publicidad

Un grupo de niños le pide a Obama que frene las deportaciones

Un grupo de niños le pide a Obama que frene las deportaciones

Con pancartas en mano, un grupo de niños le pide a Obama que detenga las deportaciones de indocumentados.

La protesta se suma a los esfuerzos para que el gobierno modifique la política sin consultarle al Congreso.

Con pancartas en mano, un grupo de niños llegó el miércoles al frente de la Casa Blanca para pedirle al presidente Barack Obama que detenga las deportaciones de indocumentados.

La protesta ocurre en momentos que el Secretario del Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés), Jeh Johnson, revisa la política de expulsiones tras un pedido de Obama el 15 de marzo, y el debate de la reforma migratoria sigue estancado en la Cámara de Representantes.

Leer: Las deportaciones dividen a los demócratas.

En lo que va de la administración de Obama, desde el 20 de enero de 2009, la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) ha deportado a más de 2 millones de indocumentados, según datos proporcionados por la agencia.

 

Fallas de computadora habrían detenido deportaciones

Algunas de las pancartas mostradas por los niños fueron escritas a mano. Casi todos no conocían los motivos por los cuales los indocumentados, entre ellos sus padres, fueron arrestados por agentes federales y deportados de Estados Unidos.

Leer: Johnson sigue revisando las deportaciones.

"Al papá de un amigo lo llevaron a la cárcel porque no tenía licencia", dijo a la agencia Efe Alex Pérez, de nueve años. "Son malos y quieren tener el país sin que nada pase… A él lo metieron a la cárcel sólo porque no tenía licencia" (de manejar), agregó.

El grupo estaba integrado por niños en su mayoría provenientes de Nueva Orleans y la protesta contó con el respaldo de la Red Nacional de Jornaleros (NYLAN).

publicidad

Leer: Un fallo informático frenó las deportaciones.

 

Toma forma una promesa política sobre las deportaciones

"Señor presidente, deténgase de estar llevando gente a la cárcel, especialmente cuando ellos no le han hecho nada", se leía en una cartulina que fue escrita por uno de los niños manifestantes.

En febrero NYLON, con el apoyo de la mayor central sindical de Estados Unidos, la AFL-CIO, presentó una serie de argumentos legales para que el presidente suspenda las deportaciones de inmigrantes indocumentados.

En un documento de 30 páginas la organización explicó que el mandatario sí puede ordenar un cese temporal de las deportaciones mientras la Cámara de Representantes aprueba la reforma migratoria.

Joseph Castro, un niño de 11 años que estuvo en la marcha y estudia sexto grado en una escuela primaria de Virginia, dijo que le parecía injusto que las personas sean expulsadas del país sólo por "el color de su raza".

publicidad

 

No hay alto a las deportaciones Univision

El gobierno asegura que la mayoría de los deportados por ICE tenían antecedentes criminales, pero organizaciones que defienden los derechos de los inmigrantes, entre ellos el Consejo Nacional de La Raza (NCLR, por sus siglas en inglés), reiteran que entre seis a siete de cada 10 inmigrantes deportados por Obama no tenía antecedentes criminales que pongan en riesgo la seguridad nacional de Estados Unidos.

Para la AFL-CIO las deportaciones se han convertido en una "tragedia nacional”, dijo recientemente la presidenta de la Comisión de la Reforma Migratoria de la unión, Maria Elena Durazo.

Los niños junto con el movimiento obrero, empresarios, agricultores, religiosos, la Cámara de Comercio y el sector de alta tecnología, además de congresistas demócratas, le han pedido a Obama que pare las deportaciones y al Congreso que apruebe la reforma migratoria.

publicidad

Obama ha respondido que el tema de los indocumentados pasa por una reforma migratoria y que su administración seguirá cumpliendo con la ley, y que está en manos del Congreso cambiar la ley vigente.

En la protesta del miércoles también participaron integrantes de un movimiento de dreamers que se encuentran en huelga de hambre por el mismo motivo.

El 27 de junio de 2013 el Senado aprobó la propuesta de ley S. 744 de reforma migratoria que incluye un camino a la ciudadanía para indocumentados que están en el país desde antes del 31 de diciembre de 2011 y carecen de antecedentes criminales.

El liderazgo republicano frenó el debate, insiste en que la reforma debe ser debatida por partes y hasta ahora no ha fijado un calendario de discusiones.

Los demócratas entregaron en octubre una propuesta de ley (H.R. 15) basada en el plan del Senado y en marzo presentaron una petición de descarga para forzar un voto en el pleno de la Cámara pero hasta ahora han reunido 193 de los 218 votos necesarios para convertirlo en ley.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad