publicidad

Niños migrantes tratan de adaptarse al sistema escolar de EEUU

Niños migrantes tratan de adaptarse al sistema escolar de EEUU

Los diferentes distritos escolares han contratado a más personal bilingüe y han dispuesto de más recursos.

Entre los menores hay algunos que llegaron sin un acompañante

Miles de jóvenes y niños indocumentados que entraron a EEUU recientemente tratan de adaptarse al sistema escolar en un idioma que no manejan y con vacíos académicos en su formación.

La presencia de los menores ha significado un reto importante para los diferentes distritos escolares que han tenido que contratar más personal bilingüe y disponer de más recursos, con presupuestos de por sí estrictos.

"Los menores están acudiendo a las escuelas como parte de la responsabilidad y las condiciones de estar aquí con un patrocinado", comentó a Efe Teresa Borden, directora de comunicaciones del Centro de Recursos Centroamericanos (CARECEN), entidad que se encarga de la adaptación de los menores.

Borden señaló que las organizaciones comunitarias de apoyo han estado ayudando a los padres de familia y a los jóvenes con información y asesoría para los procesos de registro escolar y de seguimiento legal entre otros.

Por su parte, el Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles (LAUSD) está utilizando todos los recursos disponibles para facilitar la adaptación de los menores al nuevo proceso educativo.

Leer:  La CIDH denuncia abusos, malos tratos y detenciones indeseables de niños migrantes

Para el año académico 2014-2015, un centro especializado del LAUSD expandió sus servicios para asistir a los estudiantes en riesgo, incluyendo a los jóvenes inmigrantes no acompañados, según explicó Debra Duardo, directora ejecutiva de los Servicios Estudiantiles Humanos y de Salud del LAUSD.

publicidad

Buscan orientar a las familias indocumentadas

El Centro de Inscripción, Colocación y Evaluación Escolar (SEPA) del LAUSD, ofrece servicios a los estudiantes de una manera integral buscando su bienestar físico, emocional y social lo que permite ayudar a los menores en su adaptación.

Duardo destacó que recientemente el SEPA reorganizó y amplió sus servicios para atender de la manera más adecuada "las necesidades de los menores inmigrantes y de otros jóvenes en riesgo".

Están dispuestas a pagar un alto precio para llegar a los Estados Unidos Univision

Así, consejeros escolares y enfermeras ayudan no sólo a los menores en sus necesidades académicas y de salud, sino también orientan a las familias para que los puedan inscribir en el programa de Medi-Cal CHAMP, especial para ellos.

Por otra parte un trabajador social psiquiátrico ofrece un rango amplio de servicios que conecta y protege los jóvenes y sus familias a través de la promoción de la salud mental, el desarrollo de evaluaciones y en caso necesario, la realización de tratamiento y prevención de riesgos como el suicidio.

"Estos menores han sido testigos de situaciones horrendas" en los que muchos han visto personas muertas y han sufrido ataques violentos en sus vecindarios, recalcó Duardo.

El distrito de LA no ha puesto trabas a los alumnos indocumentados

publicidad

Entre el 12 de agosto el 12 de septiembre del presente año el centro atendió 363 menores y coordinó la aplicación de cerca de 1,300 vacunas, explicó Mónica Carazo, portavoz del LAUSD.

Interactivo:  Crisis en la frontera, atrapados en el limbo

En el distrito de Los Ángeles, los estudiantes han sido aceptados inmediatamente y el LAUSD les ha suministrado las vacunas necesarias antes de ingresar en las aulas.

Uno de los problemas principales que el SEPA ha encontrado en los menores durante el inicio escolar, además del temor de comenzar en un nuevo entorno, los síntomas de ansiedad por la separación que sufren de las personas que los cuidaban en sus países de origen.

Leer:  Juez dice que "rompe el corazón" ver a niñlos solos

También, estos niños se han reunido con sus padres que no habían cuidado de ellos durante muchos años, y por eso los padres biológicos tienen dificultades para tratar con sus hijos, según señaló un informe presentado por el SEPA.

Polémica por fondos para la asistencia legal de niños migrantes Univision

Otro problema identificado ha sido el abuso sexual que sufrieron las niñas en sus países de origen o durante su viaje para entrar al país y de las cuales algunas llegaron embarazadas.

Según datos del LAUSD, de los 3,900 jóvenes que han sido reubicados en California entre enero y julio del 2014, 1,993 corresponden al condado de Los Ángeles.

Los problemas que más presentan los menores

Entre los jóvenes que llegaron sin acompañante desde el 2013, la edad promedio está entre 12 y 17 años y el 73% de ellos son varones.

De los aproximadamente 57,000 menores indocumentados detenidos hasta mayo de 2014, 37% provenían de Guatemala, 26% de El Salvador y 30% de Honduras, según cifras del Departamento de Servicios Humanos

publicidad

De los menores detenidos, 55% fueron reunificados con sus padres, 15% con sus familiares y 14% con sus hermanos.

Leer:  EEUU planera dar refugio a niños migrantes

Ofelia López, consejera del LAUSD, cree que todavía es muy temprano diagnosticar todos los problemas que pueden presentar los menores.

"Apenas estamos lidiando con las primeras dificultades: la adaptación a la escuela y al sistema, la falta de entender el idioma y las ansiedades que la separación y las nuevas circunstancias generan", manifestó a Efe.

La depresión, las huellas de la violencia, el desprendimiento de su tierra y de sus costumbres y el sentirse extraños en un nuevo país son los problemas que habrá que manejar en el futuro.

"Afortunadamente los niños y los jóvenes tienen una gran capacidad de adaptación y tenemos confianza en que saldrán adelante si cuentan con la ayuda adecuada", concluyó López.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad