publicidad
.

Obama recorre el país para defender su acción ejecutiva sobre inmigració...

El Air Force One, el avión del Presidente de Estados Unidos.

Obama recorre el país para defender su acción ejecutiva sobre inmigración

Obama recorre el país para defender su acción ejecutiva sobre inmigración

Mandatario inició en Las Vegas gira para hablar de los beneficios del plan y pedir la reforma migratoria.

El Air Force One, el avión del Presidente de Estados Unidos.
El Air Force One, el avión del Presidente de Estados Unidos.

El presidente, Barack Obama, inició el viernes una serie de viajes en Estados Unidos para defender su acción ejecutiva que amparara de la deportación a millones de inmigrantes indocumentados, que provocó la cólera de sus rivales republicanos, decididos a cerrarle el paso.

publicidad

Leer: Obama anuncia acción ejecutiva migratoria.

Al día siguiente de su solemne alocución en la Casa Blanca, durante la cual presentó medidas para paliar la situación de unos cinco millones de indocumentados, el mandatario se trasladó a Las Vegas (Nevada, oeste), donde pronunció un discurso detallando su proyecto para reparar "un sistema que no funciona desde hace décadas".

"La verdad es que no todos podrán calificar para las medidas. La verdad es que aún vamos a tener que aprobar una ley. Este es apenas el primer paso, no el único paso", dijo Obama durante un discurso ante una multitud que reunía a defensores de los inmigrantes.

Leer: Los excluidos de la acción ejecutiva.

 

Secretario de Seguridad Nacional Jeh Johnson defendió la acción ejecutiva /Univision

El mandatario insistió en que la política de ignorar o deportar inmigrantes irregulares "no es realista. Nosotros no somos así". "La Estatua de la Libertad no le da la espalda al mundo", añadió.

Firma las primeras medidas

Mientras Obama hablaba en Las Vegas, la Casa Blanca en Washington divulgó las dos primera medidas firmadas por Obama.

Leer: Preguntas y respuestas de la acción ejecutiva.

La primera decretó la creación de un grupo de alto nivel que presentará opciones para facilitar la integración de inmigrantes y refugiados en la sociedad estadounidense.

El grupo será formado por los principales secretarios (ministros), incluyendo los Estado, Justicia, Comercio, Trabajo, Educación, Salud y Desarrollo Urbano.

publicidad

Leer: Advierten estafas con la acción ejecutiva.

La segunda medida establece que en un plazo de 120 días el Departamento de Seguridad Interna (DHS) coordinará la revisión de todo el sistema de otorgamiento de visas, que contemple a trabajadores inmigrantes altamente calificados.

El presidente "empleará toda su energía para defender las medidas anunciadas en la noche de ayer (jueves)", adelantó Dan Pfeiffer, uno de sus cercanos consejeros.

Leer: UnivisionNoticias,com responde a sus usuarios.

"Viajaremos por el país, a estados demócratas, a estados republicanos y a estados indecisos", agregó, subrayando que el tema será "una prioridad extremadamente importante" el año próximo.

 

La mexicana Elvira Arellano no califica /Univision

Promesa dilatada

La reforma del sistema migratorio fue una de las principales promesas de campaña de Barack Obama, tanto en 2008 como en 2012.

Pero luego de una serie de reveses en el Congreso, hacia el cual estima haber dado prueba de una "paciencia extraordinaria", Obama decidió -dos años antes del fin de su mandato- actuar por decreto, sin esperar la hipotética aprobación de una ley.

A partir de la primavera boreal próxima, todo inmigrante ilegal que viva desde hace más de cinco años en Estados Unidos y tenga un hijo estadounidense o residente legal permanente, podrá solicitar un permiso de trabajo por tres años.

Por otra parte, las condiciones de acceso al programa Daca ("Deferred Action for Childhood Arrival"), lanzado en 2012, que ofrece un permiso de trabajo a los menores llegados a territorio estadounidense antes de los 16 años, serán flexibilizadas.

publicidad

Unos 600 mil inmigrantes ya se beneficiaron con este programa actualmente de un total de entre 1.2 y 1.7 millones.

La mitad de los ilegales residen en Estados Unidos desde hace más de 13 años.

Aplausos y criticas

La organización Human Rights Watch se congratuló por la iniciativa "apreciable pero incompleta".

"El programa del presidente Obama que busca evitar a cerca de 5 millones de inmigrantes y sus familias ser separadas por las expulsiones es un golpe a la crueldad arbitraria", declaró Antonio Ginatta, uno de sus portavoces. "Pero continúa siendo indispensable llegar a una solución más permanente y completa", advirtió.

Según el republicano John Boehner, presidente de la Cámara de Representantes, el mandatario "decidió deliberadamente sabotear toda posibilidad de alcanzar la reforma bipartidaria que dice querer".

Para el líder republicano, esta decisión "alentará a más gente a venir de manera ilegal". "El año pasado asistimos a una crisis humanitaria aterradora en nuestra frontera. El próximo verano podría ser peor", afirmó.

Una prueba del clima de extrema desconfianza que reina entre el Capitolio y la Casa Blanca, es que Boehner formalizó el viernes la anunciada presentación de una demanda judicial contra el presidente, al que acusa de "exceder sus poderes constitucionales" con la puesta en práctica de su reforma del sistema de salud.

publicidad

Luego de que Obama insistiera en la noche del jueves en su discurso sobre los valores: "Somos y seremos siempre una nación de inmigrantes", este viernes la Casa Blanca destacaba los beneficios económicos de las decisiones anunciadas.

"Tenemos en este país 11 millones de personas que viven en la sombra. El presidente está convencido de que debemos sacarlos de la sombra, que ello tendrá un impacto económico positivo y que es bueno para la seguridad nacional", afirmó Josh Earnest, portavoz de la administración.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
La balacera tuvo lugar en una discoteca donde se celebraba la clausura del festival de música electrónica BPM a altas horas de la madrugada. Medios locales reportan al menos cinco personas muertas y 12 heridos.
El emblemático espectáculo estadounidense no ha podido hacer frente a los cambios del gusto del público y anunció el sábado que su última función será en mayo.
José Batista llegó a la frontera de Nuevo Laredo-Laredo para pedir los beneficios del reglamento estadounidense que le permitiría ingresar legalmente a este país. Lo que no sabía es que estando en pleno proceso el gobierno de Obama eliminaría la estipulación administrativa. Hubo otros detrás de él que por unas horas se quedaron fuera.
La noticia del fin de los beneficios a los migrantes de Cuba llegó como un balde de agua fría para los últimos en llegar. Este grupo espera sus papeles con la incertidumbre de si podrá reencontrarse con los familiares que dejaron en la isla.
publicidad