publicidad
Madres inmigrantes piden frenar las deportaciones.

Madres indocumentadas en ayuno piden voto en EEUU para frenar deportaciones

Madres indocumentadas en ayuno piden voto en EEUU para frenar deportaciones

Una veintena de madres indocumentadas en ayuno hicieron un llamamiento al voto en las elecciones de EEUU.

Madres inmigrantes piden frenar las deportaciones.
Madres inmigrantes piden frenar las deportaciones.

Una veintena de madres indocumentadas en ayuno hicieron hoy un llamamiento al voto en las elecciones legislativas de EEUU en una protesta ante la Casa Blanca, para pedir al presidente Barack Obama que, tras las comicios, tome medidas para frenar las deportaciones y aprobar una reforma migratoria.

"Le pedimos a nuestros hermanos que tienen el privilegio de poder votar que salgan mañana. Mañana es un día muy importante para nosotros porque necesitamos un cambio en el Congreso", dijo a Efe la activista Lenka Mendoza de la organización "DREAMer's Moms USA" ("Madres de los Soñadores USA").

Las madres de los "soñadores" (jóvenes que llegaron a EEUU sin papeles, pero que obtuvieron un permiso temporal para trabajar y estudiar) comenzaron hoy una huelga de hambre, aunque no podrán expresar su petición mediante el voto en los comicios que mañana renuevan la Cámara de Representantes y un tercio del Senado.

publicidad

Por eso, las manifestantes pidieron a los latinos con papeles que ejerzan su derecho al sufragio a fin de conseguir una reforma migratoria "comprensiva, humana y justa".

"Sabemos que el actual Congreso no va a aprobar esa reforma", afirmó Mendoza, quien criticó el "inmovilismo" de los republicanos, que han bloqueado la reforma en la Cámara baja durante más de un año, después de que un proyecto bipartidista lograra la aprobación del Senado.

Sin embargo, Mendoza también se dirigió a los demócratas y recordó las promesas de Obama, quien garantizó que reformaría el sistema de inmigración antes de verano, y luego pospuso esta decisión hasta finales de año.

"Estamos aquí para decirle al señor presidente que el 5 de noviembre tiene que firmar una acción ejecutiva", destacó Mendoza, quien afirmó que las madres no tienen miedo, quieren luchar y están dispuestas a aguantar "frío y hambre".

En este sentido, la representante en Arizona de "DREAMers Moms USA" dijo que "ya no hay tiempo, porque día a día están siendo deportadas 1.100 personas", con el dolor que implica para las familias la deportación de uno de sus miembros.

Hizo especial incidencia en los niños que, cuando sus padres son expulsados del país, se quedan solos y a cargo de los servicios sociales para ser luego adoptados por otra familia.

publicidad

Vestidas con sudaderas negras en las que podía leerse "En huelga de hambre por los 11 millones de indocumentados", las madres, llegadas de Arizona, California o Connecticut, prometieron continuar con su protesta "hasta que el presidente cumpla su palabra".

De momento, celebrarán hoy una vigilia en una iglesia y mañana una jornada de protestas en la que desfilaran frente a la Casa Blanca con su característica pancarta rosa, que contiene lemas como "Legalización para todos" o "Dejad de romper nuestras familias".

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad