publicidad
El Presidente de Estados Unidos, Barack Obama, firma la ley que incrementa la seguridad en la frontera con México. Junto a él la Secretaria de Seguridad Nacional, Janet Napolitano.l

Obama promulgó ley de seguridad fronteriza

Obama promulgó ley de seguridad fronteriza

El Presidente Barack Obama promulgó la ley que incrementa la seguridad en la frontera entre Estados Unidos y México.

El Presidente de Estados Unidos, Barack Obama, firma la ley que incremen...
El Presidente de Estados Unidos, Barack Obama, firma la ley que incrementa la seguridad en la frontera con México. Junto a él la Secretaria de Seguridad Nacional, Janet Napolitano.l

Patrulla fronteriza sumará 1,500 nuevos agentes

WASHINGTON - El presidente estadounidense, Barack Obama, promulgó este viernes la ley para reforzar la frontera sur con 1,500 nuevos agentes y más aviones sin piloto, ante la rampante violencia en México.

Obama firmó la ley, aprobada esta semana por el Congreso, que otorga $600 millones adicionales para combatir el tráfico de drogas y armas y la inmigración ilegal en la frontera con México, informó un portavoz de la Casa Blanca.

Esta medida se une al despliegue de 1.200 soldados de la Guardia Nacional, iniciado el 1 de agosto, que resguardarán la frontera mientras se entrenan los nuevos agentes, que engrosarán las filas de la Patrulla fronteriza, ya con 20,000 efectivos, y otras agencias encargadas de la seguridad en la zona.

publicidad

"La seguridad de la frontera sur es mi mayor prioridad desde que llegué al poder", afirmó el jueves Obama, luego de que el Congreso aprobara la ley, en medio de pedidos de las autoridades de los Estados de la frontera de mayor seguridad por el temor del desborde de la violencia en México.

Guerra al crimen organizado

Esta ley "reforzará nuestra cooperación con México para combatir las organizaciones criminales que operan a ambos lados de nuestra frontera común", dijo el mandatario, cuyo gobierno incrementó la colaboración con el vecino país, donde la violencia del narcotráfico ha dejado más de 28.000 muertos en tres años y medio.

El mandatario prometió seguir reforzando la frontera al tiempo que impulsa una reforma del "quebrado sistema migratorio".

La reforma migratoria en Estados Unidos, donde viven unos 11 millones de indocumentados, la mayor parte de ellos hispanos, fue una de las promesas electorales de Obama, pero la iniciativa se ha quedado estancada en el Congreso, escenario de fracasados intentos similares en 2006 y 2007.

El pasado 1 de julio Obama pronunció un discurso en la American University y dijo que la reforma se encontraba estancada por falta de apoyo bipartidista. El mandatario urgió tanto a demócratas como republicanos a que respalden una iniciativa comprensiva, pero el llamado no tuvo eco.

Rompieron el receso

El jueves, el Senado abrió brevemente en medio de un receso de seis semanas para una sesión especial con apenas dos legisladores para aprobar el proyecto con el procedimiento conocido como "consentimiento unánime", reservado para asuntos no controversiales.

publicidad

Los senadores demócratas Chuck Schumer, de Nueva York, uno de los impulsores de la ley, y Benjamin Cardin, de Maryland, aprobaron el proyecto, votado la semana pasada en le Cámara baja, para combatir el tráfico de drogas y armas, así como la migración ilegal, en la frontera con 1,500 nuevos agentes y mayor tecnología, incluidos más aviones sin piloto.

Esta ley incluye mayores recursos a los $500 millones solicitados por el presidente Barack Obama en mayo, cuando anunció una nueva estrategia para la frontera sur con el despliegue de 1,200 soldados de la Guardia Nacional por un año mientras se entrenan los nuevos agentes.

Obama hizo el anuncio en medio de incesantes solicitudes de autoridades en los estados fronterizos ante la creciente violencia del narcotráfico en México, que ha dejado más de 28,000 muertos desde diciembre de 2006.

Detalles de la ley

La nueva ley fronteriza será financiada con el aumento del costo de ciertas visas de trabajo, lo que afecta principalmente a compañías de India, donde generó irritación.

Los senadores republicanos de Arizona, estado colindante con México, John McCain y Jon Kyl, saludaron la aprobación de la ley, pero advirtieron que es exigua ante las necesidades de la frontera.

"Seguiremos luchando y esperamos que cuando el Congreso regrese en septiembre los demócratas acaben el juego político y se unen a nuestros esfuerzos", dijeron McCain y Kyl en un comunicado. Estos senadores habían reclamado 6,000 soldados de la Guardia Nacional para la frontera.

publicidad

El acento de Obama en la seguridad fronteriza ha levantado críticas de grupos de defensa de los hispanos, que acusan al gobierno de no hacer suficiente por la reforma migratoria.

Una encuesta divulgada esta semana por la organización Red Fronteriza por los Derechos Humanos afirmó que, al contrario de la percepción generalizada, la gran mayoría de los habitantes en la frontera (67,1%) se sienten seguros.

Iniciativas de reforma migratoria ya fracasaron en el Congreso en 2006 y 2007.

Activistas decepcionados

Activistas en Arizona dijeron estar decepcionados por la aprobación el jueves en el Senado de un paquete de $600 millones para reforzar la seguridad en la frontera con México.

"Vemos que por ambas partes de los demócratas y los republicanos sigue la misma política de una mayor militarización de la frontera, dejando a un lado por completo una reforma migratoria", dijo Carlos García, representante de la organización Puente en Arizona.

García añadió que está muy desilusionado porque los miembros del Partido Demócrata no hayan dado "una mayor lucha", sobre todo, porque en su opinión muchos de estos políticos en Washington están impulsando reforzar aún más la frontera sin tomar en cuenta la separación de familias y las deportaciones.

"Estudios y cifras indican que la frontera está más segura que nunca, pero esto parece no importarles", enfatizó García.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad