publicidad
Una ceremonia de naturalización en San Francisco, California.

¿Puede EEUU quitar la ciudadanía a una inmigrante que mintió? Esto es lo que acaba de decir el Supremo

¿Puede EEUU quitar la ciudadanía a una inmigrante que mintió? Esto es lo que acaba de decir el Supremo

La máxima autoridad judicial del país da la razón a una refugiada serbia que había logrado la ciudadanía estadounidense, pero que acabó deportada por una mentira en su proceso migratorio.

¿El gobierno de EEUU puede quitarle la ciudadanía a un extranjero que mintió para obtenerla? Esto decidió la Corte Suprema Univision

La Corte Suprema se posicionó este jueves a favor de una mujer serbia a quien quitaron la ciudadanía estadounidense y deportaron por haber mentido sobre su pasado durante el proceso migratorio. Ahora su caso volverá a la corte estatal, quien decidirá si realmente debían o no dejarla sin pasaporte estadounidense.

Para los activistas y juristas proinmigración, la decisión del Supremo logra algo que va más allá de este caso concreto: la Corte deja claro que haber mentido no es razón suficiente para anular la ciudadanía; la mentira tiene que ser grave y relevante para los funcionarios de inmigración que deciden si concederla.

publicidad

Naomi Tsu, subdirectora legal de Immigrant Justice Project, dijo a Univision Noticias que –por ejemplo– un error en una dirección postal o en una fecha no debería ser razón suficiente para quitar el pasaporte estadounidense a un inmigrante naturalizado. Tsu cree que el proceso de naturalización es "complicado, largo y confuso" y las autoridades deben aceptar un cierto margen de error.

Preguntas y respuestas: lo que debes saber para obtener la ciudadanía estadounidense Univision


Una mentira sobre su marido

En este caso, la demandante, la serbia Divna Maslenjak, fue sentenciada por violar las leyes migratorias y deportada. En concreto, durante su proceso de refugio huyendo de la guerra civil en su país, dijo bajo juramento que tanto ella como su marido habían evitado hacer el servicio militar y huido. Más tarde, en su proceso de naturalización, aseguró que nunca había mentido a las autoridades estadounidenses.

Relacionado
Una ceremonia de naturalización en Jersey City, Nueva Jersey.
Corte Suprema pide cambiar la ley para que tanto madre como padre den la ciudadanía de EEUU a los hijos

Pero... se acabó demostrando que su afirmación era falsa: su marido sí había luchado con el Ejército serbio-bosnio en la década de los 90.

La máxima autoridad judicial del país dijo este jueves que no queda demostrado si esa mentira habría evitado que los funcionarios concedieran finalmente la ciudadanía a la mujer. La Corte dice que, para retirar la ciudadanía, los errores deben ser clave. Así lo expresa la resolución:

"Demostrar que el acusado mintió sobre datos que hubieran importado a un funcionario de inmigración, porque hubieran justificado la negación de su naturalización o hubieran llevado a otros datos determinando el resultado final".
En fotos: La historia que comienza para los nuevos ciudadanos estadounidenses en una ceremonia de naturalización
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad