publicidad
El diario neoyorquino señaló que los cultivos se están perdiendo por el éxodo de trabajadores, y vaticinó que el estado perderá ingresos fiscales porque habrá menos contribuyentes.

The New York Times volvió a fustigar la ley de Alabama

The New York Times volvió a fustigar la ley de Alabama

The New York Times reportó que la ley de Alabama provoca cuantiosos daños a la economía de ese estado.

El diario neoyorquino señaló que los cultivos se están perdiendo por el...
El diario neoyorquino señaló que los cultivos se están perdiendo por el éxodo de trabajadores, y vaticinó que el estado perderá ingresos fiscales porque habrá menos contribuyentes.

Diario dijo que el precio de la intolerancia tiene un costo altísimo para Estados Unidos

Nuevamente el diario The New York Times volvió a fustigar, en duros términos, la ley migratoria HB56 de Alabama, considerada por defensores y detractores como la más dura en su tipo en Estados Unidos.

El periódico advirtió el lunes que si bien es aún temprano para realizar un análisis completo del daño económico que la medida ha causado, los granjeros están contando los gastos y advierten la pérdida de cosechas por la falta de trabajadores.

Tras su puesta en vigor el 29 de septiembre, miles de trabajadores indocumentados, principalmente latinos, abandonaron en el estado en busca de otros horizontes donde no se vean altamente expuestos a ser arrestados y deportados por no tener papeles de estadía legal.

publicidad

Cosechas en peligro

El diario neoyorquino señaló que los cultivos se están perdiendo por el éxodo de trabajadores, y vaticinó que el estado perderá ingresos fiscales porque habrá menos contribuyentes. Y también porque habrá menos ventas a causa de la pérdida de cosechas.

Pero el mayor golpe, apuntó el diario, se hallará al medir el precio de las reputaciones comerciales que se están arruinando a causa de la HB56, o la pérdida de valor de las inversiones a causa de los estragos causados por la medida antiinmigrante.

The New York Times dijo que los residentes del estado ahora deben hacer largas colas, a veces durante horas, para demostrar que son ciudadanos estadounidenses o residentes legales al momento de una transacción con el gobierno federal. Y que el estado deberá hacer frente a gastos imprevistos por la cantidad de demandas que recibirá por estas demoras provocadas por la HB56.

Gastos imprevistos

También señaló los gastos en que incurre la policía para desplegar a un mayor número de agentes durante redadas, utilizando para el efecto parte de los escasos recursos destinados a la lucha contra la verdadera criminalidad.

El diario indicó que un creciente número de residentes del estado de Alabama están señalando que el precio a pagar por la polémica ley HB56 esa demasiado alto y todo indica que tienen razón.

publicidad

Agrega Alabama ocupa el último lugar en cuanto a empleo y vitalidad económica, y que durante largo tiempo batalló por atraer buenos empleos, pero que por causa de la intolerancia racial se ha despojó de los logros alcanzados hasta antes de la entrada en vigor de la HB56.

Reputación a la baja

Muchos productores y fabricantes extranjeros, entre ellos la alemana Mercedes-Benz, el coreano Hyundai y la japonesa Honda se instalaron en Alabama, pero que la reputación del estado sufrió un duro revés cuando la semana pasada fue arrestado en Tuscaloosa un algo ejecutivo de Mercedez Benz porque fue sorprendido conduciendo sin licencia de manejar y conducido a una cárcel como un potencial inmigrante ilegal.

El diario apuntó que la ciudad de Thomasville ha desarrollado una agresiva campaña para traer a la ciudad compañías extranjeras, una de ellas la china Golden Dragon Precise Copper Tube Group, que planea invertir $100 millones y generar unos 300 empleos.

El alcalde de Thomasville ahora está preocupado a causa del impacto negativo de la HB56, dijo el diario.

Tras el incidente con el ejecutivo de la Mercedez Benz, Missouri le hizo a la compañía alemana una cordial invitación para trasladar sus instalaciones a ese estado. “En nuestro estado no pedimos los papeles de inmigración”, señala la invitación citada por el diario.

El peso latino

Los indocumentados representan el 4.2 por ciento de la fuerza laboral de Alabama, esto es 95 mil personas en un estado de 4.8 millones de habitantes.

publicidad

A pesar de los argumentos de que los indocumentados le quitan los empleos a los estadounidenses, The New York Times dijo que no hay evidencias de que los residentes de Alabama estén muy interesados en tomar los empleos que dejan los inmigrantes que se marcharon a causa de la ley migratoria.

La situación podría agravarse si el estado pone en vigor otra ley que obliga a los arrendatarios a comprar una calcomanía de registro anual. La ley criminaliza el hecho que un indocumentado compre uno de estos documentos exigidos por la ley del estado. Por ahora la medida está suspendida temporalmente por orden de un juez.

Cierre de negocios

Otra área fuertemente impactada por la HB56 son los pequeños negocios, entre ellos tiendas y restaurantes. Muchos han cerrado sus puertas y sus propietarios huyeron por medio a ser arrestados y deportados.

Dueños de restaurantes latinos en ciudades como Albertville dicen que la ley los hundió, y los clientes también optaron por esconderse. Situaciones similares se viven en Huntsville y Birmingham.

Con todos estos antecedentes, The New York Times dice que no debe caber ninguna duda sobre la repugnancia moral de la ley de Alabama, una medida que, apuntó, busca privar a familias de trabajadores de los medios de subsistencia. Pero incluso los más entusiastas partidarios de la ley están empezando a reconocer su alto coste económico, añadió.

Dijo además que en Alabama se está hablando de revisar o revocar la ley HB56, inspirada en la polémica ley SB1070 de Arizona.

publicidad

Mientras más pronto lo hagan, mejor, escribió el diario.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad