publicidad
Deutsche Bank

¿Por qué el desplome de un banco alemán preocupa a este lado del Atlántico?

¿Por qué el desplome de un banco alemán preocupa a este lado del Atlántico?

"Hemos entrado en un mundo que tiene miedo", dice un analista financiero

Deutsche Bank
Una sede de Deutsche Bank esta semana


Se trata del mayor banco de la mayor economía europea: Deutsche Bank. En seis meses, el valor de sus acciones han caído casi a la mitad.

publicidad

El primer banco de Alemania dijo este viernes que recomprará deuda en euros y en dólares por valor 5,400 millones. Un nuevo intento para aliviantar su crisis.

Preocupan las inversiones que hizo en el pasado en economías emergentes y su futuro como banco en la Eurozona, la segunda mayor economía mundial. Podría requirir una inyección de capital.

El banco central de Estados Unidos admite la incertidumbre. La presidenta de la Reserva Federal (Fed), Janet Yellen, reconoció su preocupación por el impacto de las turbulencias mundiales en la economía estadounidense.

Países como Grecia e Italia están generando "nueva ansiedad en Estados Unidos", decía el jueves Tobias Levkovich, analista jefe de inversiones en Citi. En su caso, cree que los mercados están reaccionando con alarmismo y en exceso.

Pero sí, están reaccionando. Fue una semana plena de turbulencias en los mercados, aunque la bolsa estadounidense cerró la semana en números verdes.

Hay varios asuntos económicos que preocupan a la economía global:

1. La crisis bancaria en Europa. El hundimiento parecía imparable en el sector financiero europeo esta semana.

2. La desaceleración china. Las autoridades chinas esperan un crecimiento de entre un 6.5% y un 7% para este año, por debajo de lo que solía expandirse. También hay riesgo de deflación en la superpotencia asiática.

publicidad

3. El sufrimiento latinoamericano. La menor demanda china castiga también a Latinoamérica, afectada a su vez por la caída de los precios de las materias primas.

4. El barato precio del crudo. Alcanzó mínimos que no se veían desde hace más de una década. La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) ha rechazado hasta ahora limitar la producción para conservar su cuota de mercado frente a la competencia estadounidense.

5. El estancamiento secular. El FMI lleva meses hablando de riesgo de estancación, es decir, que la economía estadounidense y global ya no vuelvan a crecer como solían hacerlo.

"Todo ello afecta la percepción que los actores tienen del mercado. Hemos entrado efectivamente en un mundo en el que se tiene miedo", dijo esta semana el economista Damien Leurent, analista de Deloitte.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad