publicidad

Inmigrantes indocumentados marcharon para pedir que activen la acción ejecutiva

Inmigrantes indocumentados marcharon para pedir que activen la acción ejecutiva

Entre el desánimo, el miedo y la esperanza, indocumentados salieron a las calles para insistir en la reforma.

Por Jorge Cancino@cancino_jorge

Entre el desánimo, el miedo y la esperanza, este viernes inmigrantes y activistas salieron a las calles en varias ciudades para volver a pedirle al Congreso que reinicie el debate de una reforma migratoria que saque de las sombras a los 11 millones de indocumentados.

Leer: Los inmigrantes vuelven a las calles este 1 de mayo 

También para decirle a los jueces de un panel de la Corte Federal del 5to Circuito en New Orlenas, Texas, que levante un fallo cautelar que tiene detenida la acción ejecutiva, beneficio que frena 5 millones de deportaciones y que fue anunciado por el Presidente Barack Obama en noviembre.

“Necesitamos esta oportunidad que nos está dando el gobierno”, dice Jennifer Méndez en un video colgado en Youtube de una marcha celebrada en Los Angeles, California. “Hemos trabajado mucho y lo merecemos”.

Leer:  Alertan a inmigrantes por estafas con DACA y DAPA 

Otros claman derechos que, dicen, “no tenemos” y defienden los aportes que entregan a Estados Unidos con el trabajo de todos los días.

En Fresno no se quedaron callados, mucho menos encerrados en sus casas. Varios cientos marcharon con pancartas a favor de la acción ejecutiva y de la reforma migratoria.

Leer:  Advierten estafas con la acción ejecutiva 

“Mantenemos el ánimo para seguir peleando”, dijo a UnivisionNoticias.com Ben Monterroso, director ejecutivo de Mi Familias Vota. “Queremos seguir peleando a pesar de las dificultades y no nos vamos a rendir en estos momentos”.

publicidad

 

Se prolonga incertidumbre por orden ejecutiva Univision

Monterroso reconoce que el escenario de la reforma migratoria es difícil e incierto. “En la comunidad hay desánimo y no están seguros si la corte de apelaciones libere o no la acción ejecutiva. Pero no vamos a dejar de pelear y vamos por una solución permanente, la reforma migratoria”.

La acción ejecutiva ampara las deportaciones de unos 5 millones de indocumentados padres de ciudadanos y residentes legales permanentes (DAPA, por su sigla en inglés) y dreamers protegidos por la acción diferida (DACA, por su sigla en ingles) de 2012. El programa concede además una autorización de empleo renovable cada tres años.

Leer:  La acción ejecutiva no tiene estrategia legal  

Ambos beneficios son temporales y los indocumentados permanecen en el mismo estado migratorio en el que se encuentran. “Por eso insistimos en la reforma migratoria”, dijo Monterroso. “Necesitamos una solución permanente”.

publicidad

En Los Angeles, Francisco Moreno , director del Consejo de Federaciones Mexicanas, dijo a UnivisionNoticias.com que las marchas son “para decirle a la comunidad y al gobierno que hemos vuelto al plan original, la reforma migratoria”.

Leer:  Sigue el suspenso de la acción ejecutiva

El plan citado por Moreno se fortaleció en 2006, cinco meses después que la Cámara de Representantes aprobara el proyecto de ley republicano HR 4437, que criminalizó la estadía indocumentada y estableció deportaciones masivas.

Emulando el movimiento por los derechos civiles encabezado por el doctor Martin Luther King Jr. en la década de los sesenta, millones de indocumentados salieron en mayo de ese año a las calles para exigirle al Congreso que cambiara la HR 4437 por una reforma migratoria comprensiva.

Leer:  Advierten estafas con programa de niños migrantes 

Un mes después el entonces liderazgo republicano canceló el Comité de Conferencia que armonizaba el proyecto con otro aprobado en diciembre del 2005 por el Senado. El movimiento inmigrante quedó fortalecido como nunca antes.

Pero pasó el tiempo y demócratas y republicanos prometieron cambios que no llegaron, ni ese año, ni en los ocho siguientes.

publicidad

 

Piden levantar suspensión de acción ejecutiva Univision

“Ahora estamos desesperados porque todo lo han tardado”, dijo Moreno. “Y la comunidad teme que no haya nada tampoco esta vez. Hay desánimo y por eso la gente no sale a caminar como lo hicimos en el 2006”.

“Pero también nos preocupa que, si nos quedamos en casa, el otro año habrá elecciones y nadie le va a dar seguimiento al reclamo de nuestros derechos. Tenemos que seguir, no podemos quedarnos callados”, dijo.

Leer:  Causas que generaron crisis en la frontera no están resueltas  

Arizona tampoco marchó como en el 2006. “No hay mucho pasando aquí”, dijo a UnivisionNoticias.com la dreamer Erika Andiola. “La verdad no tengo idea por que no está tan grande la marcha hoy. Quizás porque hace una semana conmemoramos los 5 años de la Ley SB1070. Todo nuestro enfoque estuvo en eso”.

publicidad

El 23 de abril de 2010 la Asamblea de Arizona aprobó la primera ley en su tipo que criminalizó la estadía indocumentada y obligó a la policía a pedir papeles de inmigración a todo individuo que se sospechara era indocumentado. Convirtió a los agentes estatales y municipales en agentes federales del servicio de inmigración.

 

El gobierno, a través del Departamento de Justicia, fue a la Corte Suprema de Justicia y el máximo tribunal detuvo la mayoría de las partes polémicas de la ley, menos el poder de las policías de exigir identificación si hay duda razonable.

Leer:  La acción ejecutiva no protege de errores viejos 

“Pensábamos que iba a asistir mucha gente pero no fue tanta”, dijo Andiola. “Pienso que hay incertidumbre, muchas personas están esperando lo que vaya a suceder con DACA y DAPA y la demanda. En la política no es fácil mover algo. Hoy no hay tanta energía para la reforma migratoria como en otros años”.

Entre 2006 y 2012 no hubo avances en el debate de la reforma migratoria. Fue en noviembre de hace tres años, cuando Obama ganó la reelección, que demócratas y republicanos se unieron para debatir un proyecto bipartidista en el Senado.

publicidad

 

Seis puntos clave de la acción ejecutiva que anunciará Obama Univision

El 27 de junio de 2013 se aprobó el proyecto SB 744 que incluye un camino a la ciudadanía para millones de indocumentados, quienes antes de pedirla deberán primero permanecer 10 años bajo una residencia provisional y esperar otros tres como residentes legales permanentes.

El ambicioso plan no pasó en la Cámara de Representantes. Los republicanos se opusieron al proyecto, prometieron que discutirían una versión propia por partes y al final engavetaron las promesas.

Un año y medio después Obama anunció la acción ejecutiva en respuesta a la inacción del Congreso con el tema.

“Creo que las personas están cansadas”, dijo a UnivisionNoticias.com la dreamer Gabriela Pacheco, directora de The Bridge Project. “Después de todo lo que se ha luchado y la esperanza que las personas tenían, sumado a las deportaciones y lo que hacen los republicanos en el Congreso, han dejado a las personas muy desilusionadas”.

publicidad

Si bien las deportaciones descendieron en el último año, la comunidad inmigrante no olvida que en los primeros cuatro años de la administración Obama (2009-2012) la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE, por su sigla en inglés) estableció cuatro récords sucesivos con un promedio de 400 mil por año.

“La gente está fatigada de marchas. Muchos dicen que ya están cansados, que se han dado cuenta que son utilizados por los políticos para conseguir votos. Nos han utilizado y eso es muy triste, porque esto es algo que los activistas hemos pedido durante tanto tiempo (la reforma migratoria) y la comunidad se da cuenta que ambos partidos nos han fallado, no buscan una solución para este problema”, dijo Pacheco.

En Baltimore también hubo marchas pero no para pedir la reforma migratoria, ni en apoyo a DACA y DAPA. “Unas 500 personas salimos a las calles a respaldar el anuncio de la fiscal Marilyn Mosby de presentar cargos contra seis policías por la muerte del ciudadano afroamericano Freddie Gray. Nos unimos al festejo”, dijo a UnivisionNoticias.com María José Sandoval, de Casa Maryland.

La activista explicó que con anticipación habían organizado una marcha para pedirle al Congreso la reforma migratoria, “pero los sucesos de Baltimore cambiaron nuestra agenda. Por un tiempo relegamos nuestro tema y fuimos en apoyo de la comunidad afroamericana en estos momentos difíciles. Ya habrá tiempo para que regresemos a DACA y DAPA. No hemos perdido el enfoque”.

publicidad

En el noroeste cientos recorrieron las calles de Seattle, Washington, con consignas por la reforma, por DACA y DAPA y también por Baltimore.

“Estamos aprendiendo de la comunidad afroamericana”, dijo a UnivisionNoticias.com Maru Mora Villapando, directora de comunicaciones de Latino Advocacy. “Ellos se tomaron la calle para exigir justicia y lo lograron. Tuvieron éxito con la presión que ejercieron”.

Agregó que “una comunidad organizada obtiene resultados” y refirió que “si los afroamericanos que son ciudadanos los tratan de esa manera, cómo entonces nos van a tratar a nosotros que no tenemos papeles. No debemos detenernos, hay que seguir, organizados, hasta conseguir la reforma migratoria comprensiva”.

El dreamers Juan Escalante, en Broward, Florida, dijo que la comunidad inmigrante no marchó como en años anteriores “porque tiene muchas dudas”.

“No hay un camino claro para una reforma migratoria, lo que nos deja muy inquietos. Yo no creo que exista miedo, sino mucha gente que no sabe lo que va a pasar. Hay demasiada incertidumbre”.

“Pero mientras se esperan resultados, debemos preparar los papeles para cuando se active la acción ejecutiva. Y simultáneamente debemos preguntarle a las autoridades de los 26 estados que demandaron el beneficio migratorio, por qué se oponen a una ley temporal que puede beneficiarnos a todos”, concluyó.


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad