publicidad

Última llamada a nicaragüenses y hondureños para renovar el TPS

Última llamada a nicaragüenses y hondureños para renovar el TPS

Los ciudadanos nicaragüenses y hondureños que viven y trabajan en EEUU tienen hasta esta semana para hacerlo.

Activistas y autoridades pidieron este lunes a los ciudadanos nicaragüenses y hondureños que viven y trabajan en Estados Unidos que renueven su inscripción al programa Estatus de Protección Temporal (TPS), pues apenas queda una semana para que se venza el plazo.

El Gobierno de Honduras recordó, a través de un comunicado de su Secretaría de Relaciones Exteriores, que la acción ejecutiva anunciada por el presidente Barack Obama el pasado 20 de noviembre en materia migratoria no reemplaza al TPS, que ofrece además mejores coberturas.

"Es necesario considerar sobre este punto que el TPS tiene una base legal diferente y mucho más sólida en relación a dichas medidas ejecutivas, por lo que sería un grave error no aplicar al mismo si se cumplen los requisitos para ello", señaló el Gobierno hondureño, en referencia a que este alivio migratorio sólo posterga una posible deportación y no proporciona un estatus legal.

El próximo 15 de diciembre vence el plazo para inscribirse en este programa que ofrece permisos de trabajo y protección frente a la deportación a miles de inmigrantes centroamericanos y concede autorización de trabajo por un periodo adicional de 18 meses a partir del 6 de enero de 2015.

Algo de confusión de quienes son elegibles para la acción ejecutiva sobre inmigración Univision

El periodo de renovación actual extiende durante 18 meses los privilegios migratorios, permitiendo al beneficiario trabajar de forma legal en el país desde el 6 de enero de 2015 al 5 de julio de 2016.

Los migrantes que no presenten las solicitudes antes de la fecha límite perderán la protección que reciben y quedarán expuestos a la deportación.

El TPS es una iniciativa creada en 1999 para dar acogida migratoria a unos 61.000 hondureños y a unos 2.800 nicaragüenses que huyeron de sus países de origen debido a los estragos causados por el huracán Mitch a finales de 1998.

Si en aquella época los despachos de abogados y las oficinas gubernamentales no daban abasto para realizar los trámites y llenar los formularios requeridos, en esta ocasión la respuesta ha sido muy distinta.

publicidad

El director ejecutivo de la organización comunitaria El Rescate, Salvador Sanabria, advirtió que "esta jornada de renovación ha sido lenta".

"En la última renovación realizamos 240 solicitudes, pero a 5 de diciembre de 2014, hemos hecho unas 82, menos del 50%", indicó.

El activista atribuyó este descenso a la falta de información, a la confusión y a las expectativas generadas por las medidas ejecutivas que Obama anunció el pasado 20 de noviembre.

"La gente no se ha decidido a renovar el TPS porque estaba esperando el anuncio del alivio migratorio que el presidente había prometido", aseguró.

Sin embargo, "de no renovar el TPS se quedan fuera del alivio migratorio y perderían la posibilidad de continuar con un permiso de trabajo temporal, ya que no pueden aplicar para el DAPA", insistió Sanabria.

La semana pasada el Departamento de Ciudadanía y Servicios Migratorios de Estados Unidos (USCIS) detalló en un boletín oficial los requisitos para ampararse bajo la medida ejecutiva de Obama, y aclaró cómo esta afectará otros programas migratorios.

Según el folleto, que fue enviado a distintas organizaciones y despachos de abogados, los migrantes que actualmente se acogen a la protección del TPS deben mantenerse bajo dicho programa y no tratar de solicitar otro.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad