publicidad

Un informe de DHS enumera las trabas del sistema que hicieron que Obama no deportara aún más indocumentados

Un informe de DHS enumera las trabas del sistema que hicieron que Obama no deportara aún más indocumentados

Una evaluación del inspector general del Departamento de Seguridad Nacional denuncia las limitaciones de los agentes de deportación para cumplir con su trabajo. A eso atribuyen que el expresidente no expulsara a más indocumentados.

Unos 10,000 casos tiene cada agente de ICE a cargo de inmigrantes no detenidos y esta no es la única obligación, según un abogado Univision

Aunque el expresidente Barack Obama se llevó el récord de más expulsiones de indocumentados en las últimas tres décadas, un informe del inspector general del Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por su sigla en inglés) critica que los agentes de deportación trabajaron sin políticas claras, no recibieron capacitaciones frecuentes y gestionaron alto volumen de casos.

"El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) no maneja con efectividad la deportación de extranjeros que ya no están detenidos, pero que están bajo supervisión" ( catch and release), se lee entre los hallazgos alcanzados tras una evaluación del desempeño de las fuerzas de deportación de Obama.

Agentes de inmigración están abrumados por la cantidad de casos de deportación, según auditoría del gobierno Univision

Según el documento, ICE no comunicó "clara y ampliamente" a sus agentes las prioridades de deportación, no actualizó sus procedimientos y no entrenó suficientemente a quienes ejecutaron las detenciones y expulsiones. A pesar de ello, durante los ocho años del gobierno de Obama la agencia sacó del país a más de 2.7 millones de indocumentados.

"Estas deficiencias operativas y obstáculos no resueltos, dificultan que ICE deporte de forma expedita a extranjeros", concluye el reporte con fecha del 13 de abril . "ICE no está deportando a todas las personas que podría y no podrá mantener el crecimiento en el número de extranjeros deportables".

Organizaciones que defienden los derechos de los inmigrantes en Estados Unidos reiteran que entre siete y ocho de cada 10 expulsados por el expresidente, no representaban una amenaza para la seguridad nacional del país.

publicidad

A continuación presentamos algunas de las fallas reveladas por el informe:

Poca capacidad de respuesta

Los mismos agentes reconocieron durante las auditorías que tienen dificultades para cumplir con sus responsabilidades en la gestión de indocumentados durante sus procesos de deportación –que fueron liberados– por el alto volumen de casos.

"En las cuatro oficinas de ICE que visitamos, el exceso de casos de extranjeros no detenidos bajo supervisión fue mucho mayor que aquellos que estaban arrestados" y en proceso de deportación, refiere el informe que además asegura que los agentes deben trabajar tanto con inmigrantes con antecedentes criminales como con aquellos que solo cometieron faltas de inmigración.

También informa que la sobrecarga de trabajo –que se incrementa por la fijación de citas, visitas no agendadas, llamadas telefónicas e incorporación de nuevos casos en el sistema– no permite a los agentes recabar toda la información de los expedientes y documentos de viaje de los inmigrantes, retrasando los procesos de deportación y afectando el debido proceso.

El experto en inmigración Xavier Recine dijo a Univision que cada agente podría manejar los informes de 10,000 personas. "Y no solamente tienen que supervisar estos 10,000 casos, también a veces tienen que ayudar a los agentes que llevan casos de detenidos, tienen que llevar a inmigrantes detenidos a la corte, tienen que ir a la frontera para operaciones que hacen, tienen que hacer operaciones con el FBI para fugitivos", explica.

publicidad

El reporte denuncia además la escasez de personal, otro de los problemas para responder al volumen de inmigrantes bajo la vigilancia de ICE. Esta falla contribuyó con el colapso en las cortes de inmigración, que a finales de diciembre del año pasado tenían más de 520,000 expedientes acumulados.

La falta de funcionarios hizo además que la agencia asignara arbitrariamente al personal en áreas que no estaban bajo sus responsabilidades, y a zonas geográficas que no correspondían con las jurisdicciones en las que fueron desplegados.

En su presupuesto, el presidente Donald Trump, que considera las deportaciones como una prioridad, contempló la contratación de 10,000 agentes para el Servicio de Inmigración (ICE) y 5,000 para la Patrulla Fronteriza que prometió sumar a las fuerzas migratorias en su orden ejecutiva del 25 de enero.

Ni políticas claras ni capacitación

El reporte critica que la jefatura de ICE no proveía a sus agentes una guía clara sobre los pasos que debían seguir en la deportación de indocumentados. Además, asegura que las políticas no se actualizaban ni se entregaban a su personal en el campo. Así, por ejemplo, las prioridades de expulsión no habían sido actualizadas en varios años.

"El personal en las oficinas de campo confirmó la negligencia en la comunicación de las guías de ICE (...) Algunas oficinas habían creado sus propias políticas y procedimientos", se lee, enfatizando en la falta de capacitación del personal y de supervisión.

publicidad

"Desde septiembre de 2015 ICE ha incorporado a unos 2,900 agentes en diversas posiciones sin un entrenamiento adecuado sobre sus nuevas responsabilidades", subraya el informe al detallar que desde julio a septiembre de ese año no se habían agendado capacitaciones y tampoco estaban previstas.

Entre las recomendaciones, el inspector general pide revisar los manuales de entrenamiento y estandarizarlos, así como una mayor colaboración entre las agencias involucradas en procesos de deportación.

Relacionado
Sthefany Flores, una dreamer hondureña de Carolina del Norte.
ICE se equivoca y le envía una carta a una dreamer para deportarla
En contra de lo que le dijeron hace unos días, el Servicio de Inmigración ha comunicado este lunes a Sthefany Flores, joven protegida por DACA, que ya no tiene que presentarse con una maleta en una de sus oficinas de Carolina del Norte.
Relacionado
El número de indocumentados sin antecedentes arrestados por ICE se dupli...
Con Trump, se duplican las detenciones de inmigrantes sin antecedentes criminales
Datos de ICE obtenidos por The Washington Post revelan que los arrestos aumentaron desde que Trump asumió la presidencia, especialmente, los de inmigrantes sin historial de crímenes en Estados Unidos.
Expertos recomiendan a indocumentados que no falten a sus citas judiciales, pese al temor de ser arrestados en corte Univision
Fotos: así detiene la Patrulla Fronteriza a los migrantes que cruzan el Río Grande
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad