publicidad
Uno de los cuatro inmigrantes del segundo grupo de mexicanos que volvió a Estados tras haber sido deportado luego de firmar una orden de salida voluntaria sin que les advirtieran de sus derechos. (Foto cedida por ACLU-San-Diego)

Segundo grupo de mexicanos con salida voluntaria regresa a Estados Unidos

Segundo grupo de mexicanos con salida voluntaria regresa a Estados Unidos

Organizaciones y activistas buscan a cientos de immigrantes indocumentados deportados entre 2009 y 2014 a México.

Uno de los cuatro inmigrantes del segundo grupo de mexicanos que volvió...
Uno de los cuatro inmigrantes del segundo grupo de mexicanos que volvió a Estados tras haber sido deportado luego de firmar una orden de salida voluntaria sin que les advirtieran de sus derechos. (Foto cedida por ACLU-San-Diego)

Por Jorge Cancino -  @cancino_jorge

publicidad

Cuatro mexicanos que forman parte de un grupo que fue  deportado de Estados Unidos entre 2009 y 2014 tras firmar una “ salida voluntaria”, regresaron el martes a California para tener su día en corte, confirmó a Univision Noticias la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) en San Diego.

" Niuva, Jesús, José y Carlos entrarán hoy al país bajo el amparo del acuerdo judicial alcanzado entre la ACLU y las autoridades, que permite el retorno de estas personas", dijo Anna Castro, estratega de comunicaciones de ACLU-San Diego. "Ellos se presentarán ante una corte de inmigración y será un juez quien decida sus futuros en Estados Unidos".

"Ahora buscarán un abogado que los represente y prepare sus casos para luchar por permanecer en el país", agregó.

Cuatro largos años

"Pasé en México cuatro años deprimido sin mis hijos y a mi esposa", dijo vía telefónica a Univision Noticias Jesús, uno de los cuatro inmigrantes que regresaron. "Mi intención desde un principio fue volver, pero no pude hasta ahora que se dió esta oportunidad".

"A mi me deportaron en octubre de 2011. Llevaba a mis hijos a la escuela y me detuvo la policía por una infracción de tránsito. Ahí me arrestaron y me pusieron en proceso de deportación. Firmé la salida voluntaria pero no me dijeron que tenía derechos", agrega.

publicidad

"Lo pasé muy mal sin ellos. Usted no sabe. Todavía no los he visto porque recién entré. Espero más tarde reunirme y poder abrazarlos", dijo Jesús, con la voz cortada por la emoción.

Conferencia de prensa

Antes del regreso, los cuatro inmigrantes mexicanos, acompañados por activistas de ACLU y de la Comisión de Derechos Humanos de México, ofrecieron una conferencia de prensa en Tijuana para informar acerca del programa que facilitó sus retornos.

“Seguimos pendientes de que el gobierno de Washington nos resuelva otras aplicaciones que hemos enviado de acuerdo al procedimiento estipulado por la corte”, dijo a Univision Noticias  Esmeralda Flores, asociada de enlace binacional para la ACLU.

A finales de agosto un grupo de seis inmigrantes mexicanos que habían sido expulsados del país y que califican dentro de una demanda que les permite volver para tener su día en corte, ingresaron por la garita de San Ysidro ubicada en la frontera entre San Diego y México.

Leer: Regresa el primer grupo de mxicanos deportado tras firmar salida voluntaria 

El acuerdo

En 2013 la ACLU y el gobierno de California alcanzaron un acuerdo mediante el cual se permitirá que los mexicanos deportados con salida voluntaria entre el 8 de junio de 2009 y el 28 de agosto de 2014 regresen al país y tengan su día en corte.

 

Mexicanos deportados regresan a Estados Unidos /Univision

Conocido como Acuerdo de Conciliación López-Venegas contra Johnson, permite que los afectados por las deportaciones soliciten un estatus migratorio legal en cumplimiento del debido proceso y que sea un juez de inmigración quien decida si tienen méritos o no para quedarse en Estados Unidos.

Leer: Deportados con salida voluntaria regresan a Estados Unidos 

A finales de agosto ACLU-San Diego había contabilizado unos 1,500 casos de mexicanos afectados por esas deportaciones y que “sólo seis” habían podido regresar. “El resto de los ingresos depende de la respuesta que nos de el administrador del caso”, dijo a Univision Noticias Xiomara Corpeño, directora nacional de Educación y Campañas de la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes de Los Angeles (CHIRLA, por su sigla en inglés), uno de los demandantes.

publicidad

“Estimamos que otros inmigrantes afectados estarán cruzando por grupos en las siguientes semanas”, dijo Flores.

El administrador

CHIRLA detalló que en el acuerdo Conciliación López-Venegas contra Johnson se estableció el nombramiento de un Administrador para que sea una figura neutral la que determine quién califica y puede regresar a Estados Unidos, y presentarte ante un tribunal de inmigración.

“Es el Administrador el que tiene la última palabra respecto a quien vuelve”, dijo Corpeño.

“Nosotros hemos recibido muchas llamadas, pero cuando se hacen este tipo de demandas se nombra a un tercer partido en la disputa, neutral, y es él quien recibe la información y toma decisiones sobre la base de esos datos”, detalló.

El primer grupo

El primer grupo de deportados que regresó a Estados Unidos estuvo integrado por Aroon Domínguez, Lucilla Serrano (quien firmó la salida voluntaria en 2009), Estefany Castillo (deportada en 2012 con 15 años de edad), además de José, Roberto y Martín, quienes no dieron a conocer sus apellidos.

Los seis inmigrantes se mostraron felices de haber vuelto junto a sus familias, confiados en que ganarán sus casos y que el juez de inmigración que atienda sus procesos les conceda la residencia legal permanente en el país.

“No fue tarea fácil conseguir las pruebas para alcanzar el acuerdo”, dijo Corpeño. “CHIRLA fue uno de los demandantes junto con la ACLU. Fuimos las organizaciones que trabajan con los inmigrantes quienes nos dimos cuenta y reunimos las pruebas de lo que estaba sucediendo y acudimos a las cortes a exigir justicia”.

publicidad

Beneficios afectados

De acuerdo con la demanda, a los inmigrantes mexicanos afectados por las deportaciones voluntarias en los condados del sur de California, entre ellos Los Angeles, Imperial, San Diego, Orange y San Bernardino, no se les informó de los derechos que perdían al firmar la orden de salida voluntaria, y de las sanciones en que incurrían una ver deportados, entre ellos la Ley de los 10 años.

La Ley de los 10 años o Ley del Castigo, sanciona con tres años fuera a indocumentados que permanecen más de 180 días indocumentados en Estados Unidos, y con 10 años si la permanencia sin papeles supera el año (365 días).

“Los procedimientos empleados por las autoridades migratorias no fueron los adecuados”, dijo Corpeño. “No fueron informados de sus oportunidades y de sus derechos”.

Fecha tope

Flores dijo que la fecha máxima para someter las aplicaciones y calificar según los requisitos del acuerdo es el 23 de diciembre. “Ha habido problemas para contactar a las personas. No hay mucha información y estamos haciendo esfuerzos para que en México los afectados se enteren y llamen para inscribirse”, dijo.

“Desafortunadamente el gobierno no quiso compartir información especifica sobre cuántas personas recibieron la salida voluntaria ni nos dieron los nombres”, añadió. “Esperamos que la gente, cuando vea la noticia de que la gente está regresando, tome el teléfono y llame”.

publicidad

El mismo efecto esperan conseguir con la conferencia de prensa del día 15 en Tijuana. “Queremos llamar la atención de los medios (de comunicación) en México para que las personas se enteren y verifiquen si reúnen los requisitos y para decirles que este programa es serio, que no piensen que se trata de una estafa. Creemos que miles de inmigrantes fueron deportados sin saber que tenían una oportunidad para quedarse con sus familias”.

Los requisitos

El juez John A. Kronstadt, quien aprobó el Acuerdo López-Venegas versus Johnson, dijo que el arreglo aborda las prácticas engañosas que utilizaron agentes de control migratorio que le negaron a inmigrantes mexicanos el derecho de tener audiencia frente a un juez y su día en corte a los que firmaron documentos de salida voluntaria, explicó la ACLU.

ACLU-San Diego explicó que para calificar y ser miembro de la demanda colectiva bajo el acuerdo López-Venegas contra Johnson y poder regresar a Estados Unidos para tener un día en corte, un individuo debe:

   - Haber firmado un documento de “salida voluntaria” entre el 1 de junio de 2009 y el 28 de agosto de 2014, y haber sido deportado a México;

   - Haber tenido ciertas opciones legales para permanecer en Estados Unidos legalmente cuando firmó la “salida voluntaria” (como por ejemplo ser elegible para la Acción Diferida de 2012 o DACA);

publicidad

   - Haber sido procesado por agentes de la Patrulla Fronteriza en el sector de San Diego o por agentes de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE, por su sigla en inglés) en las oficinas de San Diego y Los Angeles;

   - Estar físicamente en México al momento de someter una aplicación para ser miembro de la demanda colectiva.

ACLU habilitó los números de teléfono (619) 398-4189 (desde Estados Unidos) y el 01 (800) 681-6917 (desde cualquier parte de México) para recibir información sobre la demanda.

También la página en internet ( www.misalidavoluntaria.org) y en Facebook accesando a la cuenta: “ Mi salida voluntaria”.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad