publicidad
.

Reclamo por horas extras le costó caro a inmigrante hispano logo-noticia...

Reclamo por horas extras le costó caro a inmigrante hispano

Reclamo por horas extras le costó caro a inmigrante hispano

Antonio Vanegas trabajó en un restaurante dentro de un edificio federal; al reclamar por el pago de horas extras, ahora está a punto de ser deportado.

Por reclamar lo quieren deportar

Durante tres años, Antonio Vanegas trabajó en un restaurante de comida árabe ubicado dentro de un edificio de oficinas federales en Washington, DC. 

A pesar de ser un inmigrante indocumentado de Guatemala, nunca tuvo ningún problema. Sin embargo, reclamar por lo que consideraba justo, le costó muy caro y ahora está a punto de ser deportado.

¿Hizo bien Antonio en levantar una denuncia por horas extras? Opina

Venegas trabajaba en el edificio de Ronald Reagan y Centro de Comercio Internacional en Washington, D.C., ganando menos del sueldo mínimo.

"Ganaba $6.5 la hora y a veces trabajaba 72 horas a la semana pero sin pago de tiempo extra", explicó a la periodista Lourdes Meluzá.

El sueldo mínimo en dicho distrito en Columbia es de $8.25 la hora.

El pasado mayo Vanegas participó en una huelga frente a Union Station, otro edificio federal donde la campaña Good Jobs Nation, un nuevo grupo que está tratando de llamar la atención sobre los puestos de trabajo con bajos salarios en edificios federales, afirma que existen violaciones laborales.

Su audiencia será en agosto

"Nos decidimos porque ya estamos cansados de tanto maltrato", asegura Antonio, quien relató que tres días depúes la seguridad del edificio lo detuvo y lo entrego a ICE (Immigration and Customs Enforcement).

Vanegas tiene una audiencia de deportación en agosto. El departamento de trabajo ya ha abierto una investigación formal basada en una queja de la campaña Good Jobs Nation, que alega que en este edificio federal que alega que el edificio Ronald Reagan ha habido por parte de contratistas un millón de dólares de robo salarial.

publicidad

La mayoría de los edificios federales son administrados por la GSA (General Services Administration), la cual en un comunicado declaró que la GSA tiene guías claras en sus contratos para asegurar que sus contratistas sigan la ley y toman muy seriamente las alegacioines de violaciones.

"Este asunto fue referido al departamento de trabajo para mayor investigación", finaliza el comunicado.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Miles de mujeres salieron a las calles de la ciudad para unirse a las protestas globales contra el nuevo presidente de Estados Unidos y en defensa de sus derechos.
Donald Trump y Barack Obama no solo tienen conceptos diferentes en política, sino también a la hora de tratar a sus esposas.
En 2009, la ex primera dama le dio un regalo a Laura Bush y pasó desapercibido, pero la reacción de Michelle Obama al obsequio de la nueva primera dama no dejó a nadie indiferente.
De Ciudad de México a Washington DC, decenas de miles de manifestantes marcharon por las calles contra la toma de posesión del ahora 45° presidente de Estados Unidos. En algunas capitales, se registraron disturbios y enfrentamientos.
publicidad