publicidad
Inmigrantes a favor de una reforma migratoria durante una protesta.

Organizaciones proinmigrantes aplauden decisión de apelar el fallo contra acción ejecutiva

Organizaciones proinmigrantes aplauden decisión de apelar el fallo contra acción ejecutiva

El Departamento de Justicia apelará un fallo en contra de la acción ejecutiva de Obama.

Inmigrantes a favor de una reforma migratoria durante una protesta.
Inmigrantes a favor de una reforma migratoria durante una protesta.

Una demanda que busca rechazar las medidas migratorias del presidente Obama podría llegar a la Corte Suprema, y la noticia ha sido recibida con halagos por varias organizaciones proinmigrantes del país.

"Nos sentimos muy confiados de que la ley va a estar de nuestro lado", dijo Cristina Jiménez, cofundadora de la organización de jóvenes inmigrantes United We Dream. "Es un dolor bien grande y un gran enojo, saber que mis padres y millones de familias siguen viviendo con miedo de ser deportados. Hay desilusión, pero tenemos mucha convicción".

El Departamento de Justicia anunció este martes que apelará un fallo en contra de la acción ejecutiva de Obama, que protegería a millones de indocumentados de la deportación. El anuncio del martes se dio horas luego de que una corte de apelaciones en Nueva Orleans fallara en contra de las medidas migratorias, anunciadas por el presidente en 2014.

Janet Murguía, presidenta del Consejo Nacional de La Raza, urgió en un comunicado a apelar el fallo lo antes posible. “No podemos permitir que aquellos opuestos a esta medida simplemente sigan aplazándola porque estamos seguros de que, cuando llegue a la Corte Suprema, los jueces estarán de acuerdo con que el presidente sí tiene la autoridad legal para dar este alivio a millones de familias”, dijo.

El fallo de la corte de Nueva Orleans se desprende de una demanda en la que 26 estados argumentan que el presidente no tiene el poder de proteger a ciertos inmigrantes de la deportación. La acción de Obama protegería a padres indocumentados de ciudadanos y residentes permanentes (DAPA, por sus siglas en inglés) que estaban en Estados Unidos desde antes del 1 de enero de 2010 y carecen de antecedentes criminales. También extiende la acción diferida a los llegados en la infancia (DACA, por sus siglas en inglés) presentes en el país desde la misma fecha.

publicidad

Funcionarios de la Casa Blanca afirman que esperan que el máximo tribunal del país tome el caso el próximo mes de marzo y emita su fallo a más tardar en junio. 

“La corte conservadora intentó vencer el reloj aplazando su decisión sobre esta demanda antiinmigrante, para dificultar que apeláramos a la Corte Suprema”, dijo Ben Monterroso, director ejecutivo de la organización Mi Familia Vota. “Agraciadamente, la administración de Obama no perderá tiempo y ha anunciado que llevará el caso a la corte más alta de la nación, donde esperamos que prevalezca la justicia”.

Monterroso agregó en un comunicado que Mi Familia Vota continuará enseñando a inmigrantes cómo obtener su ciudadanía e instando a otros a registrarse para votar el próximo noviembre. “Solo hay una manera de responder a una demanda con fines políticos en contra de los derechos de los inmigrantes, y es mostrando el poder de nuestro voto”, apuntó.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad