publicidad

Jóvenes latinos sufren de estrés

Jóvenes latinos sufren de estrés

Contrario a lo que se creía, adolescentes y jóvenes latinos sufren más estrés que antes, según revela una encuesta del APA.

Mientras que los padres hispanos pensaban que sus hijos no sufrían estrés, el estudio del APA demostró que aproximadamente la mitad (45 por ciento) de los adolescentes de 13 a 17 años afirmó estar más preocupado este año y tan sólo del 2 al 5 por ciento de los padres calificó el estrés de sus hijos como extremo, mientras que 14 por ciento de los jóvenes de 8 a 12 años, y 28 por ciento de los adolescentes, afirmaron estar bastante o abrumadoramente preocupados."Está claro que los padres no aprecian a plenitud el impacto que está ejerciendo el estrés en sus hijos", afirmó la psicóloga Katherine C. Nordal, PhD, directora ejecutiva de práctica profesional de APA. "Hemos descubierto que el estrés se corresponde con las investigaciones existentes en torno a la percepción que tienen los padres de la participación de sus hijos en conductas riesgosas. Con frecuencia los padres no reportan con exactitud suficiente el uso de drogas, la depresión y la actividad sexual de sus hijos. Y ahora parece que ocurre lo mismo con el estrés".El estrés y los hispanosLos resultados de la encuesta "Stress in America" muestran que los adultos en general siguen reportando altos niveles de estrés, y muchos afirman que su estrés se ha incrementado desde el año pasado. El 75 por ciento de los adultos encuestados aseguró haber experimentado niveles de estrés de moderados a altos el mes pasado y aproximadamente la mitad reportó que el estrés se ha incrementado desde el año pasado. Además, más de la mitad de los hispanos (53 por ciento) sufre insomio, (49 por ciento) fatiga y cerca de la mitad sufre dolores de cabeza (44 por ciento) y falta de energía (45 por ciento), entre otros síntomas como ansiedad y problemas estomacales.Aunque el 44 por ciento de los adultos reportó que hace ejercicios o camina para aliviar el estrés, muchos encuestados también afirmaron que recurren a actividades más sedentarias para controlar el estrés, como que el 49 por ciento escucha música, el 41 por ciento lee, el 36 por ciento ve televisión o películas más de dos horas diarias, y el 33 por ciento recurre a los videojuegos.

publicidad

"Muchas personas afirman que sus niveles de estrés y la falta de fuerza de voluntad les impiden realizar cambios de estilo de vida y conducta necesarios para mejorar y mantener una buena salud. Es obvia la necesidad de herramientas y de apoyo para controlar mejor el estrés extremo, a fin de evitar serias consecuencias en la salud", añadió la Dra. Nordal.La gran mayoría de los adultos encuestados indicó que su proveedor de cuidados de salud le recomendó cambios de estilo de vida y de conducta (70 por ciento).Sin embargo, muy pocos adultos reportaron que su proveedor de cuidados de salud les ofreció ayuda para hacer cambios duraderos: sólo el 46 por ciento recibió una explicación para la recomendación y sólo del 5 al 10 por ciento fue referido a otro proveedor para respaldar la adopción de cambios de estilo de vida. Además, sólo el 48 por ciento de los adultos reportó que su proveedor de cuidados de salud le dio seguimiento al progreso en los cambios de estilo de vida y de conducta, tales como dejar de fumar, dormir más horas, reducir el estrés, hacer ejercicios, perder peso y adoptar opciones de alimentación más saludables.En general, los encuestados citaron numerosos obstáculos en sus esfuerzos por hacer cambios duraderos de estilo de vida y conducta: falta de fuerza de voluntad (33 por ciento); no disponer de tiempo suficiente (20 por ciento); y falta de confianza (14 por ciento). Más de una de cada diez personas mencionó el estrés como el obstáculo que les impide hacer cambios de estilo de vida y de conducta (el 14 por ciento de los adultos reportó estar demasiado estresado para hacer dichos cambios).

Lo que puedes hacer para sobrellevar la actual crisis económica es:1.

Haz una pausa pero di no al pánico. La televisión y los periódicos

están llenos de malas noticias pero debes aprender a no dejarte atrapar

por la ansiedad y tomar malas decisiones. Evita la tendencia de

reaccionar exageradamente o muy pasivamente. "Evalua que nos estás

estresando, tanto en general como específicamente en tus finanzas",

explica Angela Londoño-McConnell, psicóloga latina miembro de la APA en

Atlanta. 2. Identifica tu problema financiero. "Después

debemos decidir qué esta bajo nuestro control y qué no, así como

aquello que podamos cambiar, y qué no podemos", dice Angela. Para la

APA, este paso significa darte cuenta de tu situación financiera en

particular para saber qué te está causando estrés.3. Formula un

plan de acción. Una vez que sepas qué cosas están bajo tu control, haz

una lista de cómo puedes reducir los gastos o manejar tus finanzas más

eficientemente. "Limítate hacer un cambio a la vez para no aumentar

publicidad

demasiado el nivel de estrés", recomienda Angela, y el APA añade que te

comprometas a revisar tu plan regularmente para ver si estás cumpliendo

con él.4. Busca ayuda. Si estás teniendo problemas para pagar

tus cuentas o tus deudas, busca ayuda llamando a tu banco. "Busca los

recursos necesarios para llevar a cabo tu plan de acción. Hay personas

que se especializan en ayudarnos en asuntos financieros, por ejemplo.

La falta de acción o ignorar los problemas simplemente aumenta el nivel

de estrés a largo plazo", dice Angela.5. No caigas en conductas

insanas. En tiempos difíciles, algunas personas tienden a desestresarse

a través de actividades insanas, como fumar, beber, apostar o comer

compulsivamente. También la ansiedad puede llevarte a tener problemas

con los que te rodean, por eso el APA recomienda estar atento a estos

comportamientos. "Si el estrés sigue afectado tu calidad de vida,

entonces buscar ayuda profesional de un psicólogo nunca esta demás",

finaliza Angela.6. Convierte la adversidad en oportunidades.

publicidad

Momentos de crisis como estos, según APA, pueden servirte para crecer y

hacer cambios necesarios en tu vida. Ya sea buscando maneras más sanas

de contrarrestar el estrés: caminando para gastar menos gasolina y

hacer ejercicio; comer en casa, acercándote más a tu familia; aprender

nuevas habilidades o cursos en el trabajo para buscar un mejor empleo."Muchos

ejecutivos y empresarios están tan ocupados en estos días que no se dan

cuenta que el desgaste está la vuelta de la esquina y esperan a ver a

un médico cuando ya sienten ardor de estómago, dolor de pecho o ataques

de pánico. Tu salud es una prioridad y ya estarás bien preparado para

hacer frente a tiempos difíciles, si estás en buena forma física,

emocional e intelectualmente", aconseja la doctora Gaby Cora.La

llave es usar el tiempo para pensar diferente y probar nuevas formas de

manejar tu vida, finaliza el APA en su guía de consejos.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad