publicidad

Ira causada por Facebook supuestamente inspiró secuestro e intento de asesinato

Ira causada por Facebook supuestamente inspiró secuestro e intento de asesinato

Un cirujano de Miami está acusado de secuestrar y tratar de matar a su ex novia, todo supuestamente a causa de comentarios hechos por ella en Facebook.

MIAMI, Florida - La policía de Miami arrestó a un cirujano plástico por presuntamente secuestrar y tratar de matar a su ex novia, todo supuestamente a causa de comentarios hechos por ella en Facebook.

El Dr. Orlando Llorente, quien previamente ha salido hablando en la televisión local como experto de cirugía plástica, presuntamente torturó a su ex novia por 16 horas el mes pasado, incluso causándole la pérdida del conocimiento antes de dejarla ir. La supuesta víctima le había prometido no contarle a la policía sobre lo ocurrido a cambio de su libertad, pero ella cambió de idea.

“Logró cogerla por el pelo, llevarla y arrastrarla hacia el baño,” dijo la vocera de la policía Kenia Reyes. “Le logró ponerle la cabeza en el inodoro, y ahí cuando ella casi estaba sin respirar, la metió adentro de la bañadera, cogió un trapo, se lo metió adentro de la boca casi causándole no respirar. Ella perdió el conocimiento”.

Durante el transcurso de su secuestro Llorente supuestamente le echó agua en su cara mientras tenía el trapo metido en la boca.

La policía dice que todo comenzó el mes pasado cuando Llorente, de 41 años, confrontó a su ex por algo que puso en su página de Facebook que había visto días antes. De acuerdo al reporte de arresto, la pareja estuvieron juntos por aproximadamente tres años.

publicidad

Durante su tiempo en cautiverio, Llorente presuntamente le demandó que “le contará la verdad sobre el mensaje de Facebook”.

El mensaje sigue siendo un misterio porque la policía se ha negado a revelarlo debido a que es evidencia en el caso.

La mujer, cuya identidad se mantiene anónima, dijo que cuando Llorente decidió dejarla ir, primero le puso la condición de que ella tenía que pretender que nada había pasado.

Llorente después la llevó a las afueras de una farmacia CVS de Pinecrest donde al fin ella dice que le devolvió su iPhone bajo la condición que ella “le enviara un mensaje de texto a su mamá”, de acuerdo al reporte policial. Mientras enviaba el mensaje de texto, ella supuestamente intentó encender la grabadora de voz del teléfono para tener evidencia de lo que estaba transcurriendo.

Cuando este supuestamente se percató de lo que hacía se volvió violento una vez más, agarrándola por el cuello y agarrando su teléfono. Tiró el iPhone al piso, pisoteándolo hasta romperlo en varios pedazos  y llevándose algunos de ellos hasta darse a la fuga.

La mujer le entregó lo que quedó del teléfono a la Policía de Pinecrest como evidencia.

Durante una audiencia el miércoles un juez ordenó la detención de Llorente sin fianza.

Este enfrenta cargos de intento de asesinato y secuestro.

publicidad

Llorente corre con un consultorio médico localizado en Kendall.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad