publicidad
Alumnos indocumentados se beneficiarían con los dos proyectos de ley en California.

Proponen ley que benefice a estudiantes indocumentados con becas

Proponen ley que benefice a estudiantes indocumentados con becas

Proponen ley que benefice a estudiantes indocumentados con becas

Alumnos indocumentados se beneficiarían con los dos proyectos de ley en...
Alumnos indocumentados se beneficiarían con los dos proyectos de ley en California.

En California

LOS ANGELES - Dos iniciativas de ley para beneficiar con becas y ayuda financiera a universitarios indocumentados fueron presentadas el martes en la cámara baja.

Las propuestas llamadas Dream Act piden que ciertos estudiantes indocumentados paguen por matrícula lo mismo que los residentes legales. Actualmente, los universitarios sin documentos legales pueden matricularse pagando lo mismo que los residentes de otros estados, una cuota mucho más alta de la que pagan quienes viven en California.

Durante una conferencia de prensa en Los Angeles, el asambleísta Gil Cedillo también pidió que los beneficiarios sean aptos para recibir ayuda financiera de los sistemas Universidad de California, Universidad Estatal de California y los llamados Colegios Comunitarios.

publicidad

Se beneficiarían aquellos indocumentados que han estudiado al menos tres años en secundarios o escuelas alternativas de California, se han graduado y tienen pendiente o están dispuestos a presentar una solicitud para legalizar su estatus migratorio.

El legislador demócrata espera que sus proyectos de ley tengan mejor suerte con el flamante gobernador Jerry Brown. El ex gobernador Arnold Schwarzenegger vetó una propuesta similar el año pasado.

El Senado estadounidense rechazó semanas atrás por 55 votos a favor y 41 en contra el proyecto de ley Dream Act y dejó a cientos de miles de jóvenes indocumentados sin la posibilidad de legalizar sus permanencias en el país. Necesitaba el apoyo de 60 de los 100 legisladores que componen esta cámara del Congreso.

La decisión significó un duro golpe no sólo a las aspiraciones de la comunidad inmigrante de conseguir una pequeña reforma a las leyes migratorias antes del término de 2010, sino también a la Administración del Presidente Barack Obama que, por segundo año consecutivo, no logró cumplir con una promesa de campaña.

En 2008 Obama prometió a los electores empujar una amplia reforma migratoria en el curso de su primer año de mandato, pero la crisis financiera, las guerras en Irak y Afganistán, los debates de las reformas de salud y medio ambiente, el desempleo y ahora la falta de respaldo bipartidista, sacaron de la agenda de prioridades el tema de la legalización de millones de indocumentados.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad