publicidad

Reiteran campañas para prevenir muertes en la frontera entre México y Estados Unidos

Reiteran campañas para prevenir muertes en la frontera entre México y Estados Unidos

Gobierno y activistas reiteraron a inmigrantes los peligros de cruzar la frontera entre México y Estados Unidos en el verano.

Avisos en español

FRONTERA EU/MEXICO - Al igual que en los últimos diez años, la Patrulla Fronteriza (Border Patrol) y grupos defensores de los derechos de los inmigrantes reiteraron sus campañas de prevención para evitar que inmigrantes indocumentados crucen el desierto del suroeste de Estados Unidos en los meses de verano (junio-octubre) y mueran durante las caminatas a consecuencia del implacable calor -que en algunas ocasiones sobrepasa los 48 grados Centígrados- y la falta de agua.

Con mensajes en español e inglés, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) de Estados Unidos tiene vigente una campaña desde principios de mayo en estaciones de televisión del centro y sur de México, en los que muestra los peligros de cruzar el desierto para ingresar a territorio norteamericano.

Los avisos alertan sobre los riesgos de cruzar ríos y desiertos, y de contratar "coyotes" o traficantes de personas para que los crucen a Estados Unidos, dijo José Pérez, un agente de la Patrulla en El Paso, Texas.

Uno de los anuncios muestra a tres amigos que tratan de cruzar un río con una fuerte corriente de agua y, aunque no se ve, tres cruces aparecen después en una de las orillas del afluente haciendo referencia a que fallecieron ahogados.

Creció un 54%

Un informe divulgado en junio por la Border Patrol reveló que en los últimos cinco años las muertes en la frontera se incrementaron en un 54 por ciento durante el año fiscal 2008.
publicidad


Reportes oficiales y privados dan cuenta que cada año miles de inmigrantes provenientes de México, Centro América y Sudamérica intentar cruzar a Estados Unidos por aéreas remotas de los desiertos del suroeste, para evitar ser detectados por la Patrulla Fronteriza.

Los grupos que abogan por los derechos de los inmigrantes en Estados Unidos culpan a las medidas de seguridad del gobierno de oblgar a los indocumentados a cruzar cada vez por zonas más remotas, pero el gobierno federal estadounidense responsabiliza a los coyotes de tomar ese tipo de rutas para no ser detectados.

¿Cree usted que EU hace lo suficiente para prevenir las muertes en la frontera con México? Comente aquí.

Sin contar el verano

En los primeros seis meses del año fiscal 2009 (del 1 de octubre al 30 de marzo), la Patrulla Fronteriza registró la muerte de 128 personas a lo largo de la frontera con México.



El periodo no cubre los meses de verano, cuando se presenta el mayor número de percances por deshidratación en los desiertos.

Pérez dijo que "mucha gente no se da cuenta de los peligros en que los colocan los traficantes. Ellos realmente no tienen ningún cuidado de la seguridad de los inmigrantes.

La zona de cruce desde México hacia Estados Unidos es considerada una de las regiones más hostiles del continente para quienes no están acostumbrados a las altas temperaturas y a lo inhóspito del terreno.

publicidad

'No more deaths'

Al igual que en los últimos seis años, la organización humanitaria 'No more deaths' (No Más Muertes) desplegará voluntarios por el sur del estado de Arizona con la esperanza de evitar que los inmigrantes indocumentados mueran al intentar cruzar el desierto desde México.

Arizona es el punto de mayor tránsito de inmigrantes indocumentados hacia Estados Unidos y donde se ha registrado la mayor cantidad de fallecimientos a causa de lo difícil del terreno y las altas temperaturas durante el verano.

El año pasado 'No more deaths' contó con la ayuda de unos 600 voluntarios, entre ellos médicos, enfermeras y otros profesionales de la salud, quienes participaron en la campaña, al igual que el año anterior.



Estuvieron distanciados

Las relaciones entre la 'No more deaths' y la Patrulla Fronteriza se deterioraron en 2005 luego que las autoridades federales acusaran a dos elementos de asistencia a los inmigrantes de haber transportado a inmigrantes ilegales para que recibieran asistencia médica.



Identificados como Shanti Sellz y Daniel Strauss, ambos de 24 años, fueron arrestados el 9 de julio de 2005.

En un automóvil perteneciente a uno de los detenidos, transportaban a los inmigrantes desde un campamento ubicado en la región fronteriza de Arivaca hasta un hospital de Tucson.



Shanti y Sellz aseguraron que los inmigrantes requerían atención médica de inmediato.

publicidad

Ambos samaritanos enfrentaron cargos federales por transportar a indocumentados en territorio estadounidense, acusaciones similares que las autoridades presentan contra 'coyotes' o 'polleros', pero éstas fueron desestimadas por un juez federal.



Un nuevo reglamento

La detención de Sellz y Strauss obligó al grupo a cambiar la estrategia de sus operaciones para evitar nuevos enfrentamientos con las autoridades.



A comienzos del verano de 2006 el grupo de samaritanos anunció que la instrucción es llamar al número de teléfono 911 o a la Patrulla Fronteriza (Border Patrol) en caso que la vida de un inmigrante se encuentre en peligro.

"No volveremos a enfrentar la misma situación", sostuvo Margo Cowan, abogada y representante de 'No more deaths' durante una conferencia de prensa el año pasado.

Aseguró que el nuevo reglamento de procedimientos señala que a partir de ahora sólo médicos y enfermeras certificadas podrán transportar a indocumentados que requieren atención porque sus vidas se encuentran en peligro.

Atender, pero no llevar

El reglamento también precisa que en caso de una emergencia, un médico tendrá que estar presente para determinar si el inmigrante necesita ser transportado, y la Patrulla Fronteriza será notificada del traslado y la ruta a seguir desde el lugar donde es hallado hasta un centro médico.

Las autoridades estadounidenses han advertido en reiteradas ocasiones que las leyes del país permiten a los civiles proporcionar ayuda a los inmigrantes en apuros, pero prohíbe trasladarlos en vehículos.

publicidad

Campaña de recaudación

Cada año, antes del comienzo del verano, 'No more deaths' lanza una campaña de recolección de alimentos y artículos no perecibles que luego son llevados a varios campamentos ubicados en la frontera entre Arizona y México.

La lista incluye ropa, artículos de higiene personal, zapatos, pañales, crema para sanar pies cansados y, sobre todo, agua potable envasada.



En estos campamentos los samaritanos dan de comer a los inmigrantes, proveen una manera para que se comuniquen con sus familias, dan cuidados médicos apropiados si lo requieren y ayudan a obtener acceso a consejo de tipo legal, "todo ello gratis", subrayan los directivos.

Como en el infierno

En algunas zonas del desierto, durante el verano las temperaturas alcanzan los 120 grados Fahrenheit (48.8 grados centígrados).

La organización también pide ayuda para equipar campamentos permanentes, tal como por ejemplo electrodomésticos, muebles, comida enlatada, materiales de primeros auxilios, utensilios para acampar, linternas, cámaras de video y grabadoras portátiles pequeñas.



Estos dos últimos pedidos, explican, son para documentar la lucha de los inmigrantes en el desierto.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad