publicidad
Lagos de Moreno

Retorno a México: siete años de soledad

Retorno a México: siete años de soledad

Quinta entrega de "Retorno a México", la serie de historias sobre mexicanos que después de varios años de trabajar en Estados Unidos deciden volver a su patria de manera voluntaria.

Lagos de Moreno
Lagos de Moreno

LOS ÁNGELES, California.- En los siete años que lleva viviendo en Estados Unidos, María Alba ha experimentado un sentimiento que la marchita, la entristece, la achicopala.

Es una tristeza que se alimenta por esa condición de ser indocumentada y que está perturbando la vida familiar.

“Uno viene al norte con la intención de hacer dinero y regresarse a su país, pero aquí no hay tiempo para disfrutar a los seres queridos, sólo encuentras soledad”, dice esta inmigrante mexicana.

María Alba con sus hijos.
María Alba con sus hijos.

María vive San Francisco, California, junto a su esposo y a sus tres hijos de 15, 11 y 5 años, sin embargo poco es el tiempo que comparten como familia debido al trabajo, él en un restaurante y ella en una tortillería.

“Creo que es injusto para nuestros hijos que tengan el descuido de sus padres”, dice María, “porque todo el tiempo estamos trabajando para poder pagar la renta y los ‘biles’, y pienso en la soledad que están pasando mis hijos e inclusive mi marido por el poco tiempo que tenemos para convivir”.

Por eso María y su esposo Ricardo han tomado la decisión de regresar a su natal Lagos de Moreno, a esas tierras de los bravos de Jalisco que tuvieron que dejar ante la falta de oportunidades.

“En México hay riquezas y si trabajamos como lo hacemos aquí en Estados Unidos, seguro que ya no desearemos estar en este país, que siento que es parte de mi vida, pero por las lecciones de sufrimiento que hemos aprendido aquí”, comenta María.

publicidad

La decisión de abandonar Estados Unidos, explica, también está impulsada por el alto costo que implica un país en el que vive endeudado.

Familia Murguía Alba.
Familia Murguía Alba.

Con el dinero que pudieron ahorrar en esos siete años de soledad, María y Ricardo tienen planeado crear una empresa de productos de plástico desechable en Lagos de Moreno.

Los cinco miembros de la familia ya tienen su boleto de avión, de ida y sin vuelta. El próximo 30 de mayo será su retorno a México.

“Lo primero que haré es abrazar a mis padres”, dice María entusiasmada. “Y pasear libremente con mi familia, sin temor a que nos separen como aquí lo hemos vivido por ser indocumentados”.

Lea también:

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad