publicidad

Se cierra la ventanilla de las visas H-1B

Se cierra la ventanilla de las visas H-1B

El gobierno federal anunció el cierre de la ventanilla de visas tipo H-1B para trabajadores profesionales.

Las visas H-1B para el año fiscal 2015 comenzarán a entregarse el 1 de octubre.

Por Jorge Cancino

El gobierno federal estadounidense anunció el lunes el cierre de la ventanilla de visas tipo H-1B para trabajadores profesionales.

“Se ha recibido el suficiente número de solicitudes para el año fiscal 2015”, dijo la Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración en un comunicado.

La ventanilla se abrió el 1 de abril. El gobierno había advertido de la alta demanda por estas visas.

La USCIS dijo que el cierre afecta la cuota normal de 65 mil y la cuota adicional de 20 mil para extranjeros graduados de universidades estadounidenses.

“Antes de poner en vigor un proceso de selección al azar, USCIS completará la recolección inicial de todas las solicitudes recibidas durante el período de presentación que termina hoy”, explicó la agencia.

Agregó que “debido al alto número de peticiones, USCIS no está todavía en condiciones de anunciar la fecha en que se llevará a cabo el proceso de selección al azar”.

Las 85 mil visas H-1B se entregan por medio de un sorteo computarizado que selecciona al azar.

La USCIS dijo que todas las solicitudes que no sean seleccionadas o aquellas que fueron rechazadas, las devolverá a los peticionarios.

La agencia dijo que seguirá aceptando solicitudes de peticiones que son exentas de la cuota reglamentaria.

El año pasado la ventanilla también se cerró una semana después de abierta a la recepción de solicitudes. En 2007 la ventanilla estuvo abierta menos de 24 horas.

publicidad

Quiénes la usan

La visa H-1B es usada principalmente por trabajadores de la industria de alta tecnología y son destinadas a profesionales extranjeros con título universitario que desempeñan trabajos especializados que requieren conocimientos teóricos o técnicos.

La lista de profesionales incluye a científicos, ingenieros, periodistas y programadores de computadoras, entre otros.

Antes de la crisis financiera de 2008, las empresas de alta tecnología se quejaban por este sistema y señalaban que la cuota asignada por el Congreso era insuficiente, al punto que entre 2004 y 2007 la cuota se agotaba a las pocas horas de abrirse la ventana para la recepción de solicitudes.

Durante los años fiscales 2001 a 2004, el Congreso autorizó extender la cuota de 65 mil a 195 mil visas. Pero el 30 de septiembre de 2004 ésta se redujo a la cantidad original de 65 mil.

El cupo fue ampliado en atención a pedidos formulados por la Asociación Americana de Tecnologías de la Información (ITAA), entre las que se encuentran empresas tales como Microsoft, Oracle y Sun Microsystems.

Pero las mismas compañías que cabildearon para que el Congreso aumentara la cuota no quisieron patrocinar nuevas solicitudes de permisos para expertos extranjeros, una de las razones por las que el legislativo optó por no prorrogar la extensión temporal a partir de 2005.

El programa de visas H-1B fue creado por el Congreso en 1990.

publicidad

La cuota adicional

A finales de 2004 el Congreso debatió una cuota adicional de 20 mil visas para profesionales extranjeros graduados o que hayan obtenido una maestría en Estados Unidos.

El proyecto entró en vigor en 2005.

La ampliación del cupo se hizo en atención a peticiones de empresas que requieren este tipo de permisos.

En 2006 las empresas del rubro acudieron al Senado y pidieron incluir la visa H1B en los debates sobre la reforma migratoria.

El programa de visas H-1B establece que los patronos estadounidenses deben pagar a los trabajadores extranjeros el salario predominante según su campo de trabajo.

También deben demostrar que los estadounidenses calificados no están siendo marginados para desempeñar la posición o puesto que ocupa el extranjero.

El reglamento exige que el empleado extranjero contratado tenga cuando menos un título universitario o su equivalente.

Las visas H-1B para el año fiscal 2015 comenzarán a entregarse el 1 de octubre. El año fiscal estadounidense arranca el 1 de octubre y finaliza el 30 de septiembre del año siguiente.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad