publicidad
Trump en Arizona

Trump llegó a Arizona para hablar de inmigración, sus detractores lo acompañaron

Trump llegó a Arizona para hablar de inmigración, sus detractores lo acompañaron

El republicano dejó en claro no tener nada en contra de los mexicanos.

Trump en Arizona
Trump en Arizona

Pro inmigrantes se posicionaron este sábado a las afueras del Centro de Convenciones de Phoenix para manifestarse en contra de los comentario hechos por Donald Trump quien calificó a los mexicanos de “violadores y criminales” en su discurso para anunciar su pre-candidatura a la presidencia de Estados Unidos.

Con pancartas y altavoces los manifestantes pedían un alto a los actos que calificaron como racistas hechos por el republicano quien visitó el Valle tras la invitación del Partido Republicano del Condado Maricopa.

Controversia por presencia de Trump en Arizona Univision Television Group

Sin embargo, los simpatizantes de Trump, quien con retraso de casi una hora hizo su aparición en el escenario del Centro de Convenciones, manifestaron su apoyo incondicional al empresario.

Cerca de las 3:04 p.m. hora local Trump subió al escenario agradeciendo la presencia de todos los asistentes y  no perdió más tiempo para señalar: "Tenemos que detener la inmigración ilegal, tenemos que, tenemos que. Esta es una situación fura de control".

Y aprovechó la oportunidad para decir: "Amo a la gente de México, amo el espíritu mexicano (...) Mucha gente de México trabaja para mí, muchos hispanos, y creo que son increíbles".

Sin embargo dejó en claro: "Respeto a México pero el problema que tenemos son los líderes".

Su discurso fue interrumpido  por manifestantes que llevaban una gran pancarta, a lo cual Trump comentó en voz alta que tal vez el gobierno mexicano había mandado a esos manifestantes, y agregó: "No se preocupen, vamos a tomar de nuevo a nuestro país", publicó AZCentral.


Manifestantes no se callan ante presencia de Trump

El republicano señaló que el problema migratorio es el resultado de “políticos incompetentes” pero que trabajará para hacer “de este país algo tan grande como lo fue antes”.

Trump también aprovechó su presencia ante republicanos de Arizona para hablar sobre las empresas que ya han roto lazos de negocios con él luego de sus observaciones acerca de los mexicanos.



Momentos antes de Trump, al escenario colocado en el Centro de Convenciones de Phoenix llegó el polémico sheriff del condado Maricopa, Joe Arpaio quien aseguró tener algunas cosas en común con Trump: "El certificado de nacimiento", "que ambos nacimos el mismo día", y el tema migratorio.

Protestas se dejaron escuchar en Phoenix Univision Television Group

Sobre este último Arpaio, dijo que un inmigrante indocumentado puede llegar a pasar a través de su cárcel "algunas ocasiones hasta 18 veces".

Arpaio enfrenta un juicio por desacato al no atender un veredicto del juez federal Murray Snow, quien en 2013 determinó que el alguacil y su departamento policial habían incurrido en prácticas de perfil racial en contra de conductores latinos.

Arizona ha sido epicentro del debate migratorio y es conocida por sus políticas antinmigrantes como la SB1070, por lo que el tema siempre genera fuertes posiciones encontradas en el estado, donde 30 por ciento de la población en hispana, y en su mayoría mexicana, según el Censo de Estados Unidos.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad