publicidad

Obama hederará las cartas "No match" diseñadas por el gobierno de Bush

Obama hederará las cartas "No match" diseñadas por el gobierno de Bush

El nuevo gobierno enfrentará la disputa legal por el plan que exige despedir a extranjeros que usan documentos falsos.

Obama hederará las cartas "No match" diseñadas por el gobierno de Bush 6...

Las cartas "no match rule"

WASHINGTON - El Gobierno del presidente electo de Estados Unidos, Barack Obama, heredará la inconclusa disputa legal por un reglamento que exige el despido de extranjeros que recurren a documentos falsos para ganarse la vida y que se conoce como "No match rule".

Un dictamen de un juez federal, el viernes pasado, pareció responder las plegarias de un creciente coro de voces del sector empresarial y de grupos pro-reforma que se opone al reglamento.

El reglamento exige que las empresas despidan a empleados cuyo número de Seguro Social no corresponde con el de una base de datos federal, pero permanece frenado en los tribunales desde octubre de 2007 debido a una demanda entablada por grupos cívicos, empresariales y sindicalistas.

publicidad

verificación de empleo

Freno al gobierno

El juez federal de San Francisco, Charles Breyer, rechazó una petición del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) para agilizar las audiencias de la demanda.

El titular del DHS, Michael Chertoff, había publicado una nueva versión del reglamento más de un año después de que el juez impidiera la entrada en vigor de la norma, pero no fue suficiente.

Traspaso a Barack Obama

El Gobierno del presidente George W. Bush esperaba que el asunto quedara resuelto a su favor y que el reglamento entrara en vigor antes de la toma de posesión de Obama el próximo 20 de enero.

Ahora, las deliberaciones sobre la demanda comenzarán en febrero.

Es decir, será uno más de los problemas que heredará el Gobierno de Obama, presionado desde ya para que trabaje junto con el Congreso hacia una reforma migratoria integral que condene la "satanización" de los indocumentados y les abra una vía para su estancia legal en Estados Unidos.

El Gobierno ha insistido infructuosamente en que el reglamento le daría colmillos a una ley federal de 1986 que prohíbe la contratación, a sabiendas, de inmigrantes indocumentados.

¿Qué opina del sistema de verificación de números de Seguro Social que quiere implementar el gobierno federal estadounidense? Comente aquí.

Cuestionan base de datos

Pero grupos como la Unión de Libertades Civiles de Estados Unidos (ACLU), el Centro Legal Nacional de Inmigración (NILC) y la federación sindical AFL-CIO, aseguran que existen múltiples errores en la base de datos que las empresas deben consultar para verificar la legalidad de los documentos de Seguro Social.

publicidad

Algunas de esas discrepancias van desde errores administrativos hasta cambios de nombre por matrimonio o divorcio, o la costumbre latina de usar dos apellidos.

Peor aún, agregan, el reglamento podría ser el escudo perfecto para discriminar a quienes tengan apariencia o acento extranjero.

Millones en riesgo

ACLU ha hecho notar que, según un estudio encargado por el DHS, alrededor de 3,9 millones de trabajadores legales estarían afectados por el reglamento.

Y un análisis de la Cámara de Comercio, a cargo del académico de Harvard, Richard Belzer, señaló que más de 165 mil trabajadores legales en Estados Unidos podrían quedarse en la calle si no logran resolver las discrepancias con el Seguro Social.

El costo de arreglar estos problemas sería de al menos $1,000 millones anuales para el empresariado.

Escasez de trabajadores

A Tamar Jacoby, presidenta de la federación "ImmigrationWorks USA", no le sorprende la ofensiva de grupos empresariales hartos con las redadas en sitios laborales y con la inacción del Congreso en el tema migratorio.

"En el clima actual, los empresarios luchan por mantenerse a flote y necesitan a los trabajadores pero también quieren cumplir con las leyes (...) este reglamento tiene el potencial de afectar a millones de personas y es algo que tendrá que resolver el presidente electo" dijo Jacoby, cuyo grupo ha analizado el impacto de la escasez de mano de obra barata en el país.

publicidad

El empresariado espera que, además de una demora en la puesta en marcha del reglamento, el Congreso finalmente se ponga de su lado y apruebe en 2009 un programa de visas para los trabajadores extranjeros.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad