publicidad

Política migratoria de Obama tiene a miles de extranjeros al borde de la deportación

Política migratoria de Obama tiene a miles de extranjeros al borde de la deportación

Con o sin papeles en EU no hay diferencias a la hora de cometer una falta. Residentes o indocumentados son puestos en...

Política migratoria de Obama tiene a miles de extranjeros al borde de la...

Faltas menores

Con o sin papeles en Estados Unidos no hay diferencias a la hora de cometer una falta. Residentes legales o indocumentados son puestos en proceso de deportación, y en algunos casos expulsados en tiempo récord, dejando tras de si a familias desoladas y a otros miles sumidos en el miedo y la incertidumbre, de acuerdo con un reporte publicado por la BBC Mundo en su página digital.

La nota agrega que en el condado de Travis, Texas, la mayoría de los inmigrantes afectados por órdenes o procesos de deportación fueron detenidos por un delito menor.

La detención y encierro de cualquier inmigrante en Estados Unidos por un delito menor puede finalizar en la deportación aun cuando no sea indocumentado, aseguró un informe del Centro de Políticas de Inmigración, dijo la BBC Mundo.

publicidad

La estadía sin papeles en Estados Unidos es una falta de carácter civil no penal, pero a partir del fracaso del debate migratorio en 2006 diversas instancias han hecho lo posible por criminalizarla, sin que el Congreso se pronuncie al respecto.

En 35 estados

A partir de junio de ese año, más de 1,500 proyectos de ley que castiga la estadía indocumentada en diversas formas han sido debatidos en municipalidades de unos 35 estados, y más de 140 han sido aprobados, aunque la mayoría fueron suspendidos por jueces que dictaminaron que muchas de las medidas recomendadas violaban la Constitución estadounidense o eran competencia exclusiva del gobierno federal.

Pero la puesta en vigor de un plan polito en 2004 y luego extendido a todo el país en 2006 aceleró procesos que hasta esa fecha parecían improbables.

En 1996 el Congreso estadounidense aprobó una serie de cambios a la ley de inmigración, entre ellos la Sección 287(g) que permite al Departamento de Justicia y al servicio de inmigración hacer acuerdos con las agencias de policía local (estatal y municipal) para que sus agentes detengan indocumentados y sean puestos en procesos inmediatos de deportación.

¿Qué opina de la política de deportaciones del gobierno de Barack Obama? Comente aquí.

Más de medio millón

La medida agregó la búsqueda de unos 540 mil inmigrantes con orden de deportación vigente y extranjeros con antecedentes penales o cualquier tipo de falta no necesariamente de grave. Se incluyó en la estrategia incluso a residentes permanentes, bajo la premisa que para residir en Estados Unidos es necesario contar con un bien "carácter moral", término debatido por organizaciones nacionales de letrados, entre ellas la Asociación Americana de Abogados de Inmigración (AILA).

publicidad

Al plan 287(g) se agregó el programa conocido como Plan de Identificación de Inmigrantes Criminales (CAP), que verifica los antecedentes de todos los extranjeros en Estados Unidos, legales o no.

El documento reportado por la BBC Mundo señaló que "a pesar de que la inmigración indocumentada es un delito civil, los inmigrantes están siendo tratados como delincuentes con la deportación como castigo".

Oficina clave

El estudio sobre la aplicación de las leyes migratorias en el condado Travis, Texas, concluyó que el CAP es coordinado por el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) y no distingue entre inocentes y culpables a la hora de la deportación.

Una vez se inicia en cualquier cárcel del país el proceso de revisión de identidades y antecedentes, agentes de ICE interrogar a sospechosos para determinar si son criminales y si representan una amenaza para la sociedad.

Pero, según indica en su informe Andrea Guttin, abogada de Austin, Texas, el CAP "no ha cumplido con su misión de mejorar la seguridad pública", apuntó la BBC Mundo.

Añadió que el programa "corroe la confianza entre las comunidades de inmigrantes y la policía local", de acuerdo a las conclusiones de Guttin en el reporte preparado para el Centro de Políticas de Inmigración (IPC).

Mayoría no criminal

De acuerdo con el estudio, el programa CAP es responsable del 48% de todos los inmigrantes que podían ser deportados identificados por ICE en 2009. Sin embargo, un 57% de los inmigrantes expulsados del país por ICE a través del CAP "no eran criminales", agregó el estudio.

publicidad

Activistas del Centro de Políticas de Inmigración señalaron que es alarmante que la gente atrapada en esto sean personas que no tienen un récord criminal.

Guttin explicó a la BBC Mundo que la mayoría de los inmigrantes sometidos a la retención por los agentes de ICE fueron detenidos por un delito menor, y que muchos de "esos prisioneros permanecen encarcelados durante períodos más largos que la población general de los penales".

"Creo que es alarmante que la gente atrapada en esto sean personas que no tienen un récord criminal", dijo a la BBC Mundo Michelle Waslin, analista política del IPC.

Exigen información

Activistas del IPC exigieron al ICE que entregue más información sobre el polémico programa de deportaciones del gobierno federal.

Virginia Kice, Portavoz del ICE, dijo a la BBC Mundo que el programa CAP "es una faceta clave de nuestro esfuerzo por identificar y expulsar de Estados Unidos a los extranjeros criminales".

La funcionaria agregó que en los primeros cuatro meses del año fiscal 2010, "el programa ha identificado más de 70.000 extranjeros que ya están presentes en las cárceles y prisiones de nuestra nación".

Grupos especiales

A finales de 2009, el ICE reconoció que cuenta con más de 100 grupos especiales que operan a nivel nacional y buscan a unos 540 mil extranjeros con orden de deportación final.

publicidad

Activistas han señalado que muchas de esas órdenes de deportación fueron emitidas a extranjeros que no han cometido delito y urgen al Congreso a que debata una reforma migratoria que permita apelar esas órdenes y puedan regularizar sus permanencias en el país.

El Congreso no ha incluido en la agenda 2010 el debate y algunos observadores estiman, que por tratarse de un año electoral, la reforma migratoria no sea tratada y se incrementen las deportaciones a nivel nacional.

La mayoría de estrategias policiales antiinmigrantes fueron creadas bajo la administración republicana del presidente George W. Bush, pero continuadas y en algunos casos modificados por la administración demócrata de Barack Obama.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad