publicidad
Niños de padres indocumentados deportados marchan en Washington DC para pedirle al Congreso que apruebe una reforma migratoria.

Niños piden Obama que frene deportaciones

Niños piden Obama que frene deportaciones

Más de 300 niños ciudadanos estadounidenses hijos de padres indocumentados le piden a Obama que frene las deportaciones.

Niños de padres indocumentados deportados marchan en Washington DC para...
Niños de padres indocumentados deportados marchan en Washington DC para pedirle al Congreso que apruebe una reforma migratoria.

Reforma migratoria integral

Desde ciudades como Miami, Tampa o Kissimmee, cientos de niños hispanos nacidos en Estados Unidos viajaron en autobuses hacia la capital, donde unirán sus voces a las de otros miles de menores e inmigrantes que claman por el fin de las deportaciones y una reforma migratoria integral.

"Van (los niños) con la meta de conseguir que se paren las redadas y deportaciones" de padres indocumentados y que no se aplique en Arizona la ley SB1070, que convierte en delito el ser inmigrante ilegal en ese estado, dijo a Efe Nora Sándigo, directora de la Fraternidad Americana.

Entre los menores que viajan a Washington desde Miami se hallan algunos adolescentes que "se quedaron solos cuando sus padres fueron deportados" a sus países de origen, agregó la organizadora local de la marcha, quien tachó de "racista" la conocida como ley SB1070 de Arizona.

publicidad

Se trata de una medida "racista, discriminatoria y dañina para la comunidad trabajadora inmigrante", aseguró la activista, por lo que la concentración de menores pedirá en Washington "que esta ley no ponga sus garras en Florida", un estado "tan multicultural, con tanta diversidad de trabajadores y gente buena", acotó.

Tocar el corazón de Obama

Con esta marcha de miles de menores procedentes de diversos estados de Estados Unidos, los organizadores persiguen "tocar el corazón" del presidente estadounidense, Barack Obama, y de la primera dama, Michelle Obama, para que el mandatario "firme una orden ejecutiva y pare las redadas y deportaciones" de indocumentados.

Obama "debe cumplir con su promesa y lograr que el Congreso apruebe una reforma migratoria", subrayó Sándigo, quien expresó su confianza en que Michelle Obama reciba a una delegación del grupo de menores que viaja a la capital.

Entre los niños que viajan desde Miami se encuentra Marlene de León, estudiante de 13 años, nacida en Estados Unidos, a quien la situación de temor en que vivían sus padres, indocumentados, le inspiró la composición de una canción que se ha convertido en el himno del grupo.

La canción habla de las angustias constantes, los temores y penalidades que sufren los inmigrantes que, por su situación ilegal, se encuentran en peligro de deportación y separación familiar.

publicidad

"En ese tiempo, mis padres estaban en una situación muy difícil y yo con la pena de que les iban a deportar", recuerda De León, que compuso la canción en 2006, con apenas nueve años de edad, mientras vivía con "el miedo y susto de que a la medianoche iba a venir Inmigración para llevárselos (a sus padres)".

Un caso entre miles

De León, de origen guatemalteco, se siente feliz porque la situación migratoria de sus padres ha cambiado y, reabierto recientemente su caso por un juez, son muchas las posibilidades de que puedan lograr el estatus legal de residentes.

Pero, añade con tristeza, "otros muchos niños sufren ese temor que yo he sufrido", por lo que su gran ilusión, explica, es poder tocar la canción en inglés con su guitarra ante Obama y concienciar a la gente sobre el trauma de la separación y la ruptura del hogar.

La canción de De León, titulada "No me dejes", es "un himno precioso al sufrimiento de esta niña y el problema migratorio", comentó Sándigo, una balada, escrita en inglés y español, con una letra que recoge las angustias de los menores nacidos en este país cuyos padres son deportados por no poseer estatus legal.

"No sé qué está pasando/alguien la puerta está tocando/ sólo oigo voces/¿Quién será si aún no amanece?", canta la niña, parar agregar en otro párrafo: "Sé que soy sólo una niña/ pero sé que tengo el derecho/ de crecer junto a mi familia/en la tierra de la libertad".

publicidad

Es precisamente la letra de esta canción la que ha inspirado los lemas escritos en inglés en las pancartas que llevarán los niños en la marcha: "No deporten a mi mami" y "No deporten a mi papi".

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad