publicidad
.

Polémica por anuncio por aplazamiento de deportaciones logo-noticias.6bc...

Polémica por anuncio por aplazamiento de deportaciones

Polémica por anuncio por aplazamiento de deportaciones

La decisión del Departamento de Seguridad reanimó el debate sobre la inmigración sin papeles.

Se reaviva debate migratorio

ESTADOS UNIDOS - La decisión del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) de revisar "caso por caso" la deportación de 300 mil indocumentados reanimó el debate sobre la inmigración sin documentos pero también levantó falsas esperanzas sobre un posible alivio migratorio.

Funcionarios de alto rango de la Casa Blanca y del DHS anunciaron que un Grupo de Trabajo revisará los 300 mil casos pendientes en los tribunales de inmigración para centrarse en los criminales y suspender la expulsión de indocumentados que no representen un peligro para la seguridad pública.

Decenas de demócratas y grupos pro inmigrante calificaron el anuncio como un buen primer paso hacia una política migratoria "más sensata", mientras que republicanos y grupos conservadores afines lo tacharon como una inmerecida "amnistía por la puerta trasera".

Entre los demócratas, tanto el legislador Luis Gutiérrez como el senador Dick Durbin, ambos de Illinois, consideraron que la medida frenaría la deportación de estudiantes indocumentados que podrían beneficiarse del "Dream Act" si la aprueba el Congreso.

"Esto es una victoria no sólo para los inmigrantes sino también para el pueblo estadounidense entero porque no tiene sentido deportar a estudiantes (beneficiarios) del Dream Act y a otros que pueden hacer grandes contribuciones a Estados Unidos y no suponen una amenaza", dijo Gutiérrez, secundado por el senador demócrata Michael Bennet.

publicidad

Grupos como CASA de Maryland, America's Voice, el Sindicato Internacional de Trabajadores de Servicios (SEIU) y el Movimiento por una Reforma Migratoria Justa, aplaudieron la decisión pero señalaron que el siguiente paso lógico es suspender la deportación de todos los indocumentados y poner en marcha una reforma, reportó la agencia de noticias EFE.

Pero el legislador republicano de Texas, Lamar Smith, dijo que esto no es más que una "amnistía por la puerta trasera", e instó a Obama a que haga cumplir las leyes de inmigración sin dar trato preferencial a nadie.

Dan Stein, presidente de la conservadora Federación para una Reforma Migratoria Estadounidense (FAIR), señaló que los grupos pro reforma nunca han logrado que el Congreso o la opinión pública apoyen una "amnistía".

Al no lograrla por la vía legislativa, ahora el Gobierno de Obama "simplemente ha decidido usurpar la autoridad constitucional del Congreso para aplicar un programa de amnistía para millones de extranjeros ilegales", se quejó Stein.

Las 'Comunidades Seguras'

El anuncio se produjo tras meses de presión por parte de activistas pro reforma y protestas en contra del programa "Comunidades Seguras", diseñado para deportar a criminales peligrosos, a los detenidos en la frontera y a quienes continúan violando las leyes de inmigración.

publicidad

Bajo ese programa, sin embargo, también se ha deportado a personas por infracciones menores. En el año fiscal 2010, cerca de 200 mil indocumentados sin antecedentes penales fueron deportados, según cifras oficiales.

Según las autoridades, los indocumentados a los que se les suspenda la deportación podrían solicitar un permiso de trabajo, aunque no lo conseguirían de forma automática ni garantizada y también quedará sujeto a una revisión "caso por caso".

El cambio sólo se aplicará a los 300 mil casos pendientes en los tribunales, agregaron, por lo que sólo una reforma migratoria resolvería la situación de los once millones de indocumentados en Estados Unidos.

Sin embargo, la falta de claridad llenó Twitter de comentarios, como el del activista José Antonio Vargas, sobre un posible alivio temporal para los indocumentados.

Argumentan faltan de claridad

El temor es que abogados sin escrúpulos ofrezcan sus servicios o que los propios indocumentados se hagan arrestar para que, si se descarta su caso, puedan solicitar permiso de trabajo. Justo lo que la Casa Blanca quiere evitar.

"Tiene que haber una mejor explicación para que la gente no sea víctima de fraude y falsas promesas de estatus legal y tarjeta verde a raíz de este anuncio" dijo a Efe Douglas Rivlin, portavoz de Gutiérrez.

Gutiérrez invitó al director de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE), John Morton, a que explique con detalles cómo funcionarán las nuevas directrices cuando el Congreso reanude sus sesiones el mes próximo, y su oficina ha prometido informar al público "en cuanto sea posible", dijo Rivlin.

publicidad

Darán prioridad a convictos

Esta medida anunciada por el gobierno estadounidense asegura que en el tema de las deportaciones se dará prioridad a los que tengan antencedentes y dejará de lado a los demás, que podrán pedir permiso de trabajo, informaron las fuentes judiciales.

"La idea es asegurarse de que invertimos nuestros recursos donde van a tener un impacto masivo (...) particularmente en aquellas personas que fueron condenadas en este país, para no atascar el sistema" de deportaciones, explicó una de las altas fuentes bajo anonimato en teleconferencia de prensa.

El resto de personas que no supongan un peligro para la seguridad del país verán sus casos cerrados provisionalmente y recibirán una carta, indicó esa fuente.

"Podrán solicitar permiso de trabajo, pero no es automático, esas serán también decisiones que serán tomadas caso por caso", precisó la fuente a preguntas de reporteros.

Estados Unidos deportó en el año fiscal de 2010 (octubre de 2009 a septiembre de 2010) un récord de 392 mil inmigrantes indocumentados.

Más de la mitad de ellos tenían antecedentes por condenas de todo tipo, lo que significa otro cambio histórico en la composición de las deportaciones, que causan regularmente protestas entre grupos de defensa de los inmigrantes, particularmente hispanos.

Los que carezcan de antecedentes, por ejemplo decenas de miles de jóvenes que cada año no pueden cursar estudios superiores por ser indocumentados, "no van a recibir ningún estatuto migratorio temporal" sino que permanecerán en el limbo actual, explicó otra de las fuentes.

publicidad

Esta nueva directriz no afecta a la vasta mayoría de los cerca de 11 millones de indocumentados que se hallan en Estados Unidos, sino solamente a los que tienen casos pendientes ante los tribunales migratorios.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El presidente Donald Trump firmó para iniciar el retiro del propuesto Acuerdo Transpacífico, cumpliendo así con otra de sus promesas de campaña y 18 muertos es el saldo de un sistema de tormentas que han afectado al sur de Georgia y Mississippi.
El portavoz del gobierno de Trump intenta suavizar su relación con los medios tras unas declaraciones polémicas sobre la comparación de multitudes que asistieron a la toma de posesión de Donald Trump el pasado 20 de enero y la de Barack Obama en enero de 2009.
El incidente ocurrió en un avión de Alaska Airlines que cubría la ruta de Baltimore a Seattle. El video fue publicado por Scott Koteskey, un partidario del presidente Donald Trump que venía de celebrar la investidura del magnate inmobiliario.
Sean Spicer, portavoz de la Casa Blanca comentó que se están haciendo todos los esfuerzos para tener todas las áreas de la página web en funcionamiento lo más pronto posible. Todo esto surge luego que desde el nombramiento del presidente Trump el sitio oficial de la Casa Blanca no cuenta con su versión en español.
publicidad