publicidad

Propietario de planta se declaró culpable de contrata ilegal

Propietario de planta se declaró culpable de contrata ilegal

Dieciocho meses después de redada New Bedford, propietario se declaró culpable de albergar y encubrir a indocumentados.

Proceso largo

BOSTON - Dieciocho meses después de la redada en una fábrica de material militar en New Bedford, Massachussets, donde fueron detenidos 361 trabajadores, el propietario de la planta se declaró culpable de albergar y encubrir a indocumentados, reportó The Associated Press.

Francesco Insolia, propietario de la compañía Michael Bianco Inc, que entre otros artículos fabrica chalecos antibalas para el ejército de Estados Unidos, tras un largo proceso judicial aceptó uno de los cargos presentados por la fiscalía federal.

Insolia fue acusado de asociación delictiva para inducir a inmigrantes ilegales a vivir en Estados Unidos y para contratar inmigrantes ilegales, dijo la agencia.

La redada se New Bedford se registró el 6 de marzo del año pasado en las afueras de Massachussets. La mayoría de los trabajadores detenidos por agentes federales de la Oficina de Aduanas y Control Fronterizo (ICE) eran originarios de América Latina.

Lluvia de críticas

La batida generó una fuerte polémica en Estados Unidos porque centenares de niños, hijos de los trabajadores arrestados, quedaron abandonados en jardines infantiles y escuelas.

Los defensores de los inmigrantes argumentaron que la redada separó a varias familias y dejó a los menores sin un cuidado adecuado, pero las autoridades federales afirmaron que la redada se manejó apropiadamente.

publicidad

El Consejo Nacional de La Raza (NCLR, el principal grupo hispano de Estados Unidos) criticó al ICE por separar familias y no respetar los derechos de niños estadounidenses.

Activistas de otras organizaciones nacionales también se sumaron a las críticas contra el gobierno federal.

El 6 de marzo

El día de la redada más de 100 agentes federales, acompañados por policías locales, irrumpieron a primera hora en Michael Bianco Inc.

Un ex trabajador de la planta, que semanas más tarde del operativo habló con Univision.com bajo reserva de su nombre -por temor a ser arrestado y deportado por su condición Ilegal- dijo que esa ciudad (New Bedford), después delñ operativo, quedó convertida en  "un desierto", y que muchos inmigrantes huyeron.

Esa mañana "llegaron agentes federales y policías locales y estatales a la fabrica donde se hacen los chalecos antibala", dijo. "Arrestaron a más de 380, entre ellos a mi esposa".

Espía hispano

La fuente agregó que el ICE reunió pruebas de inteligencia por el trabajo que hizo un espía hispano antes de la redada.

Relató que "el hombre fue enviado a un lugar donde consiguió papeles falsos y se fue infiltrando hasta llegar a la planta de los chalecos antibalas", contó.

Agregó que el "infiltrado" permaneció en la fábrica "siete u ocho meses", y que durante ese tiempo "le contó todo a las autoridades".

publicidad

"Cuando los agentes llegaron conocían el nombre de cada uno, qué hacía, dónde estaba y cómo se llamaba. Lo sabían todo", destacó.

Informe de La Raza

Siete meses después de la redada, La Raza y el Urban Institute, publicaron un detallado informe en el que revelaron que más de 500 niños víctimas de redadas en Colorado, Nebraska y Massachussets entre 2005 y 2006 "padecen trastornos mentales serios, condiciones de pobreza y desarraigo familiar", y culpó al Congreso por estos daños que calificó de "irreparables".

El documento subrayó que los niños afectados por las redadas del servicio de inmigración "no son inmigrantes, sino ciudadanos estadounidenses con plenos derechos", y advirtió que otros tres millones podrían correr la misma suerte en corto plazo.

La denuncia, plasmada en el informe titulado Pagando el Precio: El Impacto de las Redadas de Inmigración Sobre los Niños en Estados Unidos, reveló los horrores que han vivido familias víctimas de leyes antiinmigrantes, donde los grandes damnificados son los más pequeños de la sociedad.

La Raza dijo que el error cometido por el Congreso causó daño a los niños tras el fracaso del debate de la reforma migratoria, y resaltó la incapacidad del organismo legislativo de lograr una solución al problema que plantean 12 millones de inmigrantes sin papeles en el país.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad