjuiciar a ambos sospechosos, bajo los estatutos federales por crímenes de odio.

Piekarsky, de 19 años, y Donchak, de 21, fueron acusados por la comisión de crimen de odio federal en relación con el asesinato. Donchak también fue acusado con tres cargos adicionales de conspirar con la Policía de Shenandoah para impedir la investigación del caso.

Resultados del caso federal

En octubre del 2010, un jurado encontró a los jóvenes, culpables de la acusación de haber cometido un crimen de odio.

La fiscal federal, Myesha Braden, dijo en el tribunal que aunque Piekarsky y Donchak, no quisieron matar a Ramírez, pensaron que su origen hispano "de alguna manera, lo hacía merecedor de ser golpeado en la calle como un perro".

publicidad

La defensa, que durante el juicio trató de presentar a Ramírez como el agresor, anunció que apelará tanto el veredicto de culpabilidad y las condenas a prisión.

Bajo las normas federales, la sentencia podría haber sido de 12 a 15 años, pero el juez Richard Caputo optó por una menor debido a la conducta de los condenados antes de la golpiza. Según se explicó, Piekarsky y Donchak no tenían antecedentes criminales y varios miembros de la comunidad abogaron a favor de los jóvenes a través de cartas y testimonios.

El juez observó que no se podían pasar por alto la muerte de Ramírez y las acciones de los dos condenados.

"El jurado determinó que el señor Ramírez murió debido a su origen étnico o raza", dijo Caputo. "Esto es algo grave en Estados Unidos".

Piekarsky expresó remordimiento por lo sucedido y ofreció condolencias a la familia de Ramírez, pero dijo: "no fue algo racial, no soy racista".

Donchak optó por no hacer declaraciones.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El presidente enumeró varios ataques terroristas en Europa y entre ellos mencionó a Suecia país donde no ha ocurrido ningún incidente violento. Las autoridades suecas han pedido explicaciones sobre estas declaraciones del presidente Donald Trump.
El artefacto explotó alrededor de las 10:30 de la mañana (hora local) y se reportan al menos 29 heridos en su mayoría policías.
Durante una conferencia de prensa, el mandatario estadounidense le preguntó al periodista de CNN Jim Acosta si tenía relación con su nuevo nominado a secretario de Trabajo, Alexander Acosta. Le dijo a una reportera afroestadounidense si podía organizar una reunión con congresistas negros y aseguró no ser racista o antisemita.
Something as everyday as walking to the supermarket becomes a risk students like Jose Reza can no longer take. The possibility alone that police departments can share information with immigration agencies has immigrant communities across the nation on high alert, especially at universities.
publicidad