publicidad
Desarrolla un plan para invertir

Invierte, pero a largo plazo

Invierte, pero a largo plazo

Cuando inviertes en la bolsa de valores, tienes que saber que tu dinero deberá estar atado por al menos cinco años antes de ver tus beneficios.

Desarrolla un plan para invertir
Desarrolla un plan para invertir

Cosecharás tus frutos en el futuro

Hacerte rico en la bolsa de valores no es un fenómeno que ocurre de la noche a la mañana, ni que involucra las palabras de un mago que, con sólo mover su varita, multiplica el dinero que invertiste. Si bien existen algunas extraordinarias excepciones, por lo general, las ganancias en los mercados bursátiles se cosechan luego de varios años de espera.

La bolsa de valores es una inversión a largo plazo, por lo que debes tener paciencia. Sobre todo en momentos como ahora cuando vemos una intensa volatilidad en los mercados financieros.

A esto se le añade la inestabilidad de algunos sectores del mercado, como la industria de bienes raíces o las empresas de tecnología, que cuando se tambalean afectan a otros rubros económicos.

publicidad

El índice Nasdaq, por ejemplo, desde su creación en 1971 ha sido el más volátil de todos los existentes. Pero en los últimos dos años, con el crecimiento del sector tecnológico que agrupa, su presencia en los otros índices es cada día más fuerte.

El Dow Jones incorporó hace poco dos grandes compañías en su índice, Intel y Microsoft, aumentando considerablemente la presencia tecnológica. Mientras que el S&P 500, por su parte, tiene en sus posiciones un 35 por ciento de tecnología.

Debido a que muchas de estas compañías orientadas al desarrollo tecnológico son tan grandes, un leve movimiento en su precio puede afectar de forma enorme a los índices y su valor en el mercado.

Esta razón, junto a otras, ha creado en lo que va de año una bolsa de imposible controlar.

"Oigo y leo opiniones de veteranos de Wall Street, gestores y brokers que han vivido 50 años de bolsa y prácticamente tiran la toalla y abandonan el entender y poder controlar los movimientos cada día más violentos", indicó el asesor de inversiones Juan Manuel Maza.

"Es cada día más difícil ganar dinero en una bolsa que nadie entiende, se quejan", reiteró el analista bursátil.

Según Maza, si los expertos "que han vivido las correcciones del pasado", se sienten desconsolados, "no es difícil intuir cómo se siente el inversor normal", y sobre todo el inversor reciente que sólo ha conocido una bolsa que no ha parado de crecer en los últimos años.

publicidad

El consejo que con más frecuencia de escucha de la boca de expertos es que "es importante mantener el horizonte claro y que las inversiones deben considerarse a largo plazo".

Esta realidad de inversiones a corto plazo y a largo plazo es a veces un tema confuso para el inversor.

Según estadísticas de Morningstar.com, el 90 por ciento de los inversores no definen ante los asesores de inversión este concepto con claridad, y el inversor en muchos casos, no sabe exactamente si el fondo o acción que adquiere tiene una característica de crecimiento o es volátil y sectorial, elemento esencial para definir el plazo de la inversión.

El tiempo de la inversión es personal

"El concepto de qué es largo plazo o corto plazo en una inversión es algo subjetivo", opinó Maza. "Cada individuo, cada inversor tiene un concepto diferente de este hecho y el asesor de inversiones debe entender y conocer cuál es".

Una premisa clara de este tema es conocer cuándo será necesario para invertir. El inversionista debe hacerse preguntas como, por ejemplo: ¿Usaré estos fondos para comprarme un automóvil en dos años?; ¿para pagar la universidad de mis hijos en cinco años?; ¿o para pagar el inicial de una casa?

Lo ideal para empezar a invertir, aconsejan los expertos, es utilizar los fondos que no se necesitan de inmediato. Lo recomendable es no invertir en la bolsa el dinero que sabes que vas a utilizar en menos de un año o año y medio.

publicidad

En un periodo corto de tiempo (de 12 a 18 meses) pueden ocurrir correcciones bursátiles tan profundas, que cuando vayas a necesitar tu dinero, es posible que hayas sufrido notables pérdidas, y lo invertido desvalorado.

Una inversión correcta para mejor aprovechar los crecimientos de la bolsa debe tener un horizonte amplio de cuatro, cinco ó más años, aconsejó Maza.

"Si al iniciar mis inversiones con este horizonte perfectamente establecido ocurren hechos desagradables, como correcciones bursátiles del 30 ó 40 por ciento de mis inversiones, el saber que mi meta está preestablecida puede tranquilizar el pánico de una corrección dramática", aclaró el experto.

Es importante para el inversor, en su relación con su asesor, definir precisamente el plazo de la inversión. Un buen asesor bursátil ajustará las inversiones a este horizonte, los productos que tienen características ajustables al tiempo.

Una cartera cuyo fin se acerca (por ejemplo el retiro de una persona) debe ajustarse con porcentajes más seguros y menos volátiles, según llega el momento del uso de los ahorros.

"Nadie puede determinar para una persona el plazo de su inversión; esta debe ser determinada por ella misma", puntualizó Maza.

"Para invertir con éxito durante toda la vida no se necesita un coeficiente intelectual enorme, una intuición empresarial insólita o tener información privilegiada", aclaró. "Lo que se necesita es un marco teórico firme para tomar decisiones y la fuerza de voluntad para evitar que las emociones destruyan ese marco".

publicidad

Explicó que un asesor puede prescribir de forma clara y precisa el marco adecuado. El inversor debe aportar la disciplina emocional.

Y es que el que el inversor que consiga resultados excepcionales dependerá del esfuerzo que se aplique en las inversiones y de la magnitud de locura que haya en los mercados durante su carrera como inversor.

Mientras más absurdo sea el comportamiento del mercado, mejor será la oportunidad para el inversor metódico, concluyó Maza.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad