publicidad
Activistas e inmigrantes durante una manifestación en Washington DC para pedirle al gobierno de Obama que frene la política de deportaciones.

Obama modificaría su política de deportaciones

Obama modificaría su política de deportaciones

La Casa Blanca revisa medidas ejecutivas migratorias, entre ellas cambios a la política de deportaciones.

Activistas e inmigrantes durante una manifestación en Washington DC para...
Activistas e inmigrantes durante una manifestación en Washington DC para pedirle al gobierno de Obama que frene la política de deportaciones.

La Administración del Presidente Barack Obama revisa los requisitos para cambiar su política de deportaciones como parte de medidas ejecutivas migratorias que el mandatario anunciará después de las elecciones del martes y antes que finalice el 2014.

Los beneficiarios serían indocumentados que llevan tiempo en el país y tienen lazos familiares, dijo el diario The Wall Street Journal (WSJ) citando fuentes enteradas del proceso.

Las medidas ofrecerían protección a entre 1 y 4 millones de inmigrantes indocumentados.

El 30 de junio Obama dijo que tomará acciones ejecutivas para reparar “lo máximo posible” el sistema migratorio imperante y aliviar temporalmente la estadía de millones de indocumentados.

El mandatario anunció que le había encargado a los secretarios Jeh Johnson (Seguridad Nacional) y Eric Holder (Justicia) cuatro cosas: que desplacen recursos de seguridad "desde el interior (del país) a la frontera" (para atender la crisis humanitaria generada por la detención de más de 52 mil niños indocumentados solos en lo que va del año fiscal 2014); que protejan la seguridad pública; que la prioridad seguirá siendo la deportación de criminales peligrosos; que "identifiquen acciones adicionales que el gobierno puede tomar por su cuenta para arreglar el sistema migratorio.

publicidad

Señaló además que anunciaría las medidas a finales del verano, pero el 6 de septiembre la Casa Blanca dijo que los planes cambiaron y que el anuncio se postergaba hasta después de las elecciones del 4 de noviembre.

La nueva estrategia respondió al pedido de un grupo de legisladores demócratas que temen perder sus asientos en el Senado porque los votantes de sus distritos no respaldan beneficios para los indocumentados.

Barajando cambios

Mientras las organizaciones y activistas pro inmigrantes critican a Obama por el retraso en el anuncio de las acciones ejecutivas, los republicanos reiteran su rechazo a las medidas y amenazan con demandar al presidente si actúa por su cuenta.

Entre las medidas que estaría contemplando, se incluye otorgar protecciones a personas que han estado en el país de manera indocumentada durante 10 años y que cumplen con otros requisitos, dijo el WSJ.

El grupo a beneficiarse estaría integrado por padres de ciudadanos estadounidenses. No se sabe si en la lista se incluiría a los padres de dreamers amparados por la Acción Diferida o DACA, medida que suspende temporalmente las órdenes de deportación y concede permisos de trabajo renovables cada dos años.

La Acción Diferida, una medida discrecional del DHS, fue activada el 15 de agosto de 2012 y protege a unos 600 mil indocumentados de 1.2 millones proyectados por el gobierno.

Una medida similar fue sugerida el jueves por los congresistas demócratas Nancy Pelosi, Luis Gutiérrez y Zoe Lofgren, quienes en un artículo publicado en UnivisionNoticias.com urgieron a Obama a que tome las “medidas necesarias para que la ley se suministre de forma más humanitaria”, entre ellas proteger a los padres de ciudadanos que llevan tiempo, ampliar el DACA, frenar las deportaciones y suspender la denominada Ley del Castigo.

publicidad

La “Ley del Castigo” o “Ley de los 10 años”, aprobada en 1996 por el Congreso, estipula que si un indocumentado permanece más de 180 días indocumentado en Estados Unidos debe salir por 3 años fuera del país, y si la permanencia sin papeles supera los 365 días, el castigo de eleva a 10 años.

En caso se ser levantado, miles de indocumentados que ya fueron pedidos y tienen un cupo de visa disponible podrían ajustar sus estados de permanencia. Cónyuges indocumentados de ciudadanos estadounidenses fueron beneficiados en 2012 con una medida similar.

Pelosi, Gutiérrez y Lofgren también mencionaron que Obama puede adoptar docenas de medidas ejecutivas, entre ellas conceder a ciertas personas que han ingresado al país la libertad condicional “a base de casos individuales y por razones de urgencia humanitaria o de beneficio público significativo.”

La lista es larga

La lista de acciones ejecutivas o medidas discrecionales que Obama puede anunciar creció desde que hizo el anuncio en junio, “pero no creo que el presidente vaya a hacerlo todo”, comentó a UnivisionNoticias.com el abogado Ezequiel Hernández, un especialista en la ley de inmigración estadounidense radicado en Phoenix, Arizona. “Hay una serie de cosas que puede ejecutar sin el Congreso”, aseguró.

Entre ellas, citó la suspensión de programas federales que han contribuido con el aumento de las deportaciones en los últimos años, Comunidades Seguras y Streamline. “Ambas son políticas internas del DHS para detener y deportar a indocumentados y pueden ser canceladas”.

publicidad

Hernández también dijo que el presidente puede tomar Acción Ejecutiva otorgando un Estatus de Protección Temporal (Temporary Protection Status "TPS-) a los niños de la frontera, “aquellos cuyos padres ya están en Estados Unidos y no tienen nadie en sus países de origen”.

El beneficio incluso podría ser ampliado “a personas en proceso de deportación por primera vez y que no tenían una orden de deportación previa”, dijo Hernández.

El presidente también puede “definir la discreción procesal para ampliar los cierres administrativos a personas que califiquen por la cancelación de deportación”, apuntó. Y añadió que aplicaría para casos en los que “tal vez el inmigrante no pueda ganar su caso ya que el estándar de la cancelación es sufrimiento extremo de un familiar inmediato (hijos menores de edad o ciudadanos) que va más allá de una deportación normal. Y que la tasa actual es demasiado alta”.

“Estos casos usualmente se pierden pero son la mayoría en las cortes de inmigración. Es la manera más popular de poder defenderse”, concluyó.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad