publicidad
El reverendo y activista Jesse Jackson visitó a los familiares de Thomas Eric Duncan en Dallas, y pidió tratamiento humanitario para el paciente.

Jesse Jackson visita a la familia del paciente de ébola en Dallas

Jesse Jackson visita a la familia del paciente de ébola en Dallas

El reverendo y activista Jesse Jackson visitó a los familiares de Thomas Eric Duncan en Dallas, y pidió tratamiento humanitario para el paciente.

El reverendo y activista Jesse Jackson visitó a los familiares de Thomas...
El reverendo y activista Jesse Jackson visitó a los familiares de Thomas Eric Duncan en Dallas, y pidió tratamiento humanitario para el paciente.

El reverendo Jesse Jackson visitó este martes a la familia de Thomas Eric Duncan, el ciudadano liberiano que llegó a Dallas enfermo de ébola, y criticó el trato que se le ha dado, mas propio de un "criminal" que de un "paciente", según dijo.

Jackson mantuvo un encuentro con la madre de Duncan, la hermana y dos sobrinos, con los que rezó para que se recupere el enfermo, que está siendo tratado con un medicamento experimental y se encuentra en estado "crítico".

El defensor de los derechos civiles criticó que el Hospital Presbiteriano de Dallas, en el que está aislado Duncan, "haya expuesto a la comunidad" al ébola cuando no detectó el virus en la primera visita médica del enfermo y lo devolvió a su casa.

publicidad

Jackson tiene previsto acudir al hospital también para dirigir una plegaria.

Según explicó el reverendo en su cuenta de Twitter, fue la familia de Duncan quien se puso en contacto con él para que viajara a Dallas para comprobar que el enfermo está recibiendo el mejor tratamiento posible.

De hecho, Jackson se reunió con el alcalde de Dallas, Mike Rawlings, con ese fin.

Duncan acudió el pasado 25 de septiembre al Hospital Presbiteriano de Dallas con fiebre y dolores abdominales, pero los médicos le dejaron volver a casa con antibióticos sin tener en cuenta que venía de Liberia.

El enfermo regresó al hospital tres días después, cuando fue aislado y posteriormente diagnosticado con ébola, pero esas horas fueron trascendentales para una potencial propagación del virus entre las personas con las que estuvo en contacto.

Las autoridades vigilan a diario a 48 personas que tuvieron contacto con Duncan antes de ser ingresado, diez de ellas con un "mayor riesgo" de haber sido contagiadas, aunque ninguna ha mostrado síntomas hasta el momento.

Praying with Thomas Eric Duncan's mother, sister and nephews. pic.twitter.com/b3AiTpIyLG " Rev Jesse Jackson Sr (@RevJJackson) octubre 7, 2014

Meeting with Mayor of Dallas to discuss how we can help Mr. Thomas Eric Duncan. pic.twitter.com/S6PNlSwRpU " Rev Jesse Jackson Sr (@RevJJackson) octubre 7, 2014


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad