publicidad

Una inmigrante hondureña en huelga de hambre trata de frenar la deportación de su esposo

Una inmigrante hondureña en huelga de hambre trata de frenar la deportación de su esposo

Una inmigrante hondureña en huelga de hambre frente a una cárcel de ICE para detener la deportación de su pareja.

Aunque el servicio de inmigración paró la expulsión para revisar el caso, la protesta sigue hasta que sea puesto en libertad.

Por Lourdes del Río

Una inmigrante hondureña inició el sábado una huelga de hambre en las afueras de una cárcel del servicio de inmigración en Miami, Florida, para intentar detener la deportación de su pareja, un trabajador de origen mexicano.

El viernes Jenny Aguilar recibió una llamada telefónica de Jesús Barrera quien le dijo que se encontraba en el centro de detención de Krome y estaba en proceso de ser expulsado de Estados Unidos.

“Sentí yo que cualquier puerta que tocaba se me estaba cerrando. Mi esposo el viernes que me llamo y me dijo: Jenny, me van a deportar”, contó Aguilar al Noticiero Univision.

Barrera entró ilegalmente a Estados Unidos en 1988. En los 26 años que lleva en el país ha mantenido un “buen carácter moal” como exigen las leyes migratorias.

“En el 88, cuando él llegó, él era elegible para un programa de trabajadores el campo por lo cual el aplicó, pero por alguna razón ese proceso se ve abandonado. Ahora nosotros, con esa moción de apertura, vamos a visitar de nuevo esa petición”, explicó Clarisse Carbonell, abogada de Barrera.

Según Cargbonell, su cliente no fue asesorado apropiadamente y por eso nunca concluyó su trámite migratorio. Eso provocó que en 1988 el servicio de inmigración emitiera una orden de deportación en ausencia. Aguilar asegura que nunca recibió esa notificación.

publicidad

“El efecto es, al registrar la moción de reapertura, automáticamente la deportación se detiene mientras se analizan los datos del caso”, dijo Carbonell.

La detención de la orden de deportación de Barrera se logró el lunes en horas de la tarde, aunque eso no quiere decir que que el inmigrante mexicano vaya a salir libre pronto.

Aguilar dijo que no suspenderá la huelga de hambre hasta que su esposo salga de la cárcel en la que se encuentra.

Además de pedir por la liberación de su pareja por medio de un acto desesperado, Aguilar dice que con su huelga de hambre busca llamar la atención sobre los abusos que, según ella, ocurren a diario en contra de los inmigrantes.

Aguilar dijo que el día en que la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) fue a arrestar a Becerra, los agentes no quisieron oír razones, ni siquiera ver el documento que demostraba que él ya había comenzado las gestiones para legalizar su situación migratoria.

“Cuando yo le enseño el documento al oficial, él me dice (que) ese documento a nosotros nos sirve para limpiarnos el trasero, eso no sirve para nada. Así me lo dijo, con esas palabras”, cuenta Aguilar.

Organizaciones pro inmigrantes aseguran que el caso de Barrera ejemplifica la cantidad de personas valiosas que están siendo deportadas sin que se les de otra oportunidad.

“El solo hecho que tenga un procedimiento de deportación no los hace criminales”, dijo Nora Sándigo, directora de la Fraternidad Americana de Miami. “Son personas que deberían tener la oportunidad de quedarse en este país y que se apruebe una reforma que los pueda beneficiar a todos”.

publicidad

“Barrera no tiene récord criminal, reside desde hace 26 años en Estados Unidos, llegó a este país a los 17 años de edad, tiene dos hijos nacidos aquí y uno de ellos menor de edad”, indicó Sándigo en un comunicado tras conocer que la deportación del inmigrante mexicano fue frenada para ser revisada.

En Estados Unidos viven 11 millones de inmigrantes indocumentados que aguardan a que el Congreso apruebe una reforma migratoria que los saque de las sombras en las que viven. El 27 de junio el Senado aprobó un proyecto que incluye la ciudadanía para los indocumentados pero la Cámara de Representantes dijo que debatiría su propia iniciativa y que lo haría por partes.

Una fuente de ICE dijo al Noticiero Univision que no pueden ofrecer detalles, pero que el caso está bajo revisión.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
La Conferencia de Acción Política Conservadora desconvocó a Milo Yiannopoulos, quien era editor de Breitbart News, a un acto este viernes al que tiene previsto asistir y hablar el presidente Donald Trump. Tras la polémica Yiannopoulos anunció su dimisión.
El presidente enumeró varios ataques terroristas en Europa y entre ellos mencionó a Suecia país donde no ha ocurrido ningún incidente violento. Las autoridades suecas han pedido explicaciones sobre estas declaraciones del presidente Donald Trump.
El artefacto explotó alrededor de las 10:30 de la mañana (hora local) y se reportan al menos 29 heridos en su mayoría policías.
Durante una conferencia de prensa, el mandatario estadounidense le preguntó al periodista de CNN Jim Acosta si tenía relación con su nuevo nominado a secretario de Trabajo, Alexander Acosta. Le dijo a una reportera afroestadounidense si podía organizar una reunión con congresistas negros y aseguró no ser racista o antisemita.
publicidad