publicidad

Inminencia de una nueva política

Inminencia de una nueva política

Israel, que ha apoyado el embargo de EEUU en la ONU, mantiene inversiones y vínculos comerciales con la isla.

Israel, que ha apoyado el embargo en la ONU, mantiene inversiones y

vínculos comerciales con la isla. Poco después de la votación en la

ONU, el ex canciller cubano Pérez Roque comentó que el fracasado

"bloqueo" es más viejo que el señor Barack Obama y toda su generación.Presidentes latinoamericanos piden fin del embargoEl 17 de diciembre del 2008, los presidentes de América Latina y el

Caribe reunidos en Costa do Sauipe, noreste de Brasil, en un momento

histórico de búsqueda de una mayor integración regional y en un gesto

de unidad política en una región que tiene significativas diferencias,

solicitaron el final del embargo de EE.UU. contra Cuba. Previamente

habían incorporado a Cuba al Grupo de Río, el mecanismo de consulta sin

órganos decisorios integrado por 23 países latinoamericanos. El 16 de

marzo de 2009 el Presidente Luiz Inacio Lula da Silva solicitó el fin

del embargo en una reunión en New York auspiciada por el Wall Street

Journal y el 17 de marzo del 2009 El Salvador y Costa Rica anunciaron

casi simultáneamente el restablecimiento de relaciones diplomáticas con

la isla, con lo que todos los países de la región, excepto EE.UU., las

tienen con la isla.

La Cumbre de las Américas

publicidad

En la reciente visita a Washington el presidente Lula recordó que

faltan pocos días para la Cumbre de las Américas del 17 al 19 de abril

en Trinidad y Tobago, donde se van a encontrar todos los presidentes de

la región. Señaló que le había comentado al presidente Obama, y que

tiene esperanzas de que así ocurra, que es necesario una aproximación

con Venezuela, Cuba y Bolivia. Además, señaló que se debería construir

una nueva relación entre América Latina y EE.UU. basada en la

confianza, no injerencia y compaginar las cosas buenas.

La posición latinoamericana fue muy importante para que los EE.UU.

estuvieran dispuestos a abrogar la Enmienda Platt en la Conferencia de

Montevideo de 1934 que no sólo marcó un hito favorable en las

relaciones entre Cuba y los EE.UU. sino para la región.

Muchos de los principales centro de investigación política en los

EE.UU. (entre ellos Brookings Institution, el Interamerican Dialogue,

the Council for Foreign Relations y el Atlantic Council), han hecho

publicidad

recientemente propuestas al Gobierno de EE.UU. de adoptar medidas para

modificar sustancialmente las relaciones con Cuba con base en los

intereses políticos estratégicos de los EE.UU. en general y en la

región en particular.

Como parte de los preparativos para la Cumbre, el presidente Obama

designó al vicepresidente Joseph Biden para que viaje a Chile y Costa

Rica del 27 al 30 de marzo, donde coincidirá con varios mandatarios de

la región, mientras que la secretaria de Estado Hillary Clinton visitó

a México el 25 y 26 de marzo. Asimismo, nombró al diplomático Jeffrey

Davidow, ex embajador en Venezuela y México, como consejero especial

para la Cumbre e invitó al representante Charles Rangel, un promotor de

la derogación del embargo, a integrar la delegación estadounidense.

Latinoamérica percibe a Obama como el presidente del cambio.

El 20 de marzo el presidente Obama envió un mensaje a las autoridades

de Irán indicando su compromiso de resolver las disputas y conflictos

publicidad

existentes entre ambos países por la vía del diálogo honesto, la

diplomacia y el respeto mutuo...También indicó que veía un futuro mejor

basado en el intercambio y un mayor comercio entre ambos pueblos lo

cual ayude a superar las diferencias del pasado. Este mensaje no ha

pasado desapercibido en la región latinoamericana que percibe a Obama

como el presidente del cambio.

La situación económica actual de Cuba es muy difícil según el destacado

economista independiente Oscar Espinosa Chepe. Ya a mediados del año

2008 Cuba había anunciado que no podría servir su deuda externa.

Posteriormente, se vio azotada por tres huracanes que crearon pérdidas

por un 20% del PIB real. Al respecto, cabe destacar que los

economistas definen una depresión como una pérdida del PIB real de 10%

o más. Asimismo, en 2009, los ingresos por remesas, turismo y níquel

de la isla se han visto afectados negativamente como consecuencia de la

recesión internacional.

publicidad

Cuba tiene mucho que ganar

Cuba es un país pequeño cuyas relaciones económicas y financieras

principales deberían ser principalmente con los EE.UU. como suelen ser

las relaciones de las economías pequeñas con las grandes economías

cercanas de acuerdo a evidencia empírica y la teoría gravitacional de

Tinbergen, el primer premio Nobel de economía. De esas relaciones Cuba

tiene mucho que ganar para lograr y mantener un crecimiento alto y

sostenido y explotar más adecuadamente sus recursos naturales entre

ellos el petróleo. Adicionalmente, Cuba tiene el reclamo pendiente de

la base naval de Guantánamo que si bien no tiene gran valor estratégico

militar tiene un gran valor para el pueblo cubano pues es parte de su

territorio nacional.

En conclusión, hay una serie de condiciones que hacer prever que

próximamente habrá una significativa distensión entre EE.UU. y Cuba.

EE.UU. puede ganar políticamente de normalizar sus relaciones con Cuba

publicidad

y la isla tiene que ganar económicamente de ello. Por consiguiente,

los países de la región esperan mucho de la próxima Cumbre de Trinidad

y Tobago.

Rolando H. Castañeda es economista cubano-americano; jubilado del

Banco Interamericano de Desarrollo. Reside en Washington, DC. Lorenzo

Cañizares es sindicalista cubano-americano. Especialista de

Organización para la Pennsylvania State Education Association. Reside

en Harrisburg, PA.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad