publicidad

Obama pide a congresistas que cuestionan su autoridad que "aprueben una ley"

Obama pide a congresistas que cuestionan su autoridad que "aprueben una ley"

Obama instó a los congresistas a que aprueben una ley que otorgue soluciones permanentes al sistema migratorio.

El presidente de EEUU, Barack Obama, instaró a los congresistas que "cuestionan" su autoridad a que actúen en materia migratoria para aprobar una ley que otorgue soluciones permanentes al sistema migratorio del país.

"Para aquellos miembros del Congreso que cuestionan mi autoridad para hacer que nuestro sistema de   inmigración    funcione mejor, o cuestionan mi capacidad de actuar donde el Congreso ha fallado, tengo una respuesta: aprueben una ley", aseveraró el mandatario en su discurso de esta noche.

"Ésa es la verdadera amnistía, dejar este sistema que no funciona como está. Una amnistía masiva sería injusta. La deportación masiva sería a la vez imposible y contraria a nuestro carácter", insistirá el presidente, en una esperada alocución en directo ante la nación.

Todos los detalles en Twitter:  @accionejecutiva.

Durante su discurso, Obama anunció acciones ejecutivas que evitarán la deportación de unos 5 millones de inmigrantes indocumentados durante tres años ante la incapacidad del Congreso, hasta el momento, de aprobar un texto legislativo que otorgue soluciones permanentes.

"Lo que estoy describiendo es una rendición de cuentas, sentido común, un enfoque de término medio: Si usted cumple con los criterios, saldrá de las sombras y estará de acuerdo a la ley. Si usted es un criminal, podrá ser deportado. Si va a entrar a EEUU ilegalmente, sus posibilidades de ser capturado y enviado de vuelta han aumentado", resumirá el presidente.

publicidad

El mandatario defendió que su decisión "no es solo legal" sino que además es similar a las que han tomado "todos y cada uno de los presidentes republicanos y presidentes demócratas en la última mitad de siglo".

Asimismo pidió a la oposición republicana que no responda a sus medidas migratorias forzando una nueva parálisis administrativa del Gobierno federal ni con el bloqueo de otras iniciativas en el Congreso.

"No dejen que el desacuerdo sobre un solo asunto imposibilite cualquier acuerdo en otra materia (...) el Congreso no debería volver a provocar un cierre de Gobierno sólo porque discrepe en este tema. Los estadounidenses están cansados del bloqueo", advirtió Obama.

Síganos en Facebook:  facebook/accionejecutiva

La parte clave del plan de Obama beneficiará a los indocumentados que tengan hijos que son ciudadanos estadounidenses o residentes permanentes, que demuestren que llevan en el país desde antes del 1 de enero de 2010 y carecen de antecedentes criminales.

Estos indocumentados evitarán la amenaza de la deportación por tres años y obtendrán un permiso de trabajo, según el plan anunciado por Obama.

Para acogerse al nuevo programa para padres con hijos estadounidenses o residentes permanentes, los potenciales beneficiarios deberán demostrar que su hijo nació antes del anuncio de Obama y que llevan en el país al menos cinco años, así como verificar sus antecedentes y pagar una serie de tasas. 

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad