publicidad
Christian Vazquez

Joven Mexicano fue atacado en Port Richmond por dos jovenes.

Joven Mexicano fue atacado en Port Richmond por dos jovenes.

Un total de 10 ataques en el área han sido calificados como crímenes de odio desde abril. Nadie todavia ha sido arrestado.

Christian Vazquez
Christian Vazquez

Sólo llevaba $10 dólares

NUEVA YORK - Un joven mexicano de 18 años de edad fue atacado el sábado por la madrugada en el área de Port Richmond, en lo que las autoridades de Nueva York califican como el décimo ataque de odio en el condado en los últimos tres meses. Este lunes se informó que un adolescente de 15 años fue arrestado y señalado como uno de los dos responsables del brutal ataque.

La odisea de Christian Vazquez, de 18 años, comenzó cuando regresaba de su trabajo en un restaurante en Manhattan alrededor de las 2:30 a.m. de la madrugada.

Inesperadamente, éste fue atacado por dos adolescentes cerca de la parada de autobuses localizada en la Avenida Castleton y Simonson Place, según el Departamento de Policía de Nueva York (NYPD).

publicidad

Los atacantes le gritaron insultos anti-mexicanos a Vazquez, mientras le golpeaban en repetidas ocasiones. La víctima, que sólo llevaba $10 dólares en los bolsillos, fue objeto de robo en la escena, reportó el Diario La Prensa de Nueva York.

Luego que los dos atacantes se dieran a la fuga, transeúntes del área llamaron a la línea de emergencias 911 para pedir ayuda e informar el suceso. Esto hizo que la NYPD iniciara una pesquisa que este lunes dio frutos positivos con el arresto de uno de los dos atacantes.

El joven arrestado, cuyo nombre no ha sido divulgado por tratarse de un menor de edad, recibió cargos de asalto y robo con agravantes; su caso será manejado por un juez de menores.

Las autoridades indicaron que continúa la búsqueda de al menos otros dos sospechosos que podrían estar implicados. En el área cerca de donde ocurrió el hecho se distribuyeron carteles ofreciendo una recompensa de hasta $2 mil dólares por información que conduzca a la captura de los responsables.

En una entrevista exclusiva de Noticias Univisión 41, Vásquez le describió a la reportera Ana Ledo la forma en que los jóvenes le gritaron insultos anti-mexicanos y obscenidades en inglés mientras lo golpeaban.

La víctima indicó que sus atacantes hablaban en inglés, pero con acento hispano y actuaban como si estuvieran embriagados o drogados, porque al golpearlo le gritaban en español términos como "Sucio mexicano", "Mojado" y otros insultos en inglés y español.

publicidad

"En el momento en que me golpeaban, recuerdo que había otras personas hispanas cerca, en la parada del autobús. Vieron lo que me estaban haciendo pero no hicieron nada", expresó Vásquez, recordando con sentimiento y asombro.

El joven mexicano dijo que sus padres lo trajeron a Estados Unidos porque la vida es mejor aquí. Nunca esperaba que le ocurriera lo que le pasó.

"Hoy me tocó a mi y me golpearon fuertemente en el ojo. Mañana podría ser otro mexicano al que de pronto al que le saquen un ojo o le hagan algo peor", dijo a Noticias Univision 41.

Los atacantes de Vazquez se dieron a la fuga y minutos más tarde, una ambulancia llegó a socorrerlo. Eventualmente fue trasladado al Centro Médico Richmond University donde fue atendido por sus lesiones menores.

A pesar del aumento en la vigilancia del área de Staten Island por parte de la NYPD, los Ángeles Guardianes y otras entidades sin ánimo de lucro, los crímenes de odio en contra de los mexicanos continúan registrándose.

Activistas comunitarios dijeron que se sienten preocupados por esta tendencia, pues el hecho se suma a una serie de ataques ocurridos en las últimas semanas contra inmigrantes de origen hispano en esa zona.

Terry Troia, de la organización sin ánimo de lucro Project Hospitalito, expresó su preocupación ante lo ocurrido y dijo que los hechos demuestran que se está registrando un nuevo tipo de asalto en la zona.

publicidad

"Este último ataques es extremadamente preocupante, porque no es sólo un acto de violencia sino un acto de desafío; desafío de una comunidad que hace sus mejores esfuerzos para buscar la manera de establecer relaciones, hacer la paz y crear un vecindario más seguro", expresó la activista.

"En particular, esta acción fue contra una persona joven, un menor de edad y ese es un nuevo nivel de asalto aquí", agregó.

Por su parte, Nick Estévez, un residente de Port Richmond, dijo que lo que hace falta es infundir más respeto por otras personas. "Es que tenemos ciertas personas que no saben cómo ser respetuosos".

Las autoridades indicaron que se están adelantando investigaciones para establecer las causas del hecho pero que aún no se ha practicado ningún arresto en conexión con este último ataque.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad