publicidad

The New York Times destapó miles de redadas silenciosas en Estados Unidos

The New York Times destapó miles de redadas silenciosas en Estados Unidos

Casi 3,000 empresas han sido forzadas a despedir trabajadores inmigrantes tras redadas silenciosas ejecutadas por el ICE.

Menos bullicio

Casi 3,000 empresas han sido forzadas a despedir trabajadores inmigrantes tras redadas silenciosas ejecutadas por la Oficina de Aduanas y Control de Fronteras (ICE), agencia que funciona bajo el mando del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), denunció el sábado el diario The New York Times.

El periódico agregó que la administración del presidente Barack Obama sustituyó las redadas de indocumentados por auditorías para verificar documentos.

Las redadas del pasado concluían con la deportación de los trabajadores sin papeles, pero las redadas silenciosas, como suelen llamarle los empresarios a las auditorías del ICE, terminan con despidos y en muchos casos los afectados no son expulsados del país.

El reporte precisó que durante el año pasado agentes de ICE se presentaron a unas 2,900 empresas para verificar el estatus de trabajadores e impusieron multas por unos $3 millones y miles de trabajadores con papeles en duda o sin papeles fueron despedidos.

Poco invasivas

El diario aseguró que sólo los trabajadores que se hallaban en la empresa durante la redada silenciosa se vieron afectados. A su vez, las empresas tienen ahora más dificultades que antes para poder reemplazarlos con prontitud.

Según Mike Gempler, director ejecutivo de la Liga de Productores de Washington, las auditorías del ICE (redadas silenciosas) es "una herramienta mucho más eficaz".

publicidad

La liga agrupa a decenas de productores de frutas del estado, quienes están preocupados por los efectos de este tipo de batidas.

Una investigación federal hecha a la compañía Gebbers Farms encontró evidencia de que más de 500 de sus trabajadores, la mayoría inmigrantes de México, se encontraban ilegalmente en el país ilegalmente, dijo The New York Times. La empresa los despidió en diciembre a los empleados.

Escasez de empleados

Seis meses después de ejecutada la auditoría en Gebbers Farms, la empresa tiene un déficit de trabajadores para la cosecha de manzana y los inmigrantes siguen en el poblado cesantes, sin poder encontrar otro trabajo para sostener a sus familias, poniendo en riesgo la cosecha 2010.

Sin cosecha garantizada los empacadores también se verán seriamente afectados, dijo el diario.

Los dueños de Gebbers Farms tuvieron que solicitar al servicio de inmigración visas para contratar a 1,200 campesinos, 900 en México y 300 en Jamaica, pero los que fueron despedidos siguen sin trabajo.

"En lugar de cientos de agentes persiguiendo a una empresa, ahora un agente puede ir detrás de cientos de empresas", dijo Mark K. Reed, presidente de una firma de consultoría en materia de seguridad fronteriza en Tucson, Arizona, que asesora a empresas en todo el país sobre la ley de inmigración. "Y no hay drama, no hay trauma, las familias no quedan destrozadas, no hay esposas", agregó.

publicidad

Mensaje de Obama

The New York Times citó el discurso que el presidente Obama pronunció la semana pasada en la American University en el que explicó el desarrollo de una política de inmigración en dos fases. El mandatario prometió una política de mano dura contra la inmigración ilegal en los lugares de trabajo y en la frontera, y dijo que prepararía el camino para una reforma migratoria comprensiva para sacar de las sombras a millones de inmigrantes indocumentados que ya están en el país.

Obama también dijo que era imposible ejecutar redadas masivas para deportar a 11 millones de extranjeros sin papeles que viven en el país. Funcionarios de su administración aseguraron que la política mencionada por el mandatario está vigente y reconocieron que un cambio a las leyes de inmigración en 2010 es poco probable este año.

Otro cambio visto en los últimos meses, dijo el diario neoyorquino, es una baja en los cargos penales de ICE a trabajadores inmigrantes que carecen de estatus legal y que no tienen antecedentes criminales.

Critica republicana

Los republicanos critican el proceder del gobierno. El Senador Jeff Sessions (Alabama), legislador de alto rango en el poderoso Comité Judicial de la Cámara Alta, fustigó que a extranjeros sin papeles "se les permite caminar libres y buscar empleo en otro lugar" (...) "Es particularmente preocupante" (...)"en un momento en el que muchos ciudadanos estadounidenses tienen dificultades para encontrar puestos de trabajo".

publicidad

Las redadas silenciosas han impactado directamente en las empresas agrícolas, un sector que ocupa, según estimaciones federales, un 60 por ciento de trabajadores extranjeros sin papeles en sus faenas.

John Morton, director de ICE, dijo al diario que el objetivo de las auditorías (redadas silenciosas) es crear "una cultura de cumplimiento" de los empleadores, y que la verificación de las nuevas contrataciones serán tan rutinarias como el pago de impuestos.

Cambio de rutina

El ICE deja en manos de los empleadores el despido de trabajadores cuyas identidades y permanencias en Estados Unidos no pueden ser validadas. Si los empleadores no proceden con las expulsiones, quedan entonces sujetos a sanciones.

En 2009 auditores de ICE examinaron millones de formularios I-9 que exige el programa E-Verify a las empresas para indagar el estado migratorio sus trabajadores. Poco antes de Navidad las casi 3 mil empresas auditadas procedieron a los despidos después de las revisiones de los formularios.

"Muchas personas todavía están llorando porque esto es muy duro", dijo García, de 41 años, un ex empleado de Gebbers que fue despedido en diciembre del año pasado.

Después de los despidos, las fincas Gebbers ofreció cientos de plazas vacantes, pero hubo escasa respuesta.

"Muéstrame un estadounidense-una sola- subiendo por la escalera de un recolector", dijo María Cervantes, de 33 años, ex trabajadora de Granjas Gebbers, originaria de México.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad