publicidad
Patrulla fronteriza.

Policía de Arizona podrá seguir cuestionando estatus migratorio de detenidos

Policía de Arizona podrá seguir cuestionando estatus migratorio de detenidos

Una juez señaló que por el hecho de que la mayoría afectada por la legislación sea hispana no significa que en sí misma tenga motivaciones raciales.

Patrulla fronteriza.
Patrulla fronteriza.

Quienes impugnaron una histórica ley de Arizona sobre  inmigración  no lograron demostrar que la policía la hará cumplir de una forma diferente para los hispanos en comparación con las personas de otras etnias, dijo una jueza en un fallo que sobreseyó el último de siete desafíos a esa legislación.

El fallo podría significar el fin del caso y representó una victoria para los partidarios de la ley SB1070, que fue aprobada en 2010.

En su determinación del viernes, Susan Bolton, jueza de la Corte Federal de Distrito, rechazó el desafío y conservó cláusulas que anteriormente ya habían sido sujeto de fallos en tribunales de apelaciones.

Ratificó el controvertido requisito de la ley de que la policía, mientras hace respetar otras leyes, puede preguntar sobre el estatus migratorio de personas sospechosas de estar en Estados Unidos sin permiso. La Corte Suprema federal también ratificó el requerimiento, pero los detractores de la legislación continuaron presionando a nivel de tribunales de menor instancia.

Quienes se oponen "no han proporcionado ninguna evidencia de que funcionarios judiciales del estado aplicarán la ley SB1070 de manera diferente para los latinos que para una persona de otra raza u origen étnico en situación similar", escribió Bolton.

No está claro si los oponentes apelarán la determinación. Karen Tumlin, una abogada que representa a una coalición de grupos defensores de los derechos civiles, dijo que están "sopesando todas las opciones jurídicas para seguir adelante".

El ex senador estatal Russell Pearce, quien patrocinó la legislación inicial, aplaudió el fallo de la jueza.

"Ella dejó muy claro que la ley fue redactada muy cuidadosamente para no ser un asunto de raza. No es una ley racial", subrayó Pearce.

Sin embargo, la jueza sí inhabilitó permanentemente una sección de la ley que le prohibía a la gente bloquear el tránsito al buscar trabajo por jornada u ofrecerlo en las calles. Una corte de apelaciones también determinó previamente que Arizona no podía aplicar tales cláusulas. Los opositores habían argumentado que los reglamentos contra jornaleros restringen inconstitucionalmente los derechos de libertad de expresión de gente que quiere manifestar su necesidad de trabajo.

Las frustraciones de Arizona en torno a la vigilancia federal en la frontera del estado con México produjeron un movimiento hace casi una década para hacer que la policía local haga frente a la  inmigración no autorizada.

Las cortes han revocado varias leyes semejantes, incluida la prohibición estatal al contrabando de inmigrantes y la negación automática de fianza a gente que se encuentre en el país sin permiso que esté acusada de ciertos delitos.


publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad