publicidad

Investigadores ponen bajo escrutinio las acciones del piloto del vuelo 3407

Investigadores ponen bajo escrutinio las acciones del piloto del vuelo 3407

Mientras los familiares rendían tributo a las víctimas, los investigadores cuestionaron el uso del piloto automático en condiciones de hielo.

Una de tantas posibilidades

CLARANCE, Nueva York  - Mientras los familiares de las personas que murieron en el vuelo 3407 dejaban el lunes rosas en el sitio donde se estrelló el avión la semana pasada, los investigadores pusieron bajo escrutinio las acciones del piloto momentos antes de la catástrofe, reportó The Associated Press.

Tras un vuelo que aparentemente era de rutina, el avión experimentó una caída de 26 segundos antes de estrellarse en una casa a unas seis millas del Aeropuerto Internacional Buffalo Niagara el jueves, matando a 49 personas a bordo de la nave y a una en tierra.

Aunque el hielo en la nave ha surgido como un posible factor, la causa no se ha esclarecido en parte porque no hubo un llamado de emergencia por parte del piloto y porque no se ha identificado una falla mecánica y el avión resultó severamente dañado.

Poco después de la colisión, la tripulación notificó a los controladores de tráfico aéreo que había una cantidad de hiel significativa acumulada en el parabrisas y en las alas aún cuando habían prendido el sistema de deshielo del avión 11 minutos después de haber despegado del aeropuerto de Newark, Nueva Jersey.

Steve Chealander, miembro de la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte (NTSB, en inglés), dijo el lunes que al parecer el piloto había ignorado la recomendación de la NTSB y de su empleador de apagar el piloto automático en condiciones heladas. El piloto automático permaneció prendido hasta que un sistema automático advirtió que la nave estaba en peligro.

publicidad

Chealander reconoció que es posible que el piloto hubiera reaccionado de forma exagerada a la hora de sacar al avión de piloto automático, algo que hubiera desestabilizado aún más al avión, pero dijo que esa era sólo una de tantas posibilidades.

Kirk Koening, un piloto con 25 años de experiencia y presidete de Expert Aviation Consulting of Indianapolis, una compañía consultora en asuntos de aviación, le dijo a la AP que el avión pudo haber estado en un predicamento que hubiera podido poner a prueba incluso a los pilotos con más experiencia.

“Las cosas pasaron tan rápido y volaban tan bajo que no hubiera importado si Chuck Yeager y Neil Armstrong hubieran estado volando el avión; no hubiera habido un resultado distinto”, dijo Koenig.

También el lunes, parientes de las víctimas realizaron su primer peregrinaje a la escena de la catástrofe. Colgaron rosas rojas de una cerca temporal.

El avión aterrizó diagonalmente, con la cola hacia la parte trasera de la casa y la nariz hacia la calle, lo que evitó que otras casas resultaran afectadas. Las cuatro escaleras frontales de la casa siguen en pie, pero no llevan a ningún lado.

Rosas para las víctimas

Más de 2 mil personas, entre ellas parientes de las víctimas, acudieron a una oración colectiva el lunes.

“Sentimos que es un milagro que más casas no resultaran destruidas y que más personas resultaran muertas”, dijo a la AP Ora Ganschow, de 79 años, quien vive a cuatro cuadras de donde ocurrió la colisión.

publicidad

Vestidos con uniformes azules, miembros del Cuerpo de Voluntarios del Centro Clarence llegaron al altar con rosas de tallo alta – una para cada víctima – colocándolas en una base de cristal mientras un solista cantaba “Amazing Grace”.

Los investigadores también están analizando las acciones de la tripulación.

Se cree que el capitán, Marvin Renslow, de 47 años, estaba realizando las funciones del piloto durante los últimos momentos a bordo del avión Dash 8 Q4000, operado por Colgan Air. Rensolow contaba con 3,379 horas de vuelo pero sólo había volado el Dash 8 desde diciembre.

La primera oficial del vuelo, Rebecca Lynne Shaw, de 24 años, tenía 2,244 horas de vuelto y había volado el Dash 8 durante 774 horas.

Chealander dijo que los investigadores investigarían las historias de Renslow y Shaw, analizarían los registros de mantenimiento y le preguntarían a los pilotos que estaban volando cerca del área el jueves si tuvieron que vérselas con hielo en sus naves.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad