publicidad
En los años ochenta la iglesia Southside Presbyterian se convirtió en líder del Movimiento Santuario.

Inmigrante refugiado en iglesia recibe permiso temporal

Inmigrante refugiado en iglesia recibe permiso temporal

Misael Cabrera, originario de Guatemala, permaneció refugiado tres meses en una congregación en Phoenix.

En los años ochenta la iglesia Southside Presbyterian se convirtió en lí...
En los años ochenta la iglesia Southside Presbyterian se convirtió en líder del Movimiento Santuario.

Uno de los tres inmigrantes indocumentados que permanecen refugiados en iglesias para evitar la deportación regresará a su casa después de que las autoridades migratorias le dieran un permiso temporal de seis meses para permanecer en el país.

Misael Cabrera, de 31 años de edad y originario de Guatemala, permaneció refugiado tres meses en la congregación Shadow Rock en Phoenix, Arizona, después de que las autoridades migratorias le dieran una orden de deportación.

"Me dio mucha alegría y estoy agradecido primeramente con Dios. Si Dios me permitió esto es porque él quiere que lo diga a todos, muchas noches lloré en mi almohada y le pedí que me diera la oportunidad de quedarme", dijo hoy a Efe Cabrera.

publicidad

Cabrera presentó hace tres semanas una solicitud de asilo, apelando su caso en la corte del noveno circuito. Ayer debía presentarse a las Oficinas de Control de Inmigración y Aduanas (ICE) para dar seguimiento a su caso.

 "Ellos recibieron la documentación y no me dieron respuesta, dijeron que harían lo que pudieran pero generalmente se tomaban un mes en contestar", comentó Cabrera.

Horas más tarde recibió una llamada de su abogada informándole que ICE se había comunicado con ella pidiéndole que Cabrera se presentara antes de las 4:00 de la tarde.

"Cuando llegué me entregaron unos documentos y me dijeron que esto era algo temporal, que podría tener un permiso de seis meses con el compromiso de no desaparecer, que si ellos me hablaban o me pedían que fuera debía ir", comentó el guatemalteco.

"También me dijeron que mi caso estaba en la última estancia y que sabían que había tenido una mala representación", agregó el indocumentado quien detalló que le explicaron que con el permiso temporal que recibió podrá tramitar un permiso de trabajo, un seguro social y la licencia de conducir.

"Será la primera vez, desde que llegué en agosto del 2005, que tendré una licencia", expresó emocionado.

Cabrera se encontraba en un proceso de deportación después de que alguaciles del condado Maricopa lo detuvieran en una parada de tráfico y lo entregaran a las autoridades migratorias por no tener documentos legales en cumplimiento de la ley SB1070.

publicidad

El guatemalteco, quien agradeció el apoyo de la gente, viajará ahora a Washington D.C. junto a Ángela Navarro, la inmigrante hondureña que estuvo en santuario en Filadelfia y salió en enero pasado, para abogar por los otros que como ellos han tenido que vivir en las sombras para no ser regresados a sus países.

De los diez inmigrantes que se refugiaron en iglesias el año pasado sólo quedan Rosa Robles Loreto, quien lleva siete meses en la Iglesia Presbiteriana del Sur de Tucson y Arturo Hernández García, quien se encuentra refugiado desde hace cuatro meses en la iglesia First Unitarian Society de Denver en Colorado.  

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad