publicidad
Defraudados los inmigrantes debido al retraso de las acciones migratorias

St. Louis busca inmigrantes

St. Louis busca inmigrantes

Lanzó un plan audaz para convertirse en la región con el mayor crecimiento de inmigrantes antes del 2020.

Defraudados los inmigrantes debido al retraso de las acciones migratorias
Defraudados los inmigrantes debido al retraso de las acciones migratorias

Por Alexia Fernández Campbell, corresponsal de National Journal, especial para UnivisionNoticias.com

La ciudad de St. Louis, Missouri necesita más inmigrantes. De eso están convencidos el alcalde y otros líderes de esta ciudad del Medio Oeste de Estados Unidos. St. Louis ha perdido ya más de la mitad de sus residentes en los últimos 50 años, sin embargo, la llegada de inmigrantes de México, India y la China ayudó a compensar por la pérdida de personas y negocios.

Ahora la ciudad y el condado han lanzado un plan audaz para convertir a St. Louis en la región con el mayor crecimiento de inmigrantes antes del año 2020.

Viajé a St. Louis en agosto para ver de cerca qué tan acogedora era la ciudad hacia los extranjeros. Pensaba escribir una serie de artículos sobre el tema para la revista National Journal. Por casualidad llegué la misma semana en que un policía mató a un adolescente afroamericano en el suburbio de Ferguson. El incidente dio a conocer la discriminación racial que existe hacia los residentes afroamericanos, pero  la prensa le ha dado poca atención a los nuevos residentes de la región.

publicidad

Me reuní con el alcalde de St. Louis, Francis Slay, para entender mejor su deseo de traer más inmigrantes a St. Louis, una ciudad que prosperó en el siglo pasado gracias a la manufactura. Slay me explicó que los inmigrantes se inclinan más a abrir negocios y a renovar casas deterioradas. La ciudad tiene más de 6,000 casas abandonadas, un resultado del éxodo de residentes que empezó cuando las fábricas locales se trasladaron al extranjero.

“Otras ciudades que han tenido más altos niveles de inmigración han crecido económicamente y en tamaño, y nosotros queremos ser parte de eso”, dijo.

En agosto, Slay ofreció dar refugio en St. Louis a 60 niños centroamericanos que cruzaron la frontera solos. El anuncio fue un contraste a la respuesta de otras ciudades, como Syracuse, Nueva York, que rechazaron pedidos del gobierno federal para hacer lo mismo.

Aunque los 60 niños aún no han llegado a St. Louis, tuve la oportunidad de conocer a dos hermanos de Honduras que recientemente cruzaron la frontera para vivir con su madre después de casi una década separados.

“Tenía miedo, demasiado miedo”,  dijo Luz, que viajó sola por varios días de Honduras hasta Texas.

Luz, de 13 años, y su hermano, Darwin, de 12 años, son dos de los más de 50,000 niños centroamericanos que han llegado solos a Estados Unidos en los últimos meses, algo que ha causado polémica a nivel nacional. Luz y Darwin me contaron sobre el viaje que hicieron y cómo ha sido vivir con su mamá que casi no conocen. Ella los había dejado en Honduras con la abuela para poder trabajar en Estados Unidos, limpiando y cocinando para mantenerlos. Ahora el futuro de la familia está en las manos de las cortes de inmigración.

publicidad

Durante la visita a St. Louis, también visité el World Trade Center, un centro dedicado a promover el comercio internacional. En el piso 22 se encuentra la oficina de St. Louis Mosaic, un nuevo proyecto dedicado a atraer a inmigrantes profesionales a St. Louis. Uno de los programas proporciona un mentor en su campo profesional a los inmigrantes que buscan trabajo.

Este programa ayudó a Marcia Fernán a encontrar trabajo como analista de procesos. Fernán no había trabajado durante ocho años, desde que dejó su carrera en Monterrey, México, cuando la empresa de su esposo lo transfirió a Estados Unidos. La visa de trabajo de su esposo no le permitía trabajar en el país, pero recientemente obtuvo residencia. Fernán me explicó cómo su mentor le dio ideas sobre cuáles trabajos estarían disponibles en las grandes empresas de biotecnología en la ciudad.

Fernán dice que los residentes de St. Louis son de lo más amigables, pero lamenta que la ciudad no tenga mucha diversidad étnica. “Hay algo, pero no tanto”, explicó.

De hecho, St. Louis sigue siendo una de las ciudades más segregadas del país. La gran mayoría de niños hispanos y afroamericanos estudian en escuelas públicas donde la mayoría de los estudiantes son pobres.

Una escuela pública que está cambiando eso es The Chinese School, una escuela primaria donde todas las clases se enseñan en chino mandarín. Visité la escuela durante el primer día de clases y vi niños de todas las razas y niveles sociales cantando y escribiendo en un idioma completamente desconocido.

publicidad

Sara Seitz, una madre peruana, me dijo que inscribió a su hijo porque sabe que aprender un tercer idioma le abrirá más puertas en el futuro. Dice que su hijo, que está en el primer año de primaria, se ha enamorado de la cultura china. La oportunidad de aprender chino mandarín en un escuela pública refleja los cambios que están sucediendo en St. Louis, dijo Seitz.

“Esta ciudad se está reinventando”, agregó. “Entonces va a llegar un momento cuando vas a poder escuchar "en la misma cuadra- a personas hablando en inglés, tagalo, francés y español”.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad