publicidad
John Kerry a su salida del hospital.

John Kerry salió del hospital después de 12 días ingresado

John Kerry salió del hospital después de 12 días ingresado

El secretario de Estado de EEUU salió del hospital en donde se recuperaba de una ruptura de fémur que sufrió durante un accidente de bicicleta.

John Kerry a su salida del hospital.
John Kerry a su salida del hospital.

El secretario de Estado de EEUU, John Kerry, salió del hospital de Boston, Massachusetts, en el que llevaba ingresado desde hace 12 días para recuperarse de una ruptura de fémur que sufrió durante un accidente de bicicleta.

"Es realmente maravilloso solo el hecho de salir, ver el verano", afirmó Kerry a la puerta del hospital apoyado en muletas, y señaló que deseaba pasar el fin de semana con su mujer y su perro en casa.

Indicó, además, que había estado en contacto con el presidente de EEUU, Barack Obama, en los últimos días, y que regresaría la próxima semana al trabajo en Washington.

Por su parte, el doctor Dennis Burke aseguró en un comunicado que el secretario de Estado está "trabajando duro en la terapia de rehabilitación para lograr una recuperación completa, que esperamos que ocurra en varios meses".

publicidad

Kerry se rompió el fémur el pasado 31 de mayo en Suiza, cuando el jefe de la diplomacia estadounidense, un ciclista aficionado, se cayó al poco de iniciar un paseo en bicicleta durante unas horas libres dentro de un viaje oficial centrado en las negociaciones nucleares con Irán, según la explicación del Departamento de Estado.

El jefe de la diplomacia estadounidense se trasladó entonces a Ginebra para tratarse y al día siguiente viajó en un avión medicalizado hasta Boston, donde el 2 de junio se sometió a una operación quirúrgica dirigida por su especialista de confianza.

Desde entonces, Kerry ha permanecido ingresado en el hospital de Boston y el Departamento de Estado no ha proporcionado una fecha fija para su regreso a Washington y la reanudación de su agenda oficial.

No obstante, el secretario de Estado ha combinado la terapia física para recuperarse de la operación con llamadas diarias con distintos miembros de su equipo y funcionarios del Gobierno, sobre temas clave como las negociaciones nucleares con Irán o el proceso de normalización de relaciones diplomáticas con Cuba.

El martes, Kerry publicó en su cuenta oficial de Twitter una foto en la que aparece hablando por teléfono en el hospital de Boston, con la pierna derecha reposando sobre una almohada.

Feeling good a week after surgery. Good chats today w/ @AmbassadorRice & @StateDept senior team. The work continues! pic.twitter.com/TzRpR0khQs " John Kerry (@JohnKerry) junio 9, 2015


publicidad

Un funcionario estadounidense aseguró esta semana, además, que la lesión de Kerry no le impedirá unirse cuando se le necesite a las conversaciones en Viena entre Irán y el Grupo 5+1 (Estados Unidos, Francia, China, el Reino Unido y Rusia, más Alemania), que deben alcanzar un pacto definitivo antes del próximo 30 de junio.

La decisión sobre cuándo se unirá Kerry a las conversaciones "no tendrá que ver con su lesión, sino que estará motivada por si tiene sentido y cuándo tiene sentido" elevar el diálogo a su nivel, según garantizó el funcionario, que pidió el anonimato.

El accidente de Kerry en Suiza le obligó a anular su visita a Francia y a España, donde tenía programadas reuniones con el rey Felipe VI, con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y con el ministro de Asuntos Exteriores español, José Manuel García Margallo.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
En 2011 Donald Trump fue blanco de las bromas del Barack Obama tras la polémica por el certificado de nacimiento del presidente y este año, en su primera cena en el cargo, el mandatario anunció que no asistirá.
En medio de su discurso en la Conferencia Conservadora de Acción Política 2017, Trump aseguró que cumplirá lo prometido sobre la construcción del muro de la frontera sur del país y que seguirá con las deportaciones.
Los dreamers dicen que con la situación en EEUU y las nuevas políticas del presidente Donald Trump, temen pedir ayuda financiera para realizar sus estudios, pues les preocupa que esto les cueste su estadía en el país.
Representantes y senadores del partido republicano han sido confrontados, cuestionados y abucheados en los últimos días en asambleas populares celebradas en sus estados. Trump señala a "activistas progresistas" de organizar las protestas.
publicidad