publicidad
El Senador Marco Rubio (R-FL) y el representante Mario Díaz-Balart (R-FL).

Republicanos insisten a Obama que no actúe en inmigración

Republicanos insisten a Obama que no actúe en inmigración

Republicanos insisten a Obama que no tome acciones ejecutivas y que hable con ellos de reforma migratoria.

El Senador Marco Rubio (R-FL) y el representante Mario Díaz-Balart (R-FL).
El Senador Marco Rubio (R-FL) y el representante Mario Díaz-Balart (R-FL).

Por Jorge Cancino

Dos legisladores republicanos de Florida pidieron al presidente Barack Obama que no use su poder ejecutivo para cambiar las leyes de inmigración y otorgue beneficios a inmigrantes indocumentados.
Uno de ellos, el senador Marco Rubio, exhortó el miércoles a Obama que se abstenga de utilizar su autoridad ejecutiva en el tema, y agregó que la reforma migratoria debe ser gradual y producirse sólo después de que las autoridades impidan el flujo de inmigrantes no autorizados a través de la frontera.
publicidad

Leer: Obama insiste en acciones ejecutivas migratorias. 

A finales de junio Obama dijo que tomaría acciones ejecutivas porque el liderazgo republicano de la Cámara de Representantes no debatiría este año la reforma migratoria que el senado aprobó el 27 de junio de 2013.

Obama anunció que las medidas iban a ser anunciadas a finales del verano, pero el 6 de junio la Casa Blanca movió la fecha para después de la elección del martes.

Ver: La elección 2014 en gráficas

Un día después de los comicios de este martes, que le permitieron a los republicanos reconquistar el poder del Senado y conservar el liderazgo de la Cámara, Rubio, quien se encuentra en un viaje de dos días en Colombia, dijo que el tomar medidas ejecutivas retrasará la oportunidad de lograr avances, en referencia a negociaciones entre ambos partidos detenidas desde junio del año pasado.

Rubio integró el grupo bipartidista que redactó el plan S. 744.


Rubio habla de Venezuela y reforma migratoria Univision

Crecen los avisos Tras las declaraciones de Rubio, el representante Mario Diaz-Balart, reelecto el martes para un nuevo período de dos años, dijo a UnivisionNoticias.com que “espero que el presidente se siente con el liderazgo del Congreso para hablar de una forma seria y respetuosa, y llegar a un acuerdo”.

Poco antes, Obama había reiterado que, antes del término del 2014, tomaría acciones ejecutivas para mejorar el sistema de inmigración, y prometió que esas medidas quedarían sin validez si el Congreso aprueba una reforma migratoria que cuente con su respaldo.

"Estas acciones serán reemplazadas y suplantadas por una acción del Congreso. Envíenme una ley que pueda firmar y estas acciones ejecutivas se desvanecerán", agregó.

publicidad

Díaz-Balart, quien en 2013 integró un grupo bipartidista que redactó un plan de reforma migratoria que nunca vio la luz pública, aseguró que en la Cámara de Representantes “hay apoyo suficiente para aprobar una reforma seria, sensata, real y justa”, pero descartó que exista un plan como el aprobado por el Senado.

 

Inmigración divide desde ya al nuevo Senado y a Obama Univision

 

El plan S. 744

El proyecto de ley de la Cámara Alta incluye un camino a la ciudadanía para indocumentados que están en el país desde antes del 31 de diciembre de 2011 y carecen de antecedentes criminales.

Agrega que los beneficiarios pagarían multas, serán sometidos a una verificación de antecedentes criminales y entrarán en un estado de residencia provisional durante 10 años.

Al término de la probatoria, los indocumentados que calificaron podrán pedir la residencia permanente y, tres años después, estarán autorizados para gestionar la ciudadanía.

 

Sin oportunidades

Díaz-Balart dijo que “la reforma que aprobó el senado sabemos que no tiene la mínima oportunidad de convertirse en ley. Tiene cosas buenas y cosas malas”, pero no será considerada dentro de probables negociaciones con los demócratas.

publicidad

El representante por Florida añadió que si el presidente toma medidas acciones ejecutivas, “va a reventar cualquier posibilidad de hacer algo serio, y que tenga soluciones a largo plazo”.

“La solución es sentarse con el liderazgo de la Cámara del Senado. Hay que hacerlo pronto a corto plazo para arreglarlo a largo plazo”, subrayó.

Qué dijo el presidente

Obama aseguró el miércoles que, lejos de interpretar sus acciones ejecutivas como un ataque, los republicanos deberían verlas como "un incentivo para que intenten hacer algo" relativo a la reforma migratoria.

Organizaciones hispanas que defienden los derechos de los inmigrantes dijeron a UnivisionNoticias.com que presionarán al mandatario para que cumpla su promesa de junio, tome acciones ejecutivas “lo antes posible” y frene las deportaciones.

La Administración Obama ha deportado un promedio de 400 mil indocumentados por año desde que asumió en enero de 2009. El Departamento de Seguridad Nacional ha dicho que la mayoría de los deportados tenía antecedentes criminales. Los grupos pro inmigrantes reiteran que entre seis y siete de cada 10 deportados no representaban una amenaza para la seguridad nacional de Estados Unidos.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad